Centro de prensa

La alianza alto a la tuberculosis y UNITAID aúnan fuerzas para reducir el déficit de medicamentos antituberculosos

La alianza alto a la tuberculosis y UNITAID aúnan fuerzas para reducir el déficit de medicamentos antituberculosos

El Servicio Farmacéutico Mundial de la Alianza Alto a la Tuberculosis y UNITAID anunciaron hoy una colaboración con 19 países* encaminada a reducir la vitalmente amenazadora escasez de medicamentos antituberculosos. La iniciativa facilitará esos medicamentos a países que están redoblando sus esfuerzos de control de la tuberculosis y han confirmado que recibirán apoyo del Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria u otro donante, pero por el momento no están en condiciones de satisfacer plenamente sus necesidades.

«Esta colaboración permitirá hacer llegar medicamentos a más de 750 000 personas que de lo contrario quedarían privadas de tratamiento o interrumpirían su tratamiento por falta de medicamentos», afirmó el Dr. Marcos Espinal, secretario ejecutivo de la Alianza Alto a la Tuberculosis. «La mejor arma que tenemos para prevenir la tuberculosis farmacorresistente consiste en hacer llegar medicamentos antituberculosos a quienes los necesitan y velar por que estos últimos terminen su tratamiento.»

El proyecto, limitado a los tratamientos antituberculosos idóneos para quienes tengan una forma de tuberculosis no resistente a los tratamientos estándar, también prevé el establecimiento de una reserva de medicamentos antituberculosos que se ponga a disposición de los países que tengan déficit debido a emergencias humanitarias o insuficiente capacidad para planificar pedidos.

«Esta iniciativa permitirá salvar vidas, que son nuestra primera prioridad. Pero también permitirá obtener otro beneficio importante: conseguir que el mercado sea más predecible, y como resultado estabilizar y reducir (esperamos) los precios de esos medicamentos que salvan vidas», dijo el Dr. Jorge Bermúdez, secretario ejecutivo de UNITAID.

El Dr. Michel Kazatchkine, director ejecutivo del Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria encomió el Servicio Farmacéutico Mundial y UNITAID por su colaboración. «El Servicio Farmacéutico Mundial y UNITAID ofrecen una cobertura provisional vital de medicamentos antituberculosos en países que tienen escasez, mientras estos últimos adoptan medidas para mejorar la gestión de sus programas de lucha contra la tuberculosis y conseguir un suministro continuo de esos tratamientos que salvan vidas», sostuvo.

El Servicio Farmacéutico Mundial abastecerá de medicamentos y otros suministros antituberculosos y prestará asistencia técnica directa a los 19 países mencionados. UNITAID se ha comprometido a facilitar a la iniciativa 26,8 millones de dólares, que permitirán abastecer a los países durante el resto de 2007 y todo 2008.

«En la OMS celebramos la colaboración entre UNITAID, el Servicio Farmacéutico Mundial y los Estados Miembros, colaboración que inspirará a otros para que intensifiquen la lucha contra una enfermedad que causa cada año 8,8 millones de casos nuevos y 1,6 millones de defunciones», dijo el Dr. Mario Raviglione, director del Departamento Alto a la Tuberculosis de la OMS.

Nota para los redactores

El proyecto del Servicio Farmacéutico Mundial/UNITAID facilitará medicamentos antituberculosos de primera línea a los siguientes países: Bangladesh, Bosnia y Herzegovina, Burkina Faso, Camerún, Côte d’Ivoire, Gambia, Guinea, Iraq, Kenya, Madagascar, Malí, Mozambique, Myanmar, Níger, Nigeria, Rwanda, Tayikistán, Togo y Uganda.

El Servicio Farmacéutico Mundial, brazo de la Alianza Alto a la Tuberculosis encargado del abastecimiento de medicamentos, facilita a los países medicamentos y otros suministros necesarios para diagnosticar y tratar a niños y adultos aflictos de las formas de tuberculosis que responden a los medicamentos y las que son resistentes a ellos. Junto con los medicamentos, facilita asistencia técnica directa sobre la gestión de éstos. La Alianza Alto a la Tuberculosis, albergada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Ginebra (Suiza), es una red de más de 500 organizaciones internacionales, países, grupos de pacientes, donantes de los sectores público y privado y organizaciones no gubernamentales y gubernamentales que colaboran para eliminar la tuberculosis.

UNITAID es una iniciativa emprendida en septiembre de 2006 por Brasil, Chile, Francia, Noruega y el Reino Unido para contribuir a aumentar la escala del acceso a los tratamientos contra el VIH/SIDA, el paludismo y la tuberculosis en países en desarrollo promoviendo la reducción de los precios de los medicamentos y medios de diagnóstico de buena calidad que actualmente son inasequibles para la mayor parte de los países en desarrollo, y acelerar la puesta a disposición de esos suministros movilizando mecanismos de financiación innovadores, como la aplicación de tasas a los billetes aéreos.

Para más información, puede ponerse en contacto con:

Judith Mandelbaum-Schmid
Oficial de Comunicaciones, Alianza Alto a la Tuberculosis
Tel.: +41 22 791 2967
Móvil: +41 79 254 6835
E-mail: schmidj@who.int

Audrey Quehen
Oficial de Comunicaciones, UNITAID
Tel.: +41 22 791 1437
E-mail: quehena@who.int

Compartir