Centro de prensa

Optimismo en la apertura de la reunión del Consejo Ejecutivo de la OMS

Comunicado de prensa

El Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dado comienzo hoy a la primera de sus dos reuniones anuales, en tono optimista, con un informe de la Dra. Margaret Chan, Directora General, en el que se subrayan los progresos realizados en numerosas esferas de la salud pública.

Sin embargo, antes de describir dichos progresos, la Dra. Chan ha señalado a la atención de los presentes las amenazas para la salud que acarrean la inestabilidad y la agitación social, que perturban los servicios de salud ordinarios y ponen en peligro el acceso a la atención básica y de emergencia. Al examinar los eventos del pasado año, la Dra. Chan ha puesto de relieve tres tendencias que le han infundido aliento. En primer lugar, ha mencionado la creciente disposición de los asociados para el desarrollo, los organismos de las Naciones Unidas y los servicios de financiación a invertir en los sistemas de salud, y se ha referido a este hecho como a un "cambio sorprendente y bienvenido con respecto al pasado".

En segundo lugar, ha celebrado que los dirigentes mundiales acepten el cambio climático como una realidad. "Hasta ahora, el oso polar era la criatura que más se evocaba al hablar del cambio climático. Tenemos que utilizar todos los mecanismos científicamente válidos y políticamente correctos para convencer a los dirigentes de que es verdaderamente la propia humanidad la más importante de las especies amenazadas por el cambio climático", ha dicho la Dra. Chan a los miembros del Consejo.

"Según las más recientes proyecciones, publicadas en noviembre de 2007, África se verá severamente afectada por esos fenómenos ya en 2020. Sólo faltan unas pocas decenas de años. Nuestro sector sabe muy bien lo que entrañan para la salud las sequías, las inundaciones, las tormentas, las olas de calor, la contaminación atmosférica, la malnutrición, el desplazamiento de poblaciones, y las enfermedades transmitidas por el agua y por vectores." El cambio climático y la salud serán el centro de interés del Día Mundial de la Salud que se celebrará el 7 de abril de 2008.

Su tercer motivo de aliento ha sido el renovado interés por la atención primaria de salud. "Creo que no podremos lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio a menos que regresemos a los valores, principios y planteamientos de la atención primaria de salud. Es necesario que logremos esos objetivos, pues la capacidad de adaptación de los países al cambio climático dependerá de la situación sanitaria de la población, y de la de los sistemas con que se cuente para protegerla." La atención primaria de salud se abordará en el Informe sobre la salud en el mundo de este año.

La Dra. Chan ha subrayado dos formas en que la salud pública puede "mejorar el mundo de modo permanente", a saber, la erradicación de la poliomielitis y la erradicación de la dracunculosis. "Esas dos iniciativas han arrinconado las enfermedades, antaño muy difundidas, hasta unas pocas zonas del mundo. En efecto, sólo resisten de forma precaria, y tenemos que acabar el trabajo."

En lo que respecta a las enfermedades de alta mortalidad, la Directora General ha dado algunas buenas noticias, si bien ha precisado que deben matizarse. En el caso del VIH/SIDA, por ejemplo, las estimaciones publicadas a finales de 2007 indican que la incidencia mundial de la infección alcanzó su valor máximo a finales de los años noventa, y que el número de personas fallecidas por enfermedades relacionadas con el SIDA ha disminuido durante los últimos dos años.

"Estos datos son alentadores, pero tenemos aún un largo trecho que recorrer hasta el objetivo del acceso universal. El número anual de nuevas infecciones supera nuestra capacidad para expandir el acceso al tratamiento. No estamos haciendo lo suficiente para prevenir la transmisión de la madre al niño, y algunos gobiernos siguen cerrando los ojos a las infecciones en grupos de alto riesgo."

La Dra. Chan ha informado al Consejo de que la incidencia anual mundial de la tuberculosis parece haberse estabilizado en algunas zonas del mundo y podría estar hoy disminuyendo. "Las actividades de control están dando fruto", ha dicho la Directora General, si bien ha señalado a la atención la emergencia mundial que representa la tuberculosis extremadamente resistente, como tendencia particularmente alarmante.

La Dra. Chan ha señalado a los miembros del Consejo que, en años recientes, el paludismo ha adquirido una importancia sin precedentes en la agenda política y pública. "Las mejores razones para ser optimistas son los resultados que observamos en algunos países africanos, sobre todo después de la mejora de la cobertura con mosquiteros y la aplicación de la nueva estrategia de manejo domiciliario."

La Dra. Chan ha confirmado que también se han hecho progresos notables en la lucha contra las enfermedades tropicales desatendidas, que afectan en particular a los "mil millones más pobres" del mundo. "El año pasado China y Egipto anunciaron la eliminación de la filariasis linfática, una enfermedad que hoy deja discapacitados a 40 millones de personas aproximadamente. Otros países están a punto de conseguir logros semejantes. Son victorias, no sólo para la salud, sino también en nuestra lucha para liberar a las personas para que lleven vidas productivas."

Por último, la Dra. Chan se ha referido a los enormes beneficios que puede reportar para los niños de todo el mundo la estrategia mundial de inmunización, desarrollada conjuntamente con la OMS y el UNICEF en colaboración con numerosos Estados Miembros y asociados para la inmunización. La OMS ha informado de una reducción masiva de las muertes por sarampión, sobre todo en África, y de un aumento de la cobertura de inmunización sistemática. "Los progresos registrados en 2006 han batido marcas. Me parece útil que observemos lo que hay detrás de ese logro, y lo que promete el futuro."

Otras cuestiones abordadas en el orden del día del Consejo son las siguientes: la estrategia para reducir el uso nocivo del alcohol; la migración internacional del personal sanitario; la mutilación genital femenina; la preparación para una gripe pandémica; la aplicación del Reglamento Sanitario Internacional, y las necesidades sanitarias de las personas que migran a nuevos países.

El Consejo Ejecutivo está integrado por representantes de 34 Estados Miembros de la OMS. Sus principales funciones son poner en práctica las decisiones y las políticas de la Asamblea, asesorarla y facilitar su labor en general. La presente reunión del Consejo concluirá el 26 de enero.

Para más información puede ponerse en contacto con:

Christine McNab
Directora interina, Departamento de Comunicación
Tel.: +41 22 791 4688
Móvil: +41 79 254 6815
E-mail: mcnabc@who.int

Emma Ross
Responsable de Comunicación, Departamento de Comunicación
Tel.: +41 22 791 1492
Móvil: +41 79 475 5534
E-mail: rosse@who.int

Chris Black
Responsable de Comunicación Multimedia, Departamento de Comunicación
Tel.: +41 22 791 1460
Móvil: +41 79 472 6054
E-mail: blackc@who.int

Compartir