Centro de prensa

La tuberculosis farmacorresistente alcanza niveles desconocidos hasta ahora

Comunicado de prensa

En algunas zonas del mundo, el 25% de las personas con tuberculosis padece una forma de enfermedad que no se presta a tratamiento con los regímenes terapéuticos convencionales, según se afirma en un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por ejemplo, el 28% de las personas a las que se les diagnosticó tuberculosis en 2008 en una región del noroeste de Rusia presentaban la forma multirresistente (MDR) de la enfermedad. Se trata del nivel más alto notificado jamás a la OMS. Anteriormente, el nivel más elevado registrado fue del 22% en la ciudad de Bakú (Azerbaiyán), en 2007.

Según el nuevo informe mundial de la OMS sobre vigilancia y respuesta en materia de tuberculosis multirresistente y ultrarresistente (Multidrug and Extensively Drug-Resistant Tuberculosis: 2010 Global Report on Surveillance and Response), se calcula que en 2008 había en el mundo 440 000 personas con tuberculosis MDR, de las que una tercera parte falleció. En meras cifras, Asia es la más afectada por la epidemia. Se estima que a escala mundial, casi el 50% de los casos de tuberculosis MDR se registran en China y la India. En África se sitúan en 69 000 los casos producidos, cuya gran mayoría no llegaron a diagnosticarse.

Signos alentadores

Los programas antituberculosos se tropiezan con enormes problemas para lograr que disminuyan las tasas de tuberculosis MDR. Pero hay signos alentadores de que incluso en presencia de una grave epidemia, los gobiernos y los asociados pueden afrontar la tuberculosis MDR reforzando las actividades de control de la enfermedad y aplicando las recomendaciones de la OMS.

Dos regiones de la Federación de Rusia - Orel y Tomsk - han logrado una notable disminución de la tuberculosis MDR en unos cinco años. Esas regiones se suman a dos países (Estonia y Letonia), que han detenido el aumento de las altas tasas de tuberculosis MDR y, en última instancia, han logrado que disminuyan. Los Estados Unidos de América y la Región Administrativa Especial de Hong Kong (China) han logrado buenos resultados de modo sostenido en el control de la tuberculosis MDR.

Progresos lentos

Los progresos siguen siendo lentos en la mayoría de los demás países. A escala mundial, el 60% de los pacientes sometidos a tratamiento se consideraron curados. Sin embargo, se calcula que solo se diagnostica el 7% del total de pacientes de tuberculosis MDR, lo que viene a señalar la urgente necesidad de que mejoren los servicios de laboratorio, el acceso a un diagnóstico rápido, y el tratamiento con fármacos más eficaces y regímenes terapéuticos más breves que los actuales, que duran dos años.

La OMS participa en un proyecto quinquenal de refuerzo de los laboratorios antituberculosos en cerca de 30 países para que dispongan de pruebas rápidas de diagnóstico. De ese modo se tendrá la certeza de que aumenta el número de personas que tiene a su alcance con prontitud tratamientos que pueden salvarles la vida. Asimismo, trabaja estrechamente con el Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria y la comunidad internacional para aumentar el acceso al tratamiento.

Información adicional

La tuberculosis multirresistente (MDR) está causada por bacterias que son resistentes por lo menos a la isoniazida y a la rifampicina, los fármacos antituberculosos más eficaces. La tuberculosis MDR puede ser consecuencia de una infección primaria por bacterias resistentes, o puede aparecer en el curso del tratamiento del paciente.

La tuberculosis ultrarresistente (XDR) es una forma de tuberculosis causada por bacterias resistentes a la isoniazida y la rifampicina (es decir, tuberculosis MDR) así como a cualquier fluoroquinolona y a cualquiera de los fármacos antituberculosos inyectables de segunda línea (amikacina, kanamicina o capreomicina).

Esas formas de tuberculosis no responden al tratamiento convencional de seis meses con fármacos antituberculosos de primera línea, y su tratamiento con fármacos menos potentes, más tóxicos y mucho más costosos (de 50 a 200 veces más) dura dos años o más. Mientras que el tratamiento con fármacos antituberculosos convencionales cuesta aproximadamente US$ 20, los fármacos contra la tuberculosis MDR pueden costar hasta US$ 5000, y el tratamiento de la tuberculosis XDR es mucho más caro.

Se calcula que en 2008 se registraron 9,4 millones de nuevos casos de tuberculosis, y 1,8 millones de defunciones. Se estima que ese mismo año aparecieron 440 000 casos de tuberculosis MDR, que causaron 150 000 muertes. No se han realizado estimaciones oficiales del número de casos de tuberculosis XDR, pero puede que se eleven a 25 000 al año, la mayoría de ellos letales. Desde que se definió por primera vez la tuberculosis XDR en 2006, un total de 58 países han notificado por lo menos un caso de tuberculosis XDR.

Financiación del control de la tuberculosis MDR

En 27 países con alta carga de morbilidad (es decir, países en los que se calcula que se han registrado anualmente al menos 4000 casos de tuberculosis MDR o en los que al menos el 10% de los nuevos casos de tuberculosis registrados son MDR), entre 2010 y 2015 habrá que tratar 1,3 millones de casos de tuberculosis M/XDR, con un costo de US$ 16 000 millones a lo largo de seis años, desde US$ 1300 millones en 2010 hasta US$ 4400 millones en 2015. El presupuesto planificado para 2010 es muy inferior a esas cifras: para el conjunto de los 27 países suma menos de US$ 500 millones. Los fondos efectivamente disponibles para 2010 eran de US$ 280 millones. Los recursos financieros necesarios para el control de la tuberculosis MDR en 2015 serán 16 veces superiores a los disponibles en 2010.

Reforzamiento de los laboratorios

Es necesario ampliar y acelerar urgentemente en los países el acceso a tecnologías nuevas y rápidas que puedan diagnosticar la tuberculosis MDR en dos días, en lugar de los métodos tradicionales, que llegan a tardar hasta cuatro meses. EXPAND TB es un proyecto quinquenal dirigido a 27 países, puesto en marcha en 2008 y que ejecutan la OMS, la Fundación para la Obtención de Medios de Diagnóstico Innovadores (FIND), el Servicio Farmacéutico Mundial (GDF) de la Alianza Alto a la Tuberculosis, y la Iniciativa Mundial de Laboratorios (GLI), con apoyo financiero del UNITAID. Hasta la fecha ha realizado una amplia diversidad de actividades en 12 países, entre otras, de mejora de las infraestructuras y de capacitación del personal. Ha comenzado la transferencia de tecnología a los países, lo que propiciará que aumente el número de pacientes que son diagnosticados con exactitud y que reciben tratamiento con prontitud. Esas mejoras habrían de traducirse en última instancia en la vigilancia sistemática de la farmacorresistencia en los países afectados.

Estudios de países y de casos

A lo largo de todo el informe se presta una atención particular a seis países, a los que se dedican secciones especiales. Bangladesh (uno de los escasísimos países en desarrollo donde en determinadas zonas se lleva a cabo una vigilancia continua de los casos de tuberculosis que han recibido tratamiento); China (donde se ha llevado a cabo una primera encuesta de alcance nacional sobre la farmacorresistencia); Etiopía (uno de los primeros países que han introducido pruebas de laboratorio moleculares rápidas); Nepal y Rumania (donde se ha tratado con éxito la tuberculosis MDR por conducto de programas de la Iniciativa del Comité Luz Verde); Sudáfrica (donde se han introducido cambios normativos para mejorar el manejo y el tratamiento de la tuberculosis M/XDR).

Tuberculosis MDR en África

En África, el porcentaje de tuberculosis MDR notificado entre los casos nuevos de tuberculosis es bajo, comparado con los de regiones tales como Europa oriental y Asia central, en parte debido a la limitada capacidad de laboratorio para llevar a cabo encuestas de farmacorresistencia. Según las más recientes estimaciones de la OMS, el número de casos de tuberculosis MDR aparecidos en África en 2008 sería de 69 000. En informes precedentes se señalaron altos niveles de mortalidad entre personas con VIH que padecían tuberculosis MDR o XDR. En KwaZulu-Natal (Sudáfrica), un brote de tuberculosis XDR mató en tres semanas a 52 de las 53 personas afectadas, la mayoría de ellas VIH-positivas.

Factores de riesgo: VIH y tuberculosis MDR

Según muestran los estudios realizados, en tres países de Europa oriental (Estonia, Letonia y la República de Moldova), los pacientes de tuberculosis que estén además infectados por el VIH tienen un riesgo más alto de padecer tuberculosis MDR que los pacientes de tuberculosis no infectados por el VIH. Se han obtenido resultados similares en estudios realizados en Lituania, Ucrania y Mozambique.

En el informe se destacan varias razones por las cuales la tuberculosis farmacorresistente puede asociarse al VIH, en particular en algunos países de Europa oriental. Sin embargo, se precisan más investigaciones para determinar si a escala mundial las epidemias de tuberculosis MDR y de VIH se solapan.

Información sobre la tuberculosis MDR a escala mundial

En el presente informe se proporcionan datos de farmacorresistencia de 114 países, e información actualizada sobre 35 de ellos. Pese a que cada vez se conoce mejor la magnitud y las tendencias de la tuberculosis farmacorresistente, sigue habiendo grandes disparidades en las zonas geográficas abarcadas. Desde 1994, solo un 59% del conjunto de los países del mundo han podido obtener datos de farmacorresistencia representativos y de alta calidad. Urge obtener información, en particular sobre África y los países con alta carga de morbilidad por tuberculosis MDR de los que nunca se han notificado datos: Bangladesh, Belarús, Kirguistán, Pakistán y Nigeria. Además, los países han de ampliar el alcance de sus encuestas para que abarquen a toda la población, es necesario repetir las encuestas para conocer mejor las tendencias de la farmacorresistencia, y los países han de avanzar y adoptar una vigilancia continua sistemática.

Compartir

Para más información puede ponerse en contacto con:

Glenn Thomas
Teléfono móvil: +41 79 509 0677
e-mail: thomasg@who.int