Centro de prensa

La Asamblea Mundial de la Salud se abre con llamamientos a afrontar con más ambición los problemas sanitarios

La 58ª Asamblea Mundial de la Salud se ha abierto hoy con una serie de llamamientos de importantes figuras del ámbito de la salud que piden que se encaren de forma más ambiciosa los problemas sanitarios que afectan a los pobres en todo el mundo.

El Dr. LEE-Jong-wook, Director General de la Organización Mundial de la Salud, ha instado a los países a colaborar "para garantizar que nuestras actividades estén bien informadas y que nuestros conocimientos se utilicen correctamente. La acción sanitaria nos recuerda de forma sistemática que la acción sin conocimientos es un esfuerzo inútil, al igual que los conocimientos sin acción son un recurso inútil".

El Director General de la OMS también ha señalado a la atención lo que considera "la amenaza sanitaria más grave a la que se enfrenta hoy el mundo: la gripe aviar", comentando que "aunque no se pueda predecir cuándo sucederá, es seguro que cuando aparezca el virus pandémico la propagación mundial será veloz. Ello representa un grave peligro para la población de todos los países… Debemos hacer todo lo que esté en nuestras manos para lograr el máximo grado de preparación. Cuando se produzca la pandemia, nuestra respuesta tendrá que ser inmediata, integral y eficaz".

Los oradores invitados a la Asamblea Mundial de la Salud han sido Su Excelencia el Sr. Maumoon Abdul Gayoom, Presidente de Maldivas, Bill Gates, cofundador de la Fundación Bill y Melinda Gates, y la Sra Ann Veneman, nueva Directora Ejecutiva del UNICEF.

El Presidente de Maldivas reclama más atención para el Ambiente y la Salud

El Sr. Maumoon Abdul Gayoom, Presidente de Maldivas, ha invitado a la Asamblea a imaginar la experiencia que supone que un día, "de repente y sin previo aviso, el mar suba unos cuatro metros y arrase toda la isla. En cuestión de minutos, las aguas se retiran, mientras el maremoto hace estragos en todo el Océano Índico. Tras su paso, los seres queridos han desaparecido y nadie volverá a verlos vivos, la isla ha quedado reducida a escombros, y la comunidad permanece en estado de shock".

El Sr. Gayoom ha agradecido a la comunidad internacional su rápida respuesta, pero se ha declarado preocupado por la lentitud con que los donantes han proporcionado asistencia para las actividades de limpieza y para la "importante tarea de reparar los daños sufridos por la infraestructura de abastecimiento de agua y alcantarillado".

Ha hablado también de los importantes cambios acontecidos en el mundo durante los últimos años: "La globalización, los rápidos viajes aéreos y el comercio han aumentado las oportunidades de forjar alianzas y fomentar la integración socioeconómica. Pero por otro lado esos factores han abierto las puertas a la propagación rápida de enfermedades infecciosas de una parte a otra del mundo en cuestión de días".

Las enfermedades infecciosas más mortíferas siguen teniendo efectos devastadores, pero "el riesgo de aparición de nuevos agentes patógenos se ha convertido en una amenaza igualmente preocupante". El Sr. Gayoom ha advertido también que debe prestarse más atención al impacto del ambiente en la salud: "La conexión entre el ambiente y la salud muestra que para abordar los retos planteados en esas dos áreas se requiere una alianza mundial, en la que todos sean parte de la solución y ninguno represente un problema".

Bill Gates dice que la ciencia y la tecnología permiten contemplar el futuro con esperanza

En su discurso, el Sr. Gates se ha referido a los "heroicos esfuerzos" realizados por los agentes de salud en situaciones caracterizadas por la proliferación de todo tipo de enfermedades y por la escasez de recursos". Pero ha advertido a los delegados que "el mundo está defraudando a miles de millones de personas", porque la población de los países ricos no tiene que afrontar los problemas de salud que están matando a millones de personas pobres.

El Sr. Gates pasó a subrayar su esperanza de cara al futuro, justificada por lo que calificó de "milagros asombrosos" de la ciencia y la tecnología. "Estamos a punto de lograr avances históricos para reducir las enfermedades en el mundo en desarrollo", señaló. "Nunca habíamos dispuesto de nada parecido a los medios que hoy poseemos tanto para dar a conocer los problemas como para descubrir y aplicar soluciones".

Si deseamos construir un mundo donde "todas las personas, dondequiera que nazcan, puedan acceder a la atención preventiva, las vacunas y los tratamientos que necesiten para disfrutar de una vida sana", añadió el Sr. Gates, todos tienen una función que desempeñar:

  • los gobiernos de los países desarrollados deben aumentar sus compromisos financieros;
  • los gobiernos de los países en desarrollo deben incrementar radicalmente la proporción de sus presupuestos dedicada a la salud;
  • hay que destinar más recursos a la investigación de enfermedades que afectan a la población de los países en desarrollo;
  • los científicos deben centrarse en la implementación de las nuevas intervenciones, no sólo en su desarrollo; y
  • la población en general debe instar a sus gobiernos a invertir más dinero en iniciativas encaminadas a "lograr que las fuerzas del mercado operen en mayor beneficio de las personas más pobres del mundo".

Ann Veneman, del UNICEF, recordó a los delegados que "hay todavía casi 11 millones de niños que mueren cada año por causas prevenibles. Casi siempre son los más pobres y más marginados".

"En las dos semanas que he trabajado en el UNICEF he conocido muchas cifras -ha dicho- pero ésa en concreto… 11 millones… destaca sobre cualquier otra".

La Sra. Veneman pasó a expresar su convencimiento de que "podemos hacer mucho más en los próximos 10 años para ampliar el acceso al agua potable y mejorar la nutrición. Cada día mueren 4000 niños como consecuencia de enfermedades relacionadas con el agua que son prevenibles. Y la malnutrición tiene parte de responsabilidad en alrededor de la mitad de esos casi 11 millones de muertes infantiles que se producen innecesariamente cada año".

Compartir

Para más información puede ponerse en contacto con:

Mr Iain Simpson
Responsable de comunicación
Oficina del Director General - OMS
Teléfono: +41 22 791 3215
Teléfono móvil: +41 79 475 5534
e-mail: simpsoni@who.int