Centro de prensa

La OMS recomienda aumentar el número de donantes voluntarios de sangre

En el Día Mundial del Donante de Sangre la OMS exhorta a más personas a realizar un acto de heroísmo donando sangre de manera periódica

Comunicado de prensa

Millones de seres humanos dependen de la generosidad de las personas que donan sangre. Sin embargo, las tasas anuales de donación varían ampliamente mientras que la demanda de sangre y derivados de esta aumenta sin cesar en todo el mundo. Para satisfacer estas necesidades, es preciso aumentar el número de personas que donan sangre de manera voluntaria y periódica, según declara la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el Día Mundial del Donante de Sangre.

Según explica la doctora Neelam Dhingra, coordinadora de Seguridad de las Transfusiones Sanguíneas en la OMS, «debido al aumento de la esperanza de vida y la multiplicación consiguiente de los casos de enfermedades crónicas relacionadas con el envejecimiento —en particular las diversas formas del cáncer, cuyo tratamiento requiere sangre y derivados sanguíneos— la demanda supera ampliamente la oferta. Además, algunos derivados sanguíneos que se usan para tratar a los enfermos de cáncer, como las plaquetas, tienen un tiempo de conservación de tan solo cinco días; es decir, cada vez necesitamos más donantes de sangre para satisfacer esta demanda».

La necesidad de sangre y sus productos está aumentando

Esta necesidad de sangre y sus productos está aumentando en todo el mundo. En los países de ingresos altos y medianos que disfrutan de los adelantos de los sistemas de asistencia sanitaria y una mejor cobertura de esta, la demanda obedece al aumento de las intervenciones médicas y quirúrgicas como la cirugía cardiovascular y de trasplantes, la traumatología y el tratamiento del cáncer y las enfermedades de la sangre. En todas las operaciones de cirugía mayor se debe tener a la mano sangre para transfusión.

Además, la hemorragia copiosa durante el parto o el puerperio es la causa principal de mortalidad materna en todo el mundo. Cuando la pérdida de sangre es intensa, hay que dar tratamiento urgente, en particular mediante la transfusión de sangre o derivados sanguíneos, pues de lo contrario la mujer puede morir en el plazo de una hora.

Cada año, los accidentes de tráfico causan en el mundo 1,3 millones de muertes y además lesionan o incapacitan a entre 20 millones y 50 millones de personas; el 90% de las muertes por estos accidentes se produce en los países en desarrollo. La hemorragia que no se controla causa más de 468 000 muertes al año.

En los países de ingresos bajos con escasez de medios de diagnóstico y tratamiento, la mayor parte de las transfusiones se prescriben para tratar las complicaciones del embarazo y el parto, la anemia acentuada en los niños, los traumatismos y los trastornos sanguíneos congénitos. Es frecuente que los sistemas actuales sean incapaces de satisfacer las necesidades, y la ampliación de la cobertura de la asistencia sanitaria y el mejoramiento del acceso a los servicios de salud aumenta aún más la demanda.

30 millones de donantes voluntarios donan una sola vez

A escala mundial se realizan en un año 92 millones de donaciones de sangre, en su mayor parte por donantes voluntarios que no reciben remuneración por ello. Sin embargo, 30 millones de estos donantes voluntarios donan una sola vez y no vuelven a hacerlo.

«Necesitamos alentar a estas personas a que repitan la donación y se vuelvan donantes regulares», comenta la doctora Dhingra. «En cada donación se extraen tan solo 450 mililitros, de manera que al tener más donantes de repetición podemos lograr que el suministro y la seguridad de la sangre y sus derivados sean fiables.»

Ejemplos sobresalientes de países

Se conocen algunos ejemplos sobresalientes de países que han sido capaces de satisfacer las necesidades de sangre de sus sistemas de asistencia sanitaria, y en este Día Mundial del Donante de Sangre la OMS pone de relieve sus logros.

En este momento, 62 países tienen satisfechas sus necesidades de sangre para transfusión y están progresando rápidamente. Por ejemplo, en apenas 10 años Viet Nam aumentó la donación voluntaria desde una tercera parte de sus existencias hasta casi el 90%. En el mismo periodo la recolección anual también aumentó de 268 394 a 776 420 unidades de sangre.

En las Islas Cook, las campañas de educación centradas en el personal sanitario y la comunidad han dado por resultado un cambio radical en la procedencia de las donaciones: entre 2002 y 2007, la proporción de sangre obtenida de donantes voluntarios no remunerados pasó del 30% al 100%. De igual manera, el número de donantes regulares pasó de tan solo 70 a más de 400 de un total de alrededor de 20 000 habitantes.

Para más información ponerse en contacto con:

Gregory Härtl
Coordinador, Medios de Difusión, OMS
Tel: +41 22 791 4458
Móvil: +41 79 203 6715
E-mail: hartlg@who.int

Tarik Jasarevic
Responsable de comunicación, OMS
Móvil: +41 793 676 214
Tel: +41 22 791 5099
E-mail: jasarevict@who.int

Compartir