Centro de prensa

La Asamblea Mundial de la Salud fija a la OMS nuevas acciones decididas

La 61ª Asamblea Mundial de la Salud, que contó con la cifra récord de 2704 participantes de 190 naciones, ha fijado hoy el rumbo de la Organización Mundial de la Salud para hacer frente a los viejos, nuevos y futuros peligros que amenazan la salud pública mundial. Entre otros éxitos, la Asamblea logró un avance decisivo para la salud pública al establecer una plataforma para eliminar obstáculos y utilizar métodos innovadores que estimulen la investigación y desarrollo (I+D) de medicamentos para las enfermedades frecuentes en el mundo en desarrollo y propicien el acceso a dichos medicamentos.

«Estamos ante un avance decisivo para la salud pública que beneficiará a muchos millones de personas durante muchos años», ha dicho la Dra. Margaret Chan, Directora General de la OMS. «Se trata de una contribución a la equidad sanitaria y de salud pública proactiva al más alto nivel.»

La estrategia sobre salud pública, innovación y propiedad intelectual aprobada por la Asamblea de la Salud tiene como objetivo fomentar nuevos enfoques de la I+D de productos farmacéuticos y mejorar el acceso a los medicamentos. Asimismo, ofrecerá un marco a medio plazo para potenciar y hacer sostenible la I+D esencial en materia de enfermedades que repercuten especialmente en los países en desarrollo. La estrategia propone objetivos y prioridades claras, y aporta estimaciones de la financiación necesaria en esta esfera.

Los delegados ante la Asamblea de la Salud abordaron directamente importantes problemas de salud pública que son el resultado de interacciones complejas entre factores que van más allá de lo estrictamente sanitario.

«En esta Asamblea de la Salud hemos sido testigos de la interacción entre los intereses políticos, comerciales y sanitarios», ha dicho el Dr. Leslie Ramsammy, Ministro de Salud de Guyana y Presidente de la Asamblea de la Salud. «La mortalidad maternoinfantil o la prevención y tratamiento de las enfermedades no transmisibles dependen de la cadena de suministro y de los productos. Ahora estamos mucho más cerca de alcanzar un mayor flujo de productos sanitarios de calidad que mejorarán la salud."

La Asamblea de la Salud aprobó un plan de acción sexenal para hacer frente a la principal amenaza actual para la salud humana: las enfermedades no transmisibles (en particular las enfermedades cardiovasculares y respiratorias crónicas, la diabetes y el cáncer), que fueron la causa del 60% de las muertes registradas en el mundo en 2005 (unos 35 millones de defunciones). Los países de bajos y medianos ingresos son los más afectados por estas enfermedades, que en gran medida son prevenibles si se modifican cuatro factores de riesgo comunes: el consumo de tabaco, la dieta malsana, la inactividad física y el uso nocivo del alcohol.

Los delegados también adoptaron una resolución en la que se pide a la OMS que intensifique su labor para reducir el uso nocivo del alcohol, que es el quinto factor de riesgo más importante de discapacidad y muerte en todo el mundo. Los delegados instaron a la OMS a que elabore una estrategia mundial con ese fin. Los trabajos relacionados con la estrategia comenzarán inmediatamente, y los Estados Miembros serán consultados durante el proceso de redacción. En la resolución también se pide a la Directora General que consulte a las organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales, a los profesionales sanitarios y a los agentes económicos sobre el modo en que podrían contribuir a la reducción del uso nocivo del alcohol.

Los delegados ante la Asamblea de la Salud también pidieron a la OMS que tome medidas para proteger la salud frente al cambio climático, y se comprometieron a que sus Ministerios de Salud harán lo propio. Adoptaron una resolución en la que se insta a los Estados Miembros a que tomen medidas decisivas para hacer frente a las repercusiones sanitarias del cambio climático, advirtiendo de sus posibles riesgos para la salud humana. En la resolución se pide al sector de la salud que amplíe proyectos de adaptación que limiten el impacto del cambio climático en la salud a nivel tanto nacional como internacional, y que potencie la atención y la acción política. Los Estados Miembros también pidieron a la OMS que desarrolle y fortalezca el acervo de conocimientos científicos acerca de las relaciones entre el cambio climático y la salud, y que ayude a los países en desarrollo a hacer frente al impacto sanitario del cambio climático.

Las medidas de la Asamblea de la Salud no se limitaron a los nuevos retos. Los delegados también reafirmaron su compromiso con la erradicación de la poliomielitis y la preparación ante una pandemia de gripe. Otras medidas hicieron referencia a:

  • La mutilación genital femenina. Los Estados Miembros se comprometieron a acelerar las acciones destinadas a lograr la eliminación de esta práctica mediante leyes y medidas educativas y comunitarias. Además, las mujeres y niñas sometidas a estas prácticas dispondrán de mayor apoyo, en particular desde el punto de vista obstétrico, pero también en los aspectos social y psicológico.
  • La estrategia mundial de inmunización. Las vacunas ya evitan dos a tres millones de muertes anuales, pero la Asamblea de la Salud ha observado que siguen estando infrautilizadas. Los delegados pidieron a la OMS que ayude a los países a lograr una mayor cobertura vacunal y fomente el desarrollo de nuevas vacunas.
  • La salud de los migrantes. Los estados Miembros pidieron a la OMS que evalúe la situación sanitaria de los migrantes y explore las opciones para mejorar la salud de este sector de la población.

«Los líderes mundiales de la salud han creado un frente unido para afrontar muchos temas importantes y difíciles», ha dicho la Dra. Chan en la clausura de la Asamblea de la Salud. «Habéis mostrado un deseo sistemático de lograr consensos y gran flexibilidad para llegar a compromisos, pese a la existencia de algunas diferencias importantes.»

Para más información puede ponerse en contacto con:

Departamento de Comunicaciones, OMS, Ginebra

Fadéla Chaib
Mobile: +41 79 475 5556
E-mail: chaibf@who.int

Gaya Gamhewage
Mobile: + 41 79 475 5563
E-mail: gamhewageg@who.int

Dick Thompson
Mobile: + 41 79 475 5534
E-mail: thompsond@who.int

Preguntas de los medios de comunicación: +41 22 791 2222
E-mail: mediainquiries@who.int

Compartir