Centro de prensa

La donación de tres millones de tratamientos con oseltamivir a la OMS ayudará a responder rápidamente a una pandemia incipiente de gripe

Keystone
Mercado de Beijing (China)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) acoge con agrado la donación de tres millones de tratamientos con oseltamivir que ha hecho Roche para que se cree una reserva internacional de antivíricos que la OMS utilizará para responder rápidamente a una eventual pandemia de gripe.

En el marco de las medidas que está adoptando para detectar, mitigar y prepararse para una eventual pandemia de gripe, la OMS está creando una reserva internacional de antivíricos que permita responder rápidamente en cuanto comience la pandemia. En un acuerdo firmado hoy, Roche se ha comprometido a suministrar a la OMS tres millones de tratamientos con oseltamivir (Tamiflu), esto es, 30 millones de cápsulas que serían distribuidas entre las personas más necesitadas en los lugares donde se iniciara la eventual pandemia.

El oseltamivir puede ayudar a reducir la morbimortalidad y, junto con otras medidas, podría contener la aparición de un virus pandémico o frenar su propagación nacional e internacional. Si se hiciera llegar rápidamente al lugar donde se produjera un brote, la reserva de antivíricos podría ser especialmente útil para las poblaciones de los países más pobres.

«Si se produjera una pandemia de gripe, esos medicamentos podrían ser enviados rápidamente por vía aérea al lugar afectado», ha dicho el Dr. LEE Jong-wook, Director General de la OMS, durante una conferencia de prensa sobre la gripe que ha tenido lugar hoy en Ginebra. «Instamos a otros países a que nos ayuden a crear esa reserva mundial.»

El objetivo de la reserva de la OMS consiste en complementar otras medidas de preparación nacionales e internacionales, entre ellas las eventuales reservas nacionales.

La OMS está vigilando atentamente los actuales brotes de gripe aviar en Rusia, Kazajstán y otras zonas de Asia, y advierte de la posibilidad de que esos brotes y otros que se puedan producir evolucionen hacia una pandemia mundial de gripe si el virus sufre modificaciones que le permitan transmitirse fácilmente de persona a persona. Cuanto más tiempo circule la actual cepa (H5N1) del virus de la gripe aviar mayores serán las posibilidades de que las personas se infecten con esos virus H5N1 y, por consiguiente, mayor será el riesgo de que el virus se adapte a las personas y desencadene una pandemia.

En caso de que apareciera una cepa pandémica, sería vital frenar su propagación, porque de ese modo se podría ganar un tiempo muy valioso para producir vacunas contra el virus e instaurar otras medidas de emergencia. Combinada con otras medidas como la cuarentena y el aislamiento, la utilización intensiva de antivíricos en la zona donde apareciera la pandemia podría contribuir a retrasar la propagación.

Roche ha aceptado establecer una reserva de tres millones de tratamientos (30 millones de cápsulas) durante un periodo de cinco años. El primer millón de tratamientos (10 millones de cápsulas) estará listo a principios del próximo año, y los otros dos millones (20 millones de cápsulas) antes de mediados de 2006.

No se sabe cuándo se producirá la pandemia de gripe ni cuál será su gravedad, pero los expertos prevén que tendrá lugar. Por consiguiente, la OMS sigue instando a los países a que elaboren planes de preparación. La planificación debe incluir la cooperación internacional entre los países ricos y pobres, con el fin de reducir las posibilidades de propagación internacional, así como la morbilidad, la mortalidad y las perturbaciones sociales que han caracterizado las anteriores pandemias de gripe.

Compartir

Para más información puede ponerse en contacto con:

Ms Christine McNab
Responsable de comunicación
Oficina del Director General - OMS
Teléfono: +41 22 791 4688
Teléfono móvil: +41 79 254 6815
e-mail: mcnabc@who.int

Mr Dick Thompson
Responsable de comunicación
OMS/Ginebra
Teléfono: +41 22 791 2684
e-mail: thompsond@who.int

Enlaces conexos

Background for journalists - en inglés