Centro de prensa

La mortalidad mundial por sarampión disminuye en un 78% pero una recrudescencia es posible

450 muertes al día siguen siendo demasiadas. Millones de niños amenazados por el freno de las actividades

Comunicado de prensa conjunto Cruz Roja Americana/CDC/Fundación pro Naciones Unidas/UNICEF/OMS

La Iniciativa de Lucha contra el Sarampión ha anunciado hoy un descenso del 78% en el número mundial de defunciones por sarampión entre 2000 y 2008, desde las 733 000 registradas en 2000 hasta las 164 000 de 2008. Sin embargo, los expertos en inmunización mundial alertan acerca de la posible recrudescencia de la mortalidad por sarampión si no se mantienen las actividades de vacunación.

Salvo una, todas las regiones han logrado el objetivo de las Naciones Unidas de reducir en un 90% la mortalidad por sarampión entre 2000 to 2010, y ello dos años antes antes de la meta prevista. Se estima que la vacunación de casi 700 millones de niños contra el sarampión mediante campañas de inmunización a gran escala y el aumento de la cobertura de la inmunización sistemática han prevenido 4,3 millones de muertes por sarampión en menos de un decenio.

«Lo mucho que se ha logrado durante los últimos años se debe a la ardua labor y al compromiso de los gobiernos nacionales y los donantes. Pero a falta solo de dos años para la fecha límite, se advierten signos de que el ímpetu ha disminuido», ha declarado la Dra. Margaret Chan, Directora General de la OMS. «Se trata de una enfermedad muy contagiosa, que puede aprovechar rápidamente cualquier decaimiento de las actividades.»

«Estamos resueltos a vacunar en 2010 a muchos más niños que hasta ahora», ha declarado Kathy Calvin, Presidenta Ejecutiva de la Fundación pro Naciones Unidas. «Algunos de los países más populosos, como China, Indonesia, Pakistán, Bangladesh, Viet Nam, Nigeria, y Etiopía, han previsto realizar campañas nacionales de inmunización el año que viene. Será un año crucial para las vacunaciones antisarampionosas, pero los compromisos financieros no están a la altura de la demanda.»

En efecto, la Iniciativa de Lucha contra el Sarampión afronta un déficit de financiación de US$ 59 millones en 2010, que, si no se resuelve, podría favorecer una recrudescencia de la mortalidad. Los expertos en inmunización temen que el efecto combinado de la disminución del compromiso político y financiero provoque alrededor de 1,7 millones de defunciones relacionadas con el sarampión entre 2010 y 2013, de ellas más de medio millón tan solo en 2013 (en 2008 se registraron 164 000).

El sarampión es una de las enfermedades más contagiosas, y una de las causas principales de mortalidad entre los niños a escala mundial. Si no se vacunan, incluso los niños sanos y bien alimentados pueden contraer la enfermedad y sufrir graves complicaciones tales como neumonía, diarrea y encefalitis (una peligrosa infección cerebral causante de inflamación). Pero en las poblaciones vulnerables, la enfermedad puede ser mortal, de ahí que la inmensa mayoría de las defunciones se registren en los países en desarrollo.

«Pese a los impresionantes progresos realizados a escala mundial, cada día mueren más de 400 niños», ha declarado el Dr. Thomas R. Frieden, Director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, de los Estados Unidos de América. «El sarampión puede estar rápidamente de vuelta si no seguimos realizando progresos. Eso mismo ocurrió en los Estados Unidos entre 1989 y 1991, cuando se estima que se produjeron 55 000 casos y más de 130 defunciones.»

La región que puede poner en peligro la consecución del objetivo para 2010 es Asia Sudoriental, donde se encuentran países tan populosos como la India, Indonesia y Bangladesh y en la que la mortalidad por sarampión ha registrado una disminución de solamente el 46% entre 2000 y 2008. El retraso de la realización de campañas de vacunación a gran escala en la India, el país que acumula la mayoría de las defunciones por sarampión, es responsable en gran medida de la modestia de los progresos.

«Tres de cada cuatro niños que murieron de sarampión en 2008 se encontraban en la India», ha declarado Ann M. Veneman, Directora Ejecutiva del UNICEF. «El plan de la India para ampliar la campaña de vacunación antisarampionosa en muchas partes del país es muy alentadora.»

Para eliminar el riesgo de recrudescencia, los países tienen que llevar a cabo campañas de vacunación de seguimiento cada dos o cuatro años, hasta que sus sistemas de atención de salud hayan podido proporcionar dos dosis de vacuna antisarampionosa a todos los niños y traten los casos registrados. Para lograr el objetivo de 2010 será necesario asimismo reforzar los sistemas de vigilancia de la morbilidad, para detectar y controlar rápidamente los brotes.

«El sarampión es increíblemente tenaz, y nuestros éxitos son muy frágiles», ha afirmado Bonnie McElveen-Hunter, Presidenta de la Cruz Roja Americana. «Si bajamos la guardia, la enfermedad volverá a abrirse camino y se propagará de nuevo como un incendio fuera de control. Hemos de mantenernos vigilantes.»

Los nuevos datos han sido publicados en la edición del 4 de diciembre de la revista de la Organización Mundial de la Salud (OMS) Weekly Epidemiological Record- Relevé épidémiologique hebdomadaire, y en la publicación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades Morbidity and Mortality Weekly Report.

Antecedentes

La Iniciativa de Lucha contra el Sarampión es una alianza comprometida a reducir la mortalidad por sarampión a escala mundial. Presentada en 2001, la Iniciativa, que encabezan la Cruz Roja Americana, la Fundación pro Naciones Unidas, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, de los Estados Unidos de América, el UNICEF y la Organización Mundial de la Salud, proporciona asistencia técnica y financiera a los gobiernos y las comunidades para la realización de campañas de vacunación y en materia de vigilancia de la morbilidad en todo el mundo.

La Iniciativa de Lucha contra el Sarampión colabora con varios asociados principales, entre ellos los siguientes: Alianza GAVI; Becton, Dickinson and Company; Church of Jesus Christ of Latter-day Saints; Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja; Fundación Bill & Melinda Gates; Fundación Herman y Katherine Peters; Fundación Izumi; Fundación Merck Co.; Fundación Monte dei Paschi; Fundación Vodafone; Organismo Canadiense de Desarrollo Internacional (CIDA); Organismo Japonés de Cooperación para el Desarrollo, y los países y los gobiernos afectados por el sarampión.

Para más información, pueden ponerse en contacto con:

Hayatee Hasan
OMS, Ginebra
Teléfono: +41 22 791 2103
Email: hasanh@who.int

Christian Moen
UNICEF, Nueva York
Teléfono: +1 212 326 7516
Email: cmoen@unicef.org

Steven Stewart
CDC, Atlanta
Teléfono: +1 404 639 8327
Email: znc4@cdc.gov

Amy DiElsi
Fundación pro Naciones Unidas, Washington, DC
Teléfono: +1 202 419 3230
Email: adielsi@unfoundation.org

Abi Weaver
Cruz Roja Americana, Washington, DC
Teléfono: +1 202 303 6820
Email: weaverAb@usa.redcross.org

Compartir