Centro de prensa

La OMS, sede de una reunión crucial para mil millones de personas, en la que decisores de todo el mundo se comprometen a tomar medidas contra enfermedades olvidadas

La donación de medicamentos contra la esquistosomiasis debilitante cambiará la vida de los niños africanos

Ginebra - La Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros importantes asociados se han reunido durante el jueves y el viernes para poner de relieve su compromiso sin precedentes en la lucha contra las denominadas enfermedades tropicales desatendidas. Han reafirmado ese compromiso líderes políticos y ministerios de salud de los países afectados, organismos y bancos de desarrollo, fundaciones, científicos y algunas de las más importantes empresas farmacéuticas.

La mayoría de las enfermedades desatendidas son causadas por parásitos que prosperan en entornos empobrecidos, caracterizados por la precariedad de los sistemas de abastecimiento de agua y de saneamiento y de las viviendas. Aparte de su estrecha relación con la pobreza, esas enfermedades tienen en común el hecho de que deforman y discapacitan permanentemente a un gran número de personas pobres, que quedan así atrapadas en su situación de pobreza.

Se estima que hay en todo el mundo unos mil millones de personas -una sexta parte de la población mundial- afectada por una o más de esas enfermedades. La evidencia obtenida recientemente sobre su grave impacto en el desarrollo socioeconómico ha propiciado un compromiso sin precedentes para reducir esa carga. El control de esas enfermedades se considera hoy un componente del esfuerzo mundial de reducción de la pobreza.

"Este evento marca un hito decisivo en la larga y bien conocida historia de algunas de las enfermedades más viejas de la humanidad", ha señalado la Directora General de la OMS, Dra. Margaret Chan, en su discurso de apertura. "La carga que suponen estas enfermedades, medida sólo en forma de miseria humana, es inadmisible. Estamos determinados a adoptar medidas."

La mayoría de estas enfermedades afectaron en otro tiempo a zonas extensas, pero desaparecieron progresivamente a medida que mejoraron el nivel de vida y la higiene. La disponibilidad de medicamentos seguros y eficaces en grandes cantidades permite, por primera vez en la historia, adoptar medidas inmediatas contra esas enfermedades, sin necesidad de esperar que vaya mejorando progresivamente la situación.

El Vicepresidente de la República Unida de Tanzanía, Su Excelencia el Dr. Ali Mohamed Shein, ha declarado en la reunión que deseaba "subrayar que todas esas enfermedades no están desatendidas en modo alguno en los países en desarrollo… Nosotros, en Tanzanía, por ejemplo, sabemos desde los principios de la independencia que la situación sanitaria y la prestación de servicios de salud son el núcleo del desarrollo socioeconómico. Hemos librado una guerra prolongada contra todas las enfermedades, que consideramos un obstáculo para el desarrollo, como lo son también la pobreza y la ignorancia".

Dado que esas enfermedades afectan a un gran número de personas muy pobres, la decisión de la industria de suministrar medicamentos para la prevención o el tratamiento a un costo bajo o nulo también ha sido decisiva para propiciar este punto de inflexión.

Durante la sesión del jueves, la Dra. Chan y el Sr. Elmar Schnee, miembro del Consejo de Administración de Merck KGaA, firmaron un acuerdo para combatir la esquistosomiasis.

La OMS recibirá una donación de 200 millones de comprimidos del medicamento prazicuantel, cuyo valor de mercado se estima en US$ 80 millones. El acuerdo podría proteger a millones de niños de la esquistosomiasis, una parasitosis por helmintos que afecta a unos 180 millones de personas, la mayoría de ellas niños africanos. Los diez años de colaboración impulsarán las actividades de tratamiento de la esquistosomiasis que ha emprendido la OMS centrándose en los países menos adelantados con alta endemicidad de la enfermedad.

"Esta dolencia constituye uno de los mayores riesgos para la salud de los niños africanos después de la malaria, pero esta colaboración aumenta las probabilidades de que disfruten de una vida sana en unos países lastrados por las enfermedades de la pobreza", ha señalado el Sr. Elmar Schnee, de Merck KGaA.

Existen instrumentos costoeficaces para eliminar varias de las enfermedades tropicales desatendidas, algunos a un costo de sólo US$ 0,5 por persona. El año pasado la OMS lanzó una nueva estrategia para mejorar el control simultáneo de varias de esas enfermedades.

En esa estrategia de antibioticoterapia preventiva se utiliza una combinación de tres medicamentos esenciales para prevenir y controlar varias parasitosis por helmintos al mismo tiempo. La OMS había asegurado el acceso a dos medicamentos cruciales para la citada estrategia: el albendazol y la ivermectina. Con el acuerdo firmado hoy, la OMS ha asegurado también el suministro de prazicuantel, fármaco considerado durante mucho tiempo el "eslabón perdido" de la estrategia.

Se han logrado ya avances considerables en la lucha emprendida para controlar y eliminar muchas enfermedades tropicales desatendidas: el número de casos de lepra ha disminuido de 5,2 millones en 1985 a menos de 220 000 en la actualidad; 14,5 millones de personas que padecían esa enfermedad han conseguido curarse. La dracunculosis lleva camino de ser erradicada. Hasta ahora sólo se ha logrado erradicar una enfermedad, la viruela.

El acuerdo firmado con Merck es el último de una serie de colaboraciones iniciadas con el sector privado para respaldar el control y la posible eliminación de las diversas enfermedades tropicales desatendidas. Se adjunta una lista de otros proyectos de colaboración. En la reunión de esta semana se concretarán las medidas que habrá que tomar a partir de ahora a fin de garantizar el acceso a la prevención y el tratamiento de las enfermedades tropicales desatendidas para todos cuantos lo necesiten y de avanzar hacia su eliminación.

Lista de medicamentos donados por otros asociados


DONACIÓN ENFERMEDAD
Albendazol de GlaxoSmithKline Filariasis linfática
Azitromicina de Pfizer Tracoma
Eflornitina de Sanofi-Aventis Tripanosomiasis africana humana
Ivermectinade Merk & Co. Inc. Directamente a los países (filariasis linfática, oncocercosis)
Terapia multimedicamentosa de Novartis Lepra
Mebendazolde Johnson & Johnson Helmintiasis transmitida por el suelo
Melarsoprol de Sanofi-Aventis Tripanosomiasis africana humana
Nifurtimox de Bayer HC Para la tripanosomiasis africana humana (sólo para ensayos clínicos) y como tratamiento de la enfermedad de Chagas
Pentamidina de Sanofi-Aventis Tripanosomiasis africana humana
Para mayor la información, sírvase contactar:

Tiffany Domingo
OMS, Ginebra
Tel: +41 22 791 15 40
Celular: +41 79 516 31 36
E-mail: domingoc@who.int

Gregory Hartl
Asesor de comunicación
OMS, Ginebra
Tel: +41 22 791 4458
Celular: +41 79 203 6715
E-mail: hartlg@who.int

Compartir