Centro de prensa

Un tercio de la población mundial se beneficia de una eficaz medida de control del tabaco

Se duplica la población cubierta por la prohibición de la publicidad del tabaco

Comunicado de prensa

Cifrada en 2300 millones de personas, la población cubierta en todo el mundo por al menos una medida de limitación del consumo de tabaco que salva vidas se ha más que duplicado en los últimos cinco años, según el Informe OMS sobre la epidemia mundial de tabaquismo, 2013. El número de personas abarcadas por prohibiciones de la publicidad, la promoción y el patrocinio del tabaco, tema al que se dedica el informe de este año, aumentó en casi 400 millones de personas, que residen principalmente en países de ingresos bajos y medianos.

"Los países que han impuesto prohibiciones totales junto con otras medidas de control del tabaco han logrado reducir su consumo de forma significativa en solo unos cuantos años".

Dr. Douglas Bettcher, Director del Departamento de Prevención de Enfermedades No Transmisibles de la OMS

Por otra parte, el informe muestra que hay unos 3000 millones de personas cubiertas por campañas nacionales contra el tabaco. Gracias a ello, cientos de millones de no fumadores tienen una menor probabilidad de adquirir el hábito.

Así y todo, según el informe, para alcanzar la meta acordada a nivel mundial de reducir en un 30% el consumo de tabaco para 2025, es necesario que aumente el número de países que aplican programas integrales para combatirlo.

Proteger a la población de las enfermedades que causa el tabaco

La prohibición de la publicidad, la promoción y el patrocinio del tabaco es una de las medidas más eficaces para combatir su consumo. Actualmente hay 24 países, que albergan a 694 millones de personas, que han implantado prohibiciones completas, y otros cien países están a punto de prohibirlo totalmente. Sin embargo, quedan hoy 67 países que no prohíben ninguna forma de publicidad, promoción y patrocinio del tabaco, ni han implantado tampoco medidas para prohibir la publicidad en los medios de difusión y la prensa nacionales.

"Si no cerramos filas y prohibimos la publicidad, la promoción y el patrocinio del tabaco, los adolescentes y los adultos jóvenes seguirán viéndose tentados por el tabaco como consecuencia de las técnicas cada vez más agresivas que emplea la industria tabacalera”, ha señalado la Dra. Margaret Chan, Directora General de la OMS. "Todos los países tienen la responsabilidad de proteger a su población de las enfermedades, la discapacidad y las defunciones que causa el tabaco."

El tabaco es la principal causa de muerte evitable a nivel mundial y mata a 6 millones de personas cada año. Puede causar cáncer, enfermedades cardiovasculares, diabetes y enfermedades respiratorias crónicas. Si se mantienen las tendencias actuales, el número de muertes atribuibles al consumo de tabaco aumentará a 8 millones al año en 2030. Sin preocuparse de los efectos nocivos del consumo de tabaco, las tabacaleras invierten cada año decenas de miles de millones de dólares en publicidad, promoción y patrocinio.

"Sabemos que solo la prohibición total de la publicidad, la promoción y el patrocinio reviste eficacia", subraya el Dr. Douglas Bettcher, Director del Departamento de Prevención de Enfermedades No Transmisibles de la OMS. "Los países que han impuesto prohibiciones totales junto con otras medidas de control del tabaco han logrado reducir su consumo de forma significativa en solo unos cuantos años".

Otras conclusiones importantes

Otras conclusiones importantes del informe son las siguientes:

  • Sigue aumentado el número de países que obligan a incluir advertencias sanitarias en los paquetes de tabaco. En los últimos cinco años, 20 países que albergan a 657 millones de personas han implantado requisitos estrictos en ese sentido. Desde 2010 son 11 los países (con 265 millones de personas) que han hecho tal cosa.
  • Más de quinientos millones de personas de nueve países han pasado a tener acceso a servicios adecuados para dejar de fumar en los últimos cinco años. Sin embargo, desde 2010 se ha avanzado poco, pues solo cuatro países más, con una población total de 85 millones de personas, han pasado a ofrecer acceso a servicios con gastos cubiertos, incluida una línea telefónica nacional gratuita de ayuda para la deshabituación.
  • La creación de espacios públicos y lugares de trabajo sin humo sigue siendo la medida que más y en mayor grado se ha implantado. Hay 32 países que aprobaron prohibiciones completas del tabaco en todos los lugares de trabajo, espacios públicos y medios de transporte público entre 2007 y 2012, lo que extendió así la protección a casi 900 millones de personas más. Desde 2010, 12 países y un territorio, que abarcan 350 millones de personas, aprobaron leyes rigurosas de creación de espacios sin humo a nivel nacional.

En 2008 la OMS señaló seis medidas de control del tabaco basadas en la evidencia que permiten combatir su consumo con la máxima eficacia. Conocidas globalmente como "MPOWER", estas medidas se corresponden con una o más de las disposiciones de reducción de la demanda que figuran en el Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT de la OMS): vigilar el consumo de tabaco y las políticas de prevención, proteger a la población del humo de tabaco, prestar ayuda a quienes quieran dejar de consumir tabaco, advertir a la población de los peligros de éste, hacer cumplir las prohibiciones sobre publicidad, promoción y patrocinio, y aumentar los impuestos sobre el tabaco.

El de este año es el cuarto de la serie de informes de la OMS sobre la situación de las medidas MPOWER. Estas medidas dotan a los países de una herramienta práctica para reducir la demanda de tabaco en consonancia con lo dispuesto en el CMCT de la OMS, y reducir así también la morbilidad, la discapacidad y la mortalidad conexas.

El CMCT de la OMS, que entró en vigor en 2005 y cuenta hoy con 177 Partes, es un poderoso instrumento para combatir la mortífera epidemia de tabaquismo.

Para más información, pueden ponerse en contacto con:

Tarik Jasarevic
OMS
Telephone: +41-22-7915099
Móvil: +41-79-3676214
E-mail: jasarevict@who.int

Compartir