Centro de prensa

La mortalidad materna disminuye demasiado lentamente

Comunicado de prensa conjunto OMS/UNICEF/Fondo de Población de las Naciones Unidas
12 de octubre de 2007

La razón de mortalidad materna (el número de muertes maternas por 100.000 nacidos vivos) está disminuyendo demasiado lentamente para que se pueda alcanzar el quinto Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM), que consiste en «reducir entre 1990 y 2015 la mortalidad materna en tres cuartas partes».

Para alcanzar el quinto ODM es necesario reducir en un 5,5% anual la razón de mortalidad materna entre 1990 y 2015, pero las cifras publicadas hoy por la OMS, UNICEF, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y el Banco Mundial muestran una reducción anual inferior al 1%. En 2005 fallecieron 536.000 mujeres por causas relacionadas con la maternidad, en comparación con las 576.000 fallecidas en 1990. El 99% de estas muertes se registraron en países en desarrollo.

En 2005, la razón de mortalidad materna más elevada correspondió a las regiones en desarrollo, con una cifra de 450 muertes maternas por 100.000 nacidos vivos, muy lejos de las 9 muertes por 100.000 registradas en las regiones desarrolladas y de las 51 por 100.000 registradas en la Comunidad de Estados Independientes (CEI). Además, la pequeña disminución de la razón de mortalidad materna mundial refleja principalmente la reducción que ha tenido lugar en países con una mortalidad materna relativamente baja. En los países con las mayores cifras iniciales apenas ha habido progresos en los últimos 15 años.

Las nuevas estimaciones de la mortalidad materna muestran que se está haciendo progresos en los países de ingresos medios, pero que la reducción anual entre 1990 y 2005 en el África subsahariana ha sido tan sólo del 0,1%. La reducción necesaria del 5,5% anual no se ha alcanzado durante ese periodo en ninguna región; Asia Oriental fue la que más se acercó a esa cifra, con una reducción del 4,2% anual. En África del Norte, Asia Sudoriental y América Latina y el Caribe, la reducción también ha sido relativamente más rápida que en el África subsahariana.

Un poco más de la mitad de las muertes maternas (270.000) se produjeron en el África subsahariana, seguida de Asia Meridional (188.000). Juntas, estas dos regiones sufrieron el 86% de las muertes maternas registradas en el mundo en 2005.

Cerca del 65% de esas muertes se registraron en 11 países. La cifra más elevada correspondió a la India (117.000), seguida de Nigeria (59.000), la República Democrática del Congo (32.000) y Afganistán (26.000).

La probabilidad de que una niña de 15 años muera de una complicación relacionada con el embarazo y el parto a lo largo de su vida es más elevada en África con 1 de cada 26. En las regiones desarrolladas, esa probabilidad es de 1 de 7.300 niñas. De los 171 países y territorios en los que se realizaron estimaciones, el Níger fue el que presentó mayor riesgo (1 de cada 7).

La razón de mortalidad materna indica el riesgo de muerte que corren las mujeres en cada embarazo. Cuando la fecundidad es elevada, como ocurre en el África subsahariana, las mujeres corren ese riesgo muchas veces a lo largo de sus vidas.

Para alcanzar el quinto ODM y reducir la mortalidad materna en tres cuartas partes antes de 2015 hay que dar prioridad a la mejora de la atención sanitaria a las mujeres y a la consecución del acceso universal a los servicios de salud reproductiva, que incluye el acceso a la planificación familiar, la prevención de los embarazos no planificados y la prestación de una atención de calidad al embarazo y al parto, y en particular de atención obstétrica de urgencia.

Sin embargo, los servicios de salud sólo pueden ayudar si la mujer puede utilizarlos. En caso de urgencia obstétrica, es fundamental que se identifiquen los signos de peligro y se busque atención rápidamente. Hay que disponer de medios de transporte y tener al alcance servicios que dispongan de equipamiento y personal adecuados. La mejora de la educación de las mujeres, de su capacidad de decisión en materia de búsqueda de atención sanitaria y de la igualdad entre los sexos, son elementos esenciales de las estrategias destinadas a reducir la mortalidad materna.

Para más información, puede ponerse en contacto con:

OMS:
Christopher Powell
Salud de la Familia y la Comunidad
OMS, Ginebra
Tel:. +41 22 791 2228
Móvil: +41 79 217 3425
E-mail: powellc@who.int

UNFPA:
Omar Gharzeddine
Tel.: +1 917 815 7823, E-mail: gharzeddine@unfpa.org
Katja Iversen
Tel.: +1 917 403 3063, E-mail: iversen@unfpa.org

UNICEF:
Angela Hawke, UNICEF Nueva York
Móvil: 1 917 605 1699, E-mail: ahawake@unicef.org

Banco Mundial:
Phil Hay
Tel.: + 1 202 473 1796, E-mail: phay@worldbank.org
Ed Bos, Salud, Nutrición y Población
Tel.: +1 202 473 3431, E-mail: ebos@worldbank.org

Compartir