Centro de prensa

La prevalencia mundial del VIH se ha estabilizado

El sida es una de las principales causas de mortalidad en el mundo y sigue siendo la primera causa de defunción en África

Nuevos datos ponen de manifiesto que la prevalencia mundial del VIH —el porcentaje de personas que viven con el VIH— se ha estabilizado y también señalan que el número de nuevas infecciones ha descendido, en parte como resultado del impacto de los programas del VIH. No obstante, en 2007 se estimaba que vivían con el VIH 33,2 millones [30,6– 36,1 millones] de personas, otros 2,5 millones [1,8 – 4,1 millones] de personas se infectaron y 2,1 millones [1,9 – 2,4 millones] de personas fallecieron como consecuencia del sida.

También en 2007, se estima que en África subsahariana se produjeron cerca de 1,7 millones [1,4 – 2,4 millones] de nuevas infecciones por el VIH, lo que representa una importante reducción desde 2001. Sin embargo, esa región sigue estando gravemente afectada. Se estima que 22,5 millones [20,9 – 24,3 millones] de personas que viven con el VIH, o el 68% del total mundial, corresponden a África subsahariana. En la actualidad, ocho países de esa región contabilizan alrededor de la tercera parte de todas las nuevas infecciones por el VIH y las defunciones por sida en todo el mundo.

Desde 2001, en que se adoptó la Declaración de compromiso de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida, el número de personas que viven con el VIH en Europa oriental y Asia central ha aumentado en más del 150%, de 630.000 [490.000 – 1,1 millones] a 1,6 millones [1,2 – 2,1 millones] en 2007. En Asia, el número estimado de personas que viven con el VIH en Viet Nam se ha más que duplicado entre 2000 y 2005, e Indonesia presenta la epidemia de crecimiento más rápido.

Estos hallazgos se han hecho públicos hoy por el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la presentación del informe de 2007 de la Situación de la epidemia de sida.

Progresos continuos en las últimas estimaciones

El nuevo informe presenta datos epidemiológicos ampliados y mejorados y análisis que permiten un mejor conocimiento de la epidemia mundial. Esos nuevos datos y progresos en la metodología han tenido como resultado revisiones apreciables de las estimaciones anteriores.

Si bien la prevalencia mundial de la infección por el VIH, eso es, el porcentaje de personas infectadas por el VIH, se ha estabilizado, el número total de personas que viven con el VIH está aumentando como consecuencia de la incesante propagación de la infección por el VIH, combinada con tiempos más largos de supervivencia, en una población general de crecimiento constante.

La incidencia mundial del VIH, eso es, el número de nuevas infecciones por el VIH por año, se estima ahora que alcanzó el máximo a final de los años 1990, con una cifra de más de 3 millones [2,4 – 5,1 millones] de nuevas infecciones por año, y se estima que en 2007 fue de 2,5 millones [1,8 – 4,1 millones], lo que representa un promedio de más de 6.800 nuevas infecciones diarias. Estos datos se hacen eco de las tendencias naturales de la epidemia, así como del resultado de los esfuerzos de prevención del VIH.

En los dos últimos años el número de personas fallecidas por enfermedades relacionadas con el sida se ha reducido, en parte gracias a los efectos prolongadores de la vida que tiene la terapia antirretrovírica. El sida figura entre las principales causas de mortalidad en el mundo y sigue siendo la principal causa de defunción en África.

«Estos datos mejorados nos muestran un panorama más claro de la epidemia de sida, un panorama que presenta tanto desafíos como oportunidades,” ha manifestado el Dr. Peter Piot, Director Ejecutivo del ONUSIDA. “Sin ninguna duda, estamos empezando a obtener resultados positivos de nuestra inversión: las nuevas infecciones y la mortalidad por el VIH están descendiendo, y la prevalencia del VIH se está estabilizando. Con todo, las cifras actuales de más de 6800 nuevas infecciones y más de 5700 fallecimientos diarios por sida hacen necesario que ampliemos nuestros esfuerzos con miras a reducir de forma significativa el impacto del sida en el mundo.”

Revisión de las estimaciones

El ONUSIDA, la OMS y el Grupo de Referencia sobre Estimaciones, Elaboración de Modelos y Proyecciones han llevado a cabo recientemente la revisión más exhaustiva de sus metodologías y sistemas de vigilancia desde 2001. Las estimaciones de la epidemia presentadas en el informe de este año revelan progresos en la recolección y el análisis de datos de los países, así como una mejor comprensión de la historia natural y la distribución de la infección por el VIH. Esta información es crucial para ayudar a los países a comprender sus epidemias y responder a ellas con más eficacia.

El ONUSIDA y la OMS están trabajando actualmente con mejor información de muchos más países. En los últimos años, diversos países, en particular en África subsahariana y Asia, han ampliado y mejorado sus sistemas de vigilancia del VIH y han llevado a cabo nuevos estudios más precisos que proporcionan información más fidedigna sobre la prevalencia del VIH que los estudios anteriores. Además, 30 países, en su mayor parte en África, han realizado encuestas por hogares basadas en la población que son representativas a nivel nacional y que también han servido para hacer ajustes para otros países con epidemias similares que no habían efectuado dichas encuestas. Se han elaborado asimismo nuevas hipótesis como resultado de una mejor comprensión del curso natural de la infección por el VIH sin tratar.

La estimación actual de 33,2 millones [30,6 – 36,1 millones] de personas que viven con el VIH sustituye la estimación de 2006 de 39,5 millones [34,1 – 47,1 millones]. Aplicando restrospectivamente la metodología mejorada a los datos de 2006, el informe de 2007 revisa esa cifra de modo que las estimaciones actuales correspondientes a 2006 señalan que en aquella fecha había 32,7 millones [30,2 – 35,3 millones] de personas que vivían con el VIH. La mayor razón individual que explica la reducción de las cifras de la prevalencia mundial del VIH en el último año fue la reciente revisión de las estimaciones correspondientes a la India después de una reevaluación intensiva de la epidemia en aquel país. Las estimaciones revisadas para la India, combinadas con importantes revisiones de las estimaciones en cinco países de África subsahariana (Angola, Kenya, Mozambique, Nigeria y Zimbabwe) contabilizan el 70% de la reducción en la prevalencia del VIH comparadas con las estimaciones de 2006.

"Unos datos de salud pública precisos constituyen los pilares básicos para una respuesta eficaz al VIH/sida", ha declarado el Dr. Kevin De Cock , Director de la Unidad de VIH/Sida de la OMS. "A pesar de que estas nuevas estimaciones son de mejor calidad que las precedentes, necesitamos continuar invirtiendo más en todos los países y en todos los aspectos de la información estratégica relacionada con la salud."

"Los datos para medir la epidemia de VIH utilizados por el ONUSIDA/OMS se han ampliado y mejorado de forma considerable en los últimos años,” ha confirmado Ron Brookmeyer, Profesor de Bioestadística y Director de la Maestría del Programa de Salud Pública de la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg. “Sin embargo, es necesario mejorar más la representatividad de dichos datos. Es necesario también ampliar los sistemas de vigilancia de la enfermedad para hacer un mejor seguimiento de las subepidemias en las poblaciones de riesgo dentro de cada país.”

“Unas estimaciones más precisas y unas tendencias mejor definidas culminarán en definitiva en mejoras en el diseño y evaluación de los programas de prevención," ha añadido el Profesor Brookmeyer, que presidió el Grupo de Revisión Independiente en la reciente consulta internacional sobre estimaciones epidemiológicas organizada por el ONUSIDA y la OMS.

El ONUSIDA y la OMS continuarán actualizando su metodología a medida que se vayan obteniendo nuevos datos de los estudios de investigación y de los datos de vigilancia de los países.

Se vislumbran progresos pero hay que hacer mucho más

La prevalencia del VIH entre mujeres embarazadas de 15 a 24 años de edad que acuden dispensarios prenatales se ha reducido desde 2000/2001 en 11 de los 15 países más afectados. Los datos preliminares también ponen de manifiesto cambios positivos en el comportamiento de riesgo entre los jóvenes en diversos países (Botswana, Camerún, Chad, Haití, Kenya, Malawi, Togo, Zambia y Zimbabwe). Estas tendencias señalan que los esfuerzos de prevención están teniendo efecto en algunos de los países más afectados.

En África subsahariana, la ampliación continua del tratamiento y de los esfuerzos de prevención del VIH también están dando sus frutos en algunos países, pero la mortalidad por sida sigue siendo alta en el continente africano como consecuencia de las importantes necesidades de tratamiento sin satisfacer. Côte d’Ivoire, Kenya y Zimbabwe, entre otros, han reducido las tendencias en su prevalencia nacional. A parte de África subsahariana, también se han producido descensos en las nuevas infecciones por el VIH en Asia meridional y sudoriental, en particular en Camboya, Myanmar y Tailandia.

Es necesario adaptar y reavivar los esfuerzos de prevención del VIH porque en algunos países se están invirtiendo las tendencias decrecientes. La tendencia a la baja observada en Burundi a final del decenio de 1990, por ejemplo, se estancó en 2005 y a partir de entonces la prevalencia del VIH empezó a volver a subir en la mayor parte de los puntos de vigilancia. A pesar de los logros conseguidos en el retroceso de la epidemia en Tailandia, actualmente la prevalencia del VIH está aumentando entre los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y continúa siendo elevada entre los usuarios de drogas inyectables en los últimos 15 años, con porcentajes que oscilan entre el 30% y el 50%.

Los funcionarios del ONUSIDA y la OMS destacan que las nuevas estimaciones no modifican en absoluto la necesidad de una acción inmediata y una mayor financiación para acelerar el acceso universal a los servicios de prevención, tratamiento, atención y apoyo relacionados con el VIH.

Para más información puede ponerse en contacto con:

Sophie Barton-Knott
ONUSIDA Ginebra
Tel.: +41 22 791 1967
bartonknotts@unaids.org

Compartir