Centro de prensa

Informe sobre la salud en la Región de África

Según el nuevo informe de la OMS, África está elaborando soluciones propias para combatir la morbilidad y mejorar la salud

Abundan los signos en todo el continente: África está encontrando soluciones propias para resolver sus problemas de salud.

En Uganda, el 50 % de los pacientes de VIH/SIDA tienen acceso a tratamiento antirretroviral capaz de salvarles la vida gracias a un innovador programa cuyo objeto es capacitar al personal de enfermería para que efectúe parte de las actividades que tradicionalmente realizan los médicos, y a los agentes de salud comunitarios para que lleven a cabo parte del trabajo de las enfermeras.

En Malí, los planes de participación de la comunidad en los gastos han permitido dotar a 35 de los 57 centros de salud comunitarios del país de personal capacitado para asistir partos y practicar cesáreas de urgencia, lo que ha dado acceso a atención obstétrica especializada a miles de mujeres que antes no podían pagarla.

En Rwanda, una campaña de seguridad vial dirigida por la policía, en cuyo marco se multa por no llevar puesto el cinturón de seguridad o el casco, ha permitido reducir en casi una cuarta parte el número de víctimas mortales por traumatismos ocasionados por accidentes de tráfico en un solo año.

En Sudáfrica se ha puesto en marcha un tren de asistencia sanitaria que lleva a jóvenes médicos y a estudiantes de medicina de último año hasta zonas agrícolas aisladas que de otro modo no tendrían acceso a servicios médicos básicos. Hasta la fecha, ese servicio ferroviario ha permitido prestar asistencia de salud a medio millón de personas, y se han podido realizar exámenes médicos y proporcionar educación para la salud a otras 800 000.

Éstos y otros avances expuestos en el Informe sobre la salud en la Región de África: la salud de la población, el primer informe dedicado a la salud de los 738 millones de personas que viven en la Región de África de la Organización Mundial de la Salud, ofrece la esperanza de que, con el tiempo y suficiente apoyo internacional, la región será capaz de abordar los importantísimos problemas sanitarios a los que se enfrenta.

«África se enfrenta a la crisis de salud pública más grave del mundo, pero este informe pone de manifiesto que hay soluciones de salud pública que funcionan en el entorno africano. Esas soluciones podrán llevarse a todos los africanos que lo necesiten, si los gobiernos aprovechan lo aprendido de las intervenciones eficaces y procuran mejorar su coordinación con las actividades de los asociados internacionales», afirma Alpha Oumar Konaré, Presidente de la Comisión de la Unión Africana.

El informe ofrece un análisis exhaustivo de los principales problemas de salud pública y de los progresos realizados para resolverlos en la Región de África.

  • El VIH/SIDA sigue haciendo estragos en la región de África de la OMS, donde vive el 11 % por ciento de la población mundial y el 60 % de las personas afectadas por el VIH en el mundo. Aunque el VIH/SIDA sigue siendo la principal causa de muerte entre los adultos, cada vez es mayor el número de personas que recibe tratamiento capaz de salvarles la vida. El número de personas VIH-positivas a quien se administra medicamentos antirretrovirales se ha multiplicado por ocho, y entre diciembre de 2003 y diciembre de 2005 pasó de 100 000 a 810 000 personas.
  • Más del 90 % de los aproximadamente 300 a 500 millones de casos de paludismo que hay en el mundo cada año se producen en África, principalmente en niños menores de cinco años. Sin embargo, en la mayoría de los países se está empezando a aplicar políticas de tratamiento más adecuadas. De los 42 países de la Región de África donde el paludismo es endémico, 33 han adoptado como tratamiento de primera línea la terapia combinada basada en la artemisinina, el tratamiento antimalárico más eficaz disponible en la actualidad.
  • La oncocercosis ha dejado de ser un problema de salud pública y desde 1986 los programas de lucha contra la dracunculosis han permitido reducir el número de casos en un 97 %. La lepra está a punto de ser eliminada, según la definición de menos de un caso por cada 10 000 habitantes de la Región.
  • La mayoría de los países está avanzando satisfactoriamente en la prevención de las enfermedades de la infancia. La poliomielitis está a punto de ser erradicada y en 37 países se vacuna contra el sarampión al menos al 60 % de la población infantil. En total, el número de defunciones por sarampión se ha reducido en más del 50 % desde 1999. Solamente en 2005, 75 millones de niños fueron vacunados contra esta enfermedad.

Si bien el informe señala a la atención mundial los logros más recientes, también hace una valoración explícita de los principales obstáculos, tales como la elevada tasa global de mortalidad materna y neonatal de la Región. Diecinueve de los 20 países con la mayor proporción de mortalidad materna en el mundo están en África; y la región registra la tasa de mortalidad neonatal más elevada del mundo. Además, los sistemas de salud del continente africano han de soportar la excesiva carga impuesta por las enfermedades transmisibles potencialmente mortales y las tasas cada vez mayores de enfermedades no transmisibles. La necesidad de servicios básicos de saneamiento sigue estando desatendida en muchos casos: únicamente el 58 % de la población del África subsahariana tiene acceso a abastecimiento de agua potable. Enfermedades no transmisibles como la hipertensión, las cardiopatías y la diabetes están aumentando, y los traumatismos siguen figurando entre las principales causas de mortalidad en la Región.

«Sabemos cuáles son los problemas y cómo resolverlos, pero también somos conscientes de que la fragilidad de los sistemas de salud de los países africanos constituye un gran obstáculo a la hora de extender la aplicación de las soluciones que se subrayan en el informe. Si queremos seguir avanzando, los gobiernos africanos y sus asociados deberán asumir un firme compromiso e invertir más fondos en el fortalecimiento de los sistemas de salud,» ha dicho el Dr. Luis Gomes Sambo, Director Regional de la Oficina Regional de la OMS para África.

Para más información puede ponerse en contacto con:

Addis Ababa
Sam Ajibola
Responsable de Comunicación, Oficina Regional para África
Móvil: +242 653 7022
E-mail: ajibolas@afro.who.int

Ginebra
Iain Simpson
Responsable de Comunicación, OMS
Móvil: +41 79 475 5534
E-mail: simpsoni@who.int

Londres
Judith Mandelbaum-Schmid
Responsable de Comunicación, OMS
Móvil: +41 79 254 6835
E-mail: schmidj@who.int

Compartir