Centro de prensa

Una vacuna mejor contra la meningitis podría marcar el final de este flagelo mortífero en África

Ensayada con buenos resultados, esta prometedora vacuna protegería a largo plazo y bajo costo contra las frecuentes epidemias de África

El Proyecto Vacunas contra la Meningitis ha dado a conocer hoy nuevos datos sobre los efectos de una vacuna contra la meningitis en niños de África occidental; esos datos sugieren que la nueva vacuna, cuyo precio de venta se ha previsto inicialmente en 40 centavos de los EE.UU. por dosis, será mucho más eficaz para proteger a los niños africanos y sus comunidades que cualquiera de las vacunas actualmente en venta en la región.

El Proyecto Vacunas contra la Meningitis, una alianza entre la Organización Mundial de la Salud y PATH, organización sin fines de lucro con sede en Seattle, está colaborando con un productor de vacunas, el Serum Institute of India Limited (SIIL), para fabricar la nueva vacuna contra el serogrupo A de Neisseria meningitidis (un meningococo). Los resultados preliminares de un ensayo de fase II de la vacuna experimental revelan que la vacuna podría con el tiempo reducir la incidencia de epidemias en los 21 países afectados del África subsahariana que constituyen «el cinturón de la meningitis». La vacuna bloquearía la infección por el mortífero serogrupo A del meningococo, y de esa manera protegería a toda la población; este fenómeno se conoce con el nombre de «inmunidad de grupo».

«Cuando pase a formar parte del arsenal de salud pública, esta vacuna posibilitará mejoras reales en África», dijo el Dr. F. Marc LaForce, Director del Proyecto. «La vacuna permitirá eliminar las epidemias meningocócicas que aquejan al continente desde hace más de 100 años.»

El nuevo ensayo, realizado en niños de 12 a 23 meses de edad en Malí y Gambia, indica que esta vacuna antimeningocócica conjugada es segura y genera niveles de anticuerpos casi 20 veces mayores que los obtenidos con la vacuna de polisacáridos (no conjugada) comercializada. Esto significa que la protección contra el serogrupo A del meningococo duraría varios años.

«Este importante estudio nos infunde la esperanza realista de que, gracias a la inmunización, se salvarán miles de vidas de niños, adolescentes y jóvenes adultos y se evitarán frecuentes sufrimientos, enfermedades y trastornos socioeconómicos», declaró la Dra. Margaret Chan, Directora General de la Organización Mundial de la Salud.

«En los próximos años será posible eliminar esas epidemias gracias a un uso extendido de la vacuna antimeningocócica conjugada contra el serogrupo A», anunció LaForce. «Las personas entre 1 y 29 años de edad quedarán protegidas con una dosis única administrada en grandes campañas de vacunación masiva. Se prevé que, gracias a estas últimas, se generará una inmunidad de grupo y, con el tiempo, se logrará eliminar la enfermedad.»

Tras los alentadores resultados preliminares de este estudio clínico de fase II, el Serum Institute y el Proyecto seguirán adelante con estudios de fase II/III en los cuales se pondrá a prueba la vacuna en personas de 2 a 29 años de edad, o sea la población a la cual se dirigirán principalmente las campañas de vacunación masiva. Los ensayos se realizarán en Malí, Gambia y al menos otro país africano. Se prevé efectuar otro estudio clínico este verano en la India, donde se patentará la vacuna. «El Serum Institute of India se dedica a desarrollar productos seguros, eficaces y asequibles para los países más pobres del mundo», informó su Presidente, el Dr. Cyrus Poonawalla. «Estos resultados son una confirmación y una prolongación de las observaciones realizadas el año pasado en nuestros estudios de fase I en la India. La nueva vacuna conjugada tiene un excelente perfil de seguridad en niños pequeños y es inmunológicamente superior a la vacuna de polisacáridos.»

Una vacuna conjugada une (o «conjuga») azúcares del meningococo con una proteína que, a su vez, estimula las células inmunitarias. Estas últimas producen luego anticuerpos contra los meningococos, protegiendo de la infección a la persona vacunada. En el estudio de fase II han participado 600 niños pequeños. Estaban inscritos en dos centros clínicos de África: el Centro para el Desarrollo de Vacunas (CVD) de Malí y los Laboratorios del Consejo de Investigaciones Médicas (MRC) de Gambia. El Dr. Brown Okoko, investigador principal del Consejo de Investigaciones Médicas en Basse, observó: «Los equipos clínicos del MRC y del CVD comparten la visión, la misión y el mandato del Proyecto Vacunas contra la Meningitis. Estamos muy motivados y orgullosos de poder contribuir al desarrollo de una vacuna imperiosamente necesaria en África».

El Dr. Samba Sow, investigador principal en el CVD de Malí, señaló: «Algunas de las familias que participaron en el estudio han perdido a varios de sus miembros por causa de la meningitis meningocócica. Quienes no han sido afectados directamente por ésta conocen sus terribles repercusiones en la comunidad. En la de Bamako se manifiesta gran apoyo al estudio clínico y a la vacuna nueva». iGATE Clinical Research International, una compañía de investigaciones por contrata con sede en Mumbai (India), está prestando servicios de gestión de datos.

«Los planes para el futuro son bastante ambiciosos», declaró LaForce. «Una vez finalizados con buenos resultados los estudios de fase II y asegurada la financiación, prevemos hacer el próximo año un estudio de demostración en un país hiperendémico donde utilizaremos la vacuna a escala de salud pública e inmunizaremos a toda la población de 1 a 29 años de edad. Si seguimos obteniendo buenos resultados en los ensayos y durante el estudio de demostración, la vacuna nueva, cuyo precio será de unos 40 centavos por dosis, podría introducirse en África en los próximos dos a tres años.»

La meningitis, una de las enfermedades infecciosas más temidas del mundo, obedece a una infección de las meninges (las membranas que envuelven el cerebro y la médula espinal). Aunque hayan recibido tratamiento con antibióticos, al menos el 10% de los pacientes mueren y hasta el 20% quedan con secuelas permanentes, por ejemplo retraso mental, sordera, epilepsia o una necrosis que obliga a la amputación de extremidades.

Los serogrupos más frecuentes de meningococos son A, B, C, Y y W135. Mientras que los serogrupos A, B y C son la causa de la mayor parte de los casos a nivel mundial, el serogrupo A causa epidemias letales explosivas cada 8 a 10 años, predominantemente en lo que se conoce como «el cinturón de la meningitis» africano, una zona que va desde el Senegal y Gambia al oeste hasta Etiopía al este. Esta zona tiene una población de unos 430 millones de personas expuestas a ese riesgo. La mayor onda epidémica registrada arrasó toda esa región en 1996–1997 y causó más de 250 000 casos y 25 000 defunciones.

En los últimos años África se había mantenido relativamente a salvo, pero los 41 526 casos notificados el año pasado y los 47 925 casos notificados este año llevan a temer una nueva onda epidémica en el África subsahariana.

Meses atrás, cuando una epidemia hacía estragos en Burkina Faso, el Proyecto Vacunas contra la Meningitis se asoció con Rockhopper TV para producir un documental sobre la meningitis meningocócica para la serie de la BBC titulada Kill or Cure. Después de mostrar de manera conmovedora y reveladora los efectos devastadores de las epidemias de meningitis en individuos, familias y comunidades, la película sigue en Malí, donde se está poniendo a prueba la nueva vacuna. Se transmitirá por BBC World del 8 al 13 de junio y después estará disponible en DVD y en el sitio web del Proyecto Vacunas contra la Meningitis.

Para más información, puede ponerse en contacto con:

Burness Communications:
Coimbra Sirica
Tel.: +1 631 757 4027
E-mail: csirica@burnesscommunications.com

Carol Vieira
Tel.: +1 401 714 0821
E-mail: cvieira@burnesscommunications.com

Proyecto Vacunas contra la Meningitis:
Monique Berlier
Móvil: +33 6 33 18 87 70
Tel.: +33 4 50 28 08 22
E-mail: mberlier@path.org

Iniciativa de la Organización Mundial de la Salud para la Investigación en Materia de Vacunas:
Alison Brunier
Tel.: +41 22 791 44 68
E-mail: bruniera@who.int

Compartir