Centro de prensa

Pruebas rápidas de diagnóstico de la tuberculosis resistente para los países en desarrollo

Comunicado de prensa

Los pacientes con tuberculosis multirresistente (TB-MR) de los países con escasos recursos dispondrán de un diagnóstico más rápido (en dos días en vez de dos o tres meses como era habitual) y de tratamiento apropiado gracias a dos nuevas iniciativas anunciadas hoy por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Alianza Alto a la Tuberculosis, el UNITAID y la Fundación para la Obtención de Medios de Diagnóstico Innovadores (FIND).

La TB-MR es una forma de TB que responde mal a los tratamientos habituales debido a la resistencia a dos fármacos de primera línea: la isoniazida y la rifampicina. Se calcula que en la actualidad sólo se diagnostican y tratan adecuadamente el 2% de los casos mundiales de TB-MR, sobre todo debido a la inexistencia de servicios de laboratorio satisfactorios. Las iniciativas anunciadas hoy deberían multiplicar ese porcentaje por siete o más, dejándolo en un 15% como mínimo.

«Me complace que esta iniciativa vaya a mejorar los métodos necesarios para diagnosticar rápidamente la TB y a aumentar la disponibilidad de medicamentos para tratar la TB-MR», ha dicho el Primer Ministro británico, Gordon Brown, que ayudó a lanzar en 2006 el Plan Mundial para Detener la Tuberculosis de la Alianza Alto a la Tuberculosis, y cuyo gobierno es miembro fundador del UNITAID. «El Reino Unido está empeñado en la tarea de detener la TB en todo el mundo, financiando programas de prevención de la enfermedad en los países pobres y apoyando la investigación de vanguardia para desarrollar nuevos medicamentos.»

En los países en desarrollo, a la mayoría de los pacientes con TB sólo se les hacen pruebas de detección de la TB-MR después de que hayan fracasado los tratamientos convencionales. Aun así, se tardan dos meses o más en confirmar el diagnóstico. Los pacientes tienen que esperar los resultados de las pruebas antes de que se les administren los fármacos de segunda línea que pueden salvarles la vida. En ese periodo pueden contagiar la TB-MR a otras personas, y a menudo fallecen antes de que se obtengan los resultados de las pruebas, sobre todo cuando también están infectados por el VIH.

La iniciativa surge una semana después de que la OMS recomendara las tiras con múltiples sondas de ADN para el diagnóstico rápido de la TB-MR en todo el mundo. Este cambio de política fue motivado por los resultados de estudios recientes, entre ellos un amplio estudio sobre el terreno llevado a cabo por FIND en colaboración con el Consejo de Investigaciones Médicas y los Laboratorios Nacionales de Salud de Sudáfrica, que demostraron la viabilidad y fiabilidad de la utilización de esas pruebas en condiciones habituales.

«Hace cinco meses, la OMS renovó su llamamiento para que se haga de la TB-MR una prioridad urgente de salud pública. Hoy tenemos datos probatorios para orientar nuestra respuesta y en ellos nos basamos para lanzar estas prometedoras iniciativas», ha dicho la Dra. Margaret Chan, Directora General de la OMS.

La nueva iniciativa consiste en dos proyectos. El primero, posible gracias a la aportación de US$ 26,1 millones por el UNITAID, introducirá un método molecular para diagnosticar la TB-MR que hasta ahora sólo se utilizaba en la investigación. Estas nuevas pruebas moleculares rápidas, consistentes en tiras con múltiples sondas de ADN, permiten obtener los resultados en menos de dos días.

En los próximos cuatro años, mientras se forma el personal de laboratorio, se mejoran las instalaciones y se entregan los nuevos equipos, 16 países empezarán a utilizar métodos rápidos, entre ellos las pruebas moleculares, para diagnosticar la TB-MR. Los países recibirán las pruebas a través del Servicio Farmacéutico Mundial de la Alianza Alto a la Tuberculosis, que suministra a los países fármacos y materiales diagnósticos.

Como parte del proyecto, la Iniciativa Mundial de Laboratorio de la OMS y la fundación FIND ayudarán a los países a preparase para la instalación y utilización de estas nuevas pruebas diagnósticas rápidas, garantizando la aplicación de las normas técnicas de bioseguridad necesarias y la capacitación para realizar correctamente las pruebas basadas en tecnologías genéticas. Uno de los países (Lesotho), ya está equipado para empezar a utilizar estas pruebas, y se espera que Etiopía esté lista a finales de 2008. Entre 2009 y 2011, las pruebas se irán introduciendo progresivamente en los 14 países restantes.

Gracias a un segundo acuerdo complementario con el UNITAID por valor de US$ 33,7 millones, el Servicio Farmacéutico Mundial reforzará el suministro de los medicamentos necesarios para tratar la TB-MR en 54 países, entre ellos los que recibirán las nuevas pruebas diagnósticas. También se espera que para 2010 este proyecto haya logrado reducciones de hasta un 20% en el precio de los antituberculosos de segunda línea. Todos los países que reciban esta asistencia deberán cumplir las normas técnicas de la OMS para el tratamiento de la TB-MR y tener en funcionamiento programas de tratamiento. Algunos utilizarán subvenciones del Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria para comprar los medicamentos.

«Gracias a los US$ 60 millones proporcionados por el UNITAID, se espera que estos proyectos den resultados importantes con respecto al diagnóstico y al tratamiento de los pacientes y reduzcan tanto el precio de los medicamentos como los costos del diagnóstico. Estas medidas ilustran cómo se pueden poner en marcha mecanismos innovadores de financiación de la salud y el desarrollo», ha dicho Philippe Douste-Blazy, Presidente del Consejo Ejecutivo del UNITAID.

Para más información puede ponerse en contacto con:

Glenn Thomas
Departamento Alto a la Tuberculosis, OMS
Móvil: +41 79 509 0677
Email: thomasg@who.int

Judith Mandelbaum-Schmid
Departamento Alto a la Tuberculosis, OMS
Móvil:+41 79 254 6835
Email: schmidj@who.int

Audrey Quehen
UNITAID
Móvil:+41 792012127
Email: quehena@who.int

Jewel Thomas
FIND
Móvil: +41 798306364
Email: Jewel.thomas@finddiagnostics.org

Compartir