Centro de prensa

Los gobiernos del mundo hacen frente común contra la industria tabacalera y acuerdan nuevas medidas de control del tabaco

Comunicado de prensa

Las Partes en el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT de la OMS) han adoptado por unanimidad esta semana una serie de decisiones orientadas a robustecer las actividades de control del tabaco en el mundo entero.

La cuarta reunión de la Conferencia de las Partes se ha celebrado en un momento en que algunos países se enfrentan a una creciente presión por parte de la industria tabacalera.

En respuesta a esa situación, las Partes en el Convenio han adoptado una declaración propuesta por el país anfitrión, el Uruguay, en la que reafirman su sólido compromiso de dar prioridad a las medidas sanitarias e intercambiar información sobre las actividades de la industria dirigidas a menoscabar la aplicación de las políticas de salud pública.

En la reunión del Uruguay se han examinado los progresos en la aplicación del Convenio y adoptado nuevas directrices que ofrecen a las Partes orientación adicional sobre cómo aplicar diversas disposiciones del tratado.

La Conferencia decidió que:

  • habría que regular los ingredientes aromatizantes que refuerzan el atractivo de los productos de tabaco, con objeto de reducir el número de nuevos fumadores, sobre todo entre los jóvenes;
  • habría que integrar los servicios para el abandono del hábito de fumar en los sistemas nacionales de salud, a fin de que sean más accesibles y aumente el número de fumadores que desean dejar de fumar, y
  • las Partes deberían crear infraestructura adecuada y capacidad para respaldar actividades educativas, de comunicación y de formación, y promover así la sensibilización del público y el cambio social.

La Conferencia examinó el informe sobre las política de precios y fiscales aplicadas a los productos de tabaco, y las delegaciones convinieron en crear un grupo de trabajo encargado de proseguir la labor a este respecto y posiblemente de preparar las directrices de aplicación.

Los trabajos sobre la búsqueda de alternativas económicamente viables al cultivo de tabaco seguirán adelante, con objeto de definir opciones de política y recomendaciones adecuadas.

Las delegaciones decidieron también que debían proseguir las negociaciones sobre un protocolo para la eliminación del comercio ilícito de productos de tabaco, con miras a su conclusión en 2012.

Las Partes adoptaron además decisiones sobre la cooperación con organizaciones y órganos internacionales para promover la aplicación del tratado y reforzar la asistencia prestada a los países en desarrollo en relación con el cumplimiento de las obligaciones que les incumben en virtud del Convenio.

La Conferencia de las Partes decidió armonizar las iniciativas de obtención de datos en materia de control del tabaco y sincronizar el ciclo de los informes de aplicación de las Partes con el ciclo bienal de las reuniones de la Conferencia.

Entre las esferas en que se ha decidido seguir trabajando figuran las siguientes:

  • control y prevención de productos de tabaco sin humo y "cigarrillos electrónicos";
  • responsabilidad con respecto a los efectos del consumo de tabaco para la salud;
  • publicidad transfronteriza.

La Conferencia de las Partes es el órgano deliberante del CMCT de la OMS y, al mes de noviembre de 2010, está integrada por las 171 Partes en el Convenio. Este tratado internacional, el primero negociado bajo los auspicios de la OMS, confiere una nueva dimensión a la cooperación internacional en el terreno de la salud.

Para más información, pueden ponerse en contacto con:

Tarik Jasarevic
Relaciones con los medios de comunicación
OMS, Ginebra
Tel.: +41 22 791 50 99
Movíl: +41 797 47 27 56
E-mail: jasarevict@who.int

Compartir