Centro de prensa

Termina la Asamblea de la Salud, que ha adoptado resoluciones de gran importancia para la salud pública mundial

La Asamblea de la Salud, máximo órgano decisor de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha concluido hoy su 58ª reunión. Más de 2200 personas de 192 Estados Miembros de la OMS, organizaciones no gubernamentales y otros observadores han asistido a la reunión, que ha tenido lugar del 16 al 25 de mayo.

La Sra. Elena Salgado, Ministra de Sanidad y Consumo de España, fue elegida Presidenta de la Asamblea. El Dr. LEE Jong-wook, Director General de la OMS, alentó a los delegados a determinar las mejores alternativas para hacer llegar las soluciones sanitarias disponibles a todos los que las necesitan. Uno de los oradores invitados fue el Presidente de la República de Maldivas, Su Excelencia el Sr. Maumoon Abdul Gayoom, quien se refirió a la devastación causada recientemente por el maremoto y a los esfuerzos que siguen realizándose para reconstruir las viviendas, las comunidades y las vidas. Bill Gates, cofundador de la Fundación Bill y Melinda Gates, también se dirigió a la Asamblea el primer día para subrayar su esperanza en el futuro, justificada según dijo por los "asombrosos milagros" de la ciencia y la tecnología. La Sra. Ann Veneman, Directora Ejecutiva del UNICEF, subrayó la importancia de la supervivencia infantil en un mundo donde casi 11 millones de niños fallecen antes de cumplir cinco años. Y un cuarteto de la Orquesta Filarmónica de Viena habló con el lenguaje de la música, actuando en la ceremonia de apertura antes de que la orquesta fuese nombrada Embajadora de Buena Voluntad de la OMS.

Entre los logros más destacados de la Asamblea cabe citar la adopción del Reglamento Sanitario Internacional revisado, que regula la respuesta nacional e internacional a los brotes epidémicos, la aprobación del proyecto de presupuesto por programas para 2006-2007, que incluye un aumento del 4% del presupuesto ordinario, y el establecimiento de una Día Mundial del Donante de Sangre como evento anual oficial que se celebrará cada 14 de junio.

En este comunicado de prensa se resumen las decisiones adoptadas en la 58ª Asamblea Mundial de la Salud.

La Asamblea ha examinado los progresos realizados hasta la fecha en materia de erradicación de la poliomielitis y ha determinado las medidas a tomar para romper las últimas cadenas de transmisión del poliovirus salvaje en todo el mundo para el final de este año. La Asamblea ha tomado nota asimismo de los progresos realizados con miras a extender masivamente el tratamiento y la atención en el marco de una respuesta coordinada y amplia contra el VIH/SIDA, y ha examinado el tema de las reservas de vacuna antivariólica y las investigaciones sobre el virus de la viruela.

Reconociendo que son demasiadas las personas que sufren y mueren en crisis y desastres como consecuencia de problemas sanitarios a menudo prevenibles, la Asamblea de la Salud ha adoptado una resolución sobre la acción sanitaria en relación con las crisis y los desastres, con especial referencia a los terremotos y maremotos del 26 de diciembre de 2004. En la resolución se pide a la OMS que contribuya a establecer sistemas de alerta anticipada para brotes epidémicos, mejorar el acceso a agua salubre y sistemas de saneamiento y aumentar el acceso a la atención sanitaria que requieren las necesidades de salud física y mental de la gente. Asimismo se insta a los Estados Miembros a formular planes de preparación para desastres y a prestar más atención a la violencia de género dada su creciente importancia en las crisis.

La Asamblea ha subrayado también la importancia de la preparación y respuesta ante una epidemia de gripe adoptando una resolución en la que se pide a todos los Estados Miembros que desarrollen y apliquen planes nacionales de preparación y respuesta ante epidemias de gripe centrados en limitar el impacto sanitario y los trastornos económicos y sociales. La resolución pide además al Director General de la OMS que busque una solución para el problema que supone actualmente la escasez mundial de vacunas contra la gripe. Abordando una cuestión relacionada, los Estados Miembros han observado que la contención de los agentes y toxinas microbiológicos en los laboratorios es fundamental para prevenir brotes de enfermedades como el SRAS, y han adoptado una resolución con miras a mejorar la bioseguridad en el laboratorio.

Encarando las muertes prevenibles que causa la malaria, más de un millón cada año, la Asamblea ha adoptado una resolución que exhorta a intensificar las actividades de lucha contra esa enfermedad. Dicha resolución pide a la OMS que refuerce su colaboración con los Estados Miembros para alcanzar los objetivos acordados internacionalmente contra la malaria, incluida la posible adquisición a granel por la OMS de mosquiteros tratados con insecticida y de medicamentos antimaláricos. La Asamblea ha deliberado también sobre el creciente número de casos de tuberculosis multirresistente y sobre el agravamiento de la morbilidad y la mortalidad registrado entre los enfermos tuberculosos VIH-positivos, y ha adoptado una resolución sobre la financiación sostenible de la prevención y el control de la tuberculosis; en ella se pide a los Estados Miembros que establezcan mecanismos de colaboración entre los programas de tuberculosis y de VIH y que integren la prevención y el control de esa enfermedad en sus planes de desarrollo sanitario.

La Asamblea Mundial de la Salud ha adoptado una resolución en la que aplaude una nueva y ambiciosa Visión y Estrategia Mundial de Inmunización, que brinda un marco para la planificación y aplicación de programas nacionales de inmunización durante 2006-2015. Entre los objetivos de la estrategia cabe citar una más amplia cobertura de vacunación y una mayor equidad en el acceso a la inmunización, y la inclusión de otras intervenciones, en particular del suministro de mosquiteros tratados con insecticida y de suplementos de vitamina A, en el momento de la inmunización.

En respuesta al aumento de la incidencia del cáncer en todo el mundo, la Asamblea de la Salud ha adoptado una resolución para promover estrategias de prevención y control del cáncer en todos los Estados Miembros. Si bien muchos países están formulando o han formulado ya programas de lucha contra el cáncer, sigue habiendo una importante divergencia entre los conocimientos disponibles y la práctica, sobre todo en muchos países en desarrollo. En la resolución se exhorta a mejorar las medidas de prevención, detección precoz y tratamiento del cáncer, así como a aumentar la atención paliativa. La OMS formulará una estrategia de prevención y control del cáncer que ayudará los países a hacer frente a esta crisis sanitaria que no cesa de agravarse, lo cual representa una nueva e importante iniciativa para la OMS.

La Asamblea ha adoptado una resolución sobre "Acelerar la consecución de los objetivos de desarrollo relacionados con la salud acordados internacionalmente, incluidos los que figuran en la Declaración del Milenio", en la que se insta a los países desarrollados a desplegar esfuerzos para ampliar la ayuda oficial para el desarrollo al 0,7% del producto nacional bruto, y a los países africanos, a cumplir el compromiso que asumieron en la Cumbre Africana de Abuja en 2001 para asignar el 15% de su presupuesto nacional a la salud. En la resolución se mencionan además aspectos concretos que requieren una acción inmediata: la crisis de recursos humanos para la salud y la necesidad de garantizar que las mejoras sanitarias lleguen a la población más pobre de los países, sobre todo en los que han sufrido conflictos y crisis. En otra resolución, la Asamblea subraya la necesidad de promover la salud materna, del recién nacido y del niño para alcanzar los objetivos de desarrollo establecidos en la Declaración del Milenio. La resolución insta a los Estados Miembros a consignar recursos y a acelerar la aplicación de medidas nacionales para lograr el acceso y la cobertura universales de las intervenciones de salud materna, del recién nacido y del niño mediante la atención de salud reproductiva.

La nutrición de los lactantes y los niños pequeños ha sido otro de los temas debatidos, y la Asamblea ha adoptado una resolución en la que se exhorta a los Estados Miembros a que sigan protegiendo, fomentando y apoyando la lactancia exclusivamente materna durante los primeros seis meses de vida como recomendación mundial de salud pública. Asimismo, se insta a los Estados Miembros a que informen a los profesionales sanitarios, a los padres y a otros cuidadores de que la leche maternizada en polvo puede contener microorganismos patógenos y los instruyan sobre las mejores prácticas de preparación, uso y manipulación de la leche maternizada en polvo, con el fin de reducir al mínimo los peligros para la salud.

La Asamblea también ha abordado el tema de la migración internacional del personal sanitario, y en particular del personal sanitario con formación de alto nivel que migra de los países en desarrollo a los países desarrollados. Se ha adoptado una resolución en la que se pide al Director General de la OMS que fortalezca el programa de la Organización en materia de recursos humanos para la salud. El desarrollo de los recursos humanos para la salud será el tema del Informe sobre la Salud en el Mundo 2006 y del Día Mundial de la Salud de ese año, y constituirá también una de las principales áreas del Programa General de Trabajo de la OMS para 2006-2015.

En 2025 habrá más de 1000 millones de personas de más de 60 años, la mayoría de ellas en el mundo en desarrollo, y se espera que la cifra se duplique en 2050. La Asamblea de la Salud ha examinado los progresos realizados en la aplicación de la política marco de la OMS sobre el envejecimiento y ha adoptado una resolución sobre la promoción de un envejecimiento activo y saludable. La resolución exhorta a la recién formada Comisión sobre Determinantes Sociales de la Salud a que incluya los aspectos relacionados con el envejecimiento activo y saludable entre sus recomendaciones sobre políticas.

La Asamblea también ha aprobado una resolución sobre la discapacidad, con el objetivo de mejorar considerablemente la vida de aproximadamente 600 millones de personas discapacitadas. La resolución exhorta a los Estados Miembros a que promuevan los derechos y la dignidad de las personas discapacitadas, apoyen los programas comunitarios de rehabilitación e incluyan un componente de discapacidad en sus políticas y programas nacionales de salud. La OMS apoyará a los Estados Miembros en estos esfuerzos y en la recopilación de datos más fiables sobre todos los aspectos pertinentes de la discapacidad, además de respaldar la investigación sobre cuáles son las respuestas más eficaces.

La Asamblea de la Salud ha tomado nota de que la carencia de yodo es una de las principales causas de daño cerebral en la infancia, y ha pedido que se renueven los esfuerzos para erradicar este problema en los Estados Miembros con elevada incidencia de carencia de yodo. La ingesta deficiente de yodo durante el embarazo y la infancia temprana es causa de alteraciones del desarrollo cognitivo y motor en los niños pequeños. La OMS calcula que hay 2 mil millones de personas en riesgo de sufrir carencia de yodo. La solución es simple y rentable, dado que es fácil añadir yodo a la sal de mesa. Se ha adoptado una resolución que insta a renovar la cooperación para eliminar la carencia de yodo.

Reconociendo la amenaza creciente que supone la resistencia a los antimicrobianos, la Asamblea ha adoptado una resolución para mejorar su contención, a través, sobre todo, del uso racional de los medicamentos. La resistencia está creciendo más rápidamente que el desarrollo de nuevos fármacos, y los actuales medicamentos eficaces frente a las infecciones no pueden mantener el ritmo. En la resolución se exhorta a los Estados Miembros a que elaboren una estrategia integrada, global y coherente para contener la resistencia, fomentar el uso apropiado de los antimicrobianos y vigilar su uso y los niveles de resistencia. Asimismo, se insta a la OMS a que fortalezca su liderazgo en la lucha por contener la resistencia, cree sistemas de vigilancia y sistemas de educación de los pacientes, y colabore con los programas y asociados pertinentes para fomentar el uso racional de los medicamentos.

La Asamblea ha adoptado una resolución en la que se insta a la OMS a que examine los problemas de salud pública causados por el uso nocivo del alcohol. Los cambios mundiales en los hábitos de consumo, el aumento del consumo y el consumo excesivo, especialmente entre los jóvenes, son algunos de los factores que contribuyen a que el uso nocivo del alcohol se haya convertido en uno de los principales riesgos para la salud, responsable de un 4% de la carga mundial de morbilidad. El alcohol es un factor etiológico en más de 60 enfermedades, entre ellas las enfermedades cardiovasculares, los trastornos mentales, las lesiones y muertes por accidentes de tráfico, y los comportamientos de alto riesgo. En colaboración con una amplia gama de partes interesadas, la OMS realizará evaluaciones de estos problemas de salud pública y elaborará políticas, estrategias e intervenciones eficaces para ayudar a los Estados Miembros a hacerles frente y reducirlos.

La Asamblea de la Salud ha expresado su preocupación por el deterioro de la situación económica y sanitaria, así como por la crisis humanitaria que se vive en el territorio palestino ocupado, y ha adoptado una resolución al respecto.

La Asamblea ha tomado nota de que en muchos países es necesario desarrollar más los sistemas de financiación de la sanidad a fin de garantizar el acceso a los servicios necesarios y proporcionar protección frente al riesgo financiero. En este sentido, ha adoptado una resolución sobre financiación sostenible de la salud, cobertura universal y seguro social de enfermedad en la que se insta al Director General a que proporcione apoyo a los Estados Miembros para que evalúen las repercusiones de los cambios de los sistemas de financiación de la sanidad en los servicios de salud, a medida que estos avanzan hacia la cobertura universal.

Habiendo tomado nota del potencial impacto de los progresos de las tecnologías de la información y la comunicación, la Asamblea de la Salud ha adoptado una resolución en la que se estimula el trabajo en el campo de la cibersalud. La cibersalud consiste en el uso seguro y costoeficaz de las tecnologías de la información y la comunicación en la esfera de la salud y en otras esferas conexas, como los servicios de atención de salud, la vigilancia sanitaria y la literatura y la educación sobre temas de salud. La resolución insta a los Estados Miembros a que procuren acercar los servicios de cibersalud a la población, y en particular a los grupos vulnerables, y pide al Director General de la OMS que continúe la expansión de mecanismos que, como la Academia de la Salud, fomentan a través del ciberaprendizaje la concienciación sobre temas de salud y la adopción de modos de vida saludables.

Reconociendo que la investigación de calidad y la generación y aplicación de conocimientos son imprescindibles para mejorar el funcionamiento de los sistemas de salud y alcanzar la equidad en materia de salud, la Asamblea ha adoptado una resolución que reconoce la Declaración de México sobre las Investigaciones Sanitarias, formulada en la Cumbre Ministerial sobre Investigación en Salud.

La Asamblea también ha debatido el proceso de reforma de las Naciones Unidas y el papel de la OMS en la armonización de las actividades operacionales para el desarrollo a nivel de país, y ha adoptado una resolución en la que se pide al Director General de la OMS que asegure que la Organización seguirá llevando a cabo en los países actividades acordes con las prioridades de los Estados Miembros, y coordine las actividades de la OMS con las de otras organizaciones del sistema de las Naciones Unidas y otros interesados que trabajan para mejorar los resultados sanitarios.

La Presidenta de la Asamblea de la Salud fue la Sra. Elena Salgado (España). Hubo cinco Vicepresidentes: el Sr. Saley Key (Eritrea), el Dr. M. Fikri (Emiratos Árabes Unidos), la Sra. Annette King (Nueva Zelandia), el Profesor Suchai Charoenratanakul (Tailandia) y el Dr. Miguel Fernández Galeano (Uruguay). El Presidente de la Comisión A fue el Dr. Bijan Sadrizadeh (Irán) y el Presidente de la Comisión B fue el Dr. Jerome Walcott (Barbados).

Compartir

Para más información puede ponerse en contacto con:

Ms Christine McNab
Responsable de comunicación
Oficina del Director General - OMS
Teléfono: +41 22 791 4688
Teléfono móvil: +41 79 254 6815
e-mail: mcnabc@who.int

Mr Iain Simpson
Responsable de comunicación
Oficina del Director General - OMS
Teléfono: +41 22 791 3215
Teléfono móvil: +41 79 475 5534
e-mail: simpsoni@who.int

Dr Fadéla Chaib
OMS/Ginebra
Teléfono: +41 22 791 3228
Teléfono móvil: +41 79 477 1738
e-mail: chaibf@who.int