Centro de prensa

Estrategia para prevenir y tratar la diarrea

El UNICEF y la OMS presentan una estrategia de prevención y tratamiento de la diarrea, la segunda causa de muerte en los niños

Comunicado de prensa

Para evitar la muerte de millones de niños en el mundo en desarrollo hay que revitalizar las campañas mundiales contra la diarrea, segunda enfermedad más mortal en la infancia, han dicho hoy el UNICEF y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la presentación de un nuevo informe sobre esta enfermedad.

«Es una tragedia que la diarrea, poco más que una molestia en el mundo desarrollado, cause cada año la muerte de alrededor de 1,5 millones de niños», dijo la Directora Ejecutiva del UNICEF, Ann M. Veneman. «Hay tratamientos baratos y eficaces contra la diarrea, pero en los países en desarrollo sólo el 39% de los niños afectados reciben el tratamiento recomendado.»

El informe, titulado Diarrea: ¿por qué sigue matando a los niños y qué se puede hacer?, traza un plan con siete medidas que incluyen un conjunto de tratamientos para reducir la mortalidad de los niños por diarrea y una estrategia preventiva que garantice resultados a largo plazo:

  • Reposición de líquidos para evitar la deshidratación;
  • Administración de cinc;
  • Vacunación contra los rotavirus y el sarampión;
  • Fomento de la lactancia materna temprana y exclusiva y de la administración de suplementos de vitamina A;
  • Fomento del lavado de las manos con jabón;
  • Mejora cualitativa y cuantitativa del suministro de agua, con inclusión del tratamiento y almacenamiento seguro del agua doméstica;
  • Fomento del saneamiento a nivel comunitario.

La Directora General de la OMS, Dra. Margaret Chan, dijo: «Sabemos dónde mueren los niños a causa de la diarrea, y sabemos lo que hay que hacer para evitar esas muertes. Debemos colaborar con los gobiernos y los asociados para poner en marcha las siete medidas de este plan».

Las campañas contra la diarrea infantil de los años setenta y ochenta tuvieron éxito gracias a la educación de los cuidadores y a la extensión del uso de las soluciones de rehidratación oral para evitar la deshidratación. A pesar de los resultados prometedores de esas campañas, en los últimos años la atención de la comunidad internacional se ha desviado hacia otras emergencias mundiales y en la actualidad hay una necesidad urgente de volver a centrarse en la prevención y el tratamiento de la diarrea.

La OMS y el UNICEF recomiendan el tratamiento de la diarrea con soluciones de rehidratación oral de baja osmolaridad y comprimidos de cinc, que reducen la gravedad y la duración de los episodios. Estos tratamientos simples y baratos salvan vidas.

El acceso al agua salubre y las buenas prácticas higiénicas son extremadamente eficaces para prevenir la diarrea infantil. El lavado de las manos con jabón reduce la incidencia de las enfermedades diarreicas en más de un 40%, convirtiéndose así en una de las intervenciones más costoeficaces para reducir las muertes infantiles por esta enfermedad desatendida.

No obstante, a pesar de los conocidos beneficios de la mejora del suministro de agua y del saneamiento, aproximadamente un 88% de los casos mundiales de enfermedad diarreica son atribuibles al agua insalubre, el saneamiento insuficiente y la mala higiene. Se ha calculado que en 2006 había 2,5 millones de personas que carecían de instalaciones sanitarias mejoradas y que aproximadamente una cuarta parte de la población de los países en desarrollo defecaba al aire libre.

Para más información, contactar:
En Nueva York

Brian Hansford
UNICEF
Teléfono: +1 212 326 7269
E-mail: bhansford@unicef.org

Kate Donovan
UNICEF
Teléfono: +1 212 326 7452
E-mail: kdonovan@unicef.org

En Ginebra

Olivia Lawe-Davies
Responsable de comunicación, OMS
Teléfono: +41 22 791 1209
Móvil: +41 794 755 545
Email: lawedavieso@who.int

Compartir