Centro de prensa

Reducir el uso nocivo del alcohol, una medida beneficiosa para la salud y para la comunidad

Comunicado de prensa

Por primera vez, delegaciones de los 193 Estados Miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS) llegaron a un consenso en la Asamblea Mundial de la Salud respecto a una resolución que afronta el uso nocivo del alcohol, un problema que contribuye a deteriorar la salud a nivel mundial y que puede devastar familias y desgarrar la estructura de la comunidad.

Cada año, el uso nocivo del alcohol causa 2,5 millones de muertes, incluidos 320 000 jóvenes de 15 a 29 años, y ocupa el octavo lugar entre los principales factores de riesgo de muerte a nivel mundial. Se estima que en 2004 el uso nocivo del alcohol ocasionó casi el 4% de las defunciones en todo el mundo.

Además de la resolución, la OMS ha elaborado en estrecha colaboración con los Estados Miembros una estrategia mundial que propone una serie de opciones de política e intervenciones a aplicar en el plano nacional con el objetivo de reducir el uso nocivo del alcohol en todo el mundo. La resolución suscribe la estrategia e insta a los países a complementar y apoyar las respuestas nacionales a los problemas de salud pública causados por el uso nocivo del alcohol.

Las 10 esferas de acción recomendadas para las opciones de política incluyen, entre otras, la respuesta de los servicios de salud, la acción comunitaria, las políticas de fijación de precios y la reducción del impacto en la salud pública del alcohol ilícito y el alcohol de producción informal. Además, se pidió a la OMS que ofreciera apoyo a los países para la ejecución de la estrategia y la vigilancia de los progresos a nivel regional, nacional y mundial.

«La resolución y la estrategia establecen esferas prioritarias para actuar a escala mundial, proporcionan orientación a los países y otorgan a la OMS un mandato firme para intensificar a todos los niveles las medidas destinadas a reducir el uso nocivo del alcohol» señala el Dr. Ala Alwan, Subdirector General de la OMS.

El consumo nocivo de alcohol es además uno de los principales factores de riesgo evitables de enfermedades no transmisibles, en particular de los trastornos cardiovasculares, la cirrosis hepática y diversos cánceres. También está relacionado con varias enfermedades infecciosas como el VIH/sida y la tuberculosis, así como con los accidentes de tránsito, la violencia y los suicidios.

Para aplicar la estrategia con éxito se requerirá una acción concertada por parte de los países, una gobernanza mundial eficaz y la implicación de todos los interesados directos pertinentes. Para ello, la OMS alentará también a tener en cuenta las estrategias de reducción del uso nocivo del alcohol como parte esencial de las actividades en pro del desarrollo mundial y las decisiones de inversión relacionadas.

Para más información, puede dirigirse a:

Dr Shekhar Saxena
Director, Mental Health and Substance Abuse
Noncommunicable Diseases and Mental Health
WHO/Geneva
Telephone: +41 22 791 3625
Mobile: +41 79 308 9865
E-mail: saxenas@who.int

Dr Vladimir Poznyak
Coordinator, Substance Use
Noncommunicable Diseases and Mental Health
WHO/Geneva
Telephone: +41 22 791 3625
Mobile: +41 79 367 6213
E-mail: poznyakv@who.int

Mr Menno van Hilten
External Relations Officer
Noncommunicable Diseases and Mental Health
WHO/Geneva
Telephone: +41 22 791 2675
Mobile: +41 79 457 0929
E-mail: vanhiltenm@who.int

Compartir