Centro de prensa

La OMS da a conocer una nueva fase en la lucha contra las enfermedades tropicales desatendidas

Una dedicación constante es fundamental para alcanzar las metas de erradicación y eliminación de aquí a 2020

Comunicado de prensa

La Organización Mundial de la Salud ha dado a conocer una serie de progresos sin precedentes realizados en la lucha contra 17 enfermedades tropicales desatendidas 1 gracias a una nueva estrategia mundial, al abastecimiento fiable de medicamentos costoeficaces de calidad asegurada y al apoyo de asociados mundiales. En el informe sobre la campaña para superar el impacto mundial de las enfermedades tropicales desatendidas [Sustaining the drive to overcome the global impact of neglected tropical diseases] se da a conocer la manera como el nuevo impulso ha empujado al borde de la eliminación a muchas de estas enfermedades, que se cobran el tributo más oneroso entre los pobres de todo el mundo.

Se tiene prevista la erradicación de dos enfermedades

Se trazan en la publicación los progresos realizados en el control, la eliminación y la erradicación de estas enfermedades. Se tiene prevista la erradicación de dos: la dracunculosis en 2015 y el pian en 2020. Se describen seis metas para la eliminación de cinco enfermedades en 2015 y otras 10 metas para nueve enfermedades en 2020, bien sea a escala mundial o en determinadas zonas.

«Gracias a esta nueva fase en el control de estas enfermedades, estamos avanzando hacia el logro de la cobertura universal de las intervenciones esenciales», comenta la Directora General de la OMS, doctora Margaret Chan. «Es imprescindible fortalecer la capacidad de los programas nacionales en los países donde estas enfermedades son endémicas y racionalizar la cadena de abastecimiento de medicamentos para que estos lleguen oportunamente a las personas que los necesitan.»

Donación de medicamentos y financiación

La donación de medicamentos y la financiación organizada por parte de asociados internacionales ha ayudado a emprender iniciativas y aplicar medidas rápidas que han tenido una repercusión mensurable en los países afectados, donde se ha ampliado mucho la aplicación de intervenciones preventivas con quimioterapia. Esta última consiste en la distribución extensa de medicamentos seguros, de buena calidad y en monodosis para prevenir cinco helmintiasis y el tracoma (causado por Chlamydia trachomatis).

Tan solo en 2010, unos 711 millones de personas recibieron este tratamiento contra cuatro enfermedades (filariasis linfática, oncocercosis, esquistosomiasis y helmintiasis transmitidas por el suelo).

Tratamiento masivo contra la esquistosomiasis

La OMS prevé que en los cinco años próximos el tratamiento contra la esquistosomiasis (bilharziosis) se aplique a 235 millones de personas. Ello se logrará aumentando el acceso a los medicamentos, gracias a las donaciones, y mejorando la distribución en los países.

«Nuestras posibilidades de éxito nunca habían sido tan firmes», agrega la doctora Chang. «Se está liberando a millones de seres humanos de la miseria y la discapacidad que por muchos siglos mantuvieron a muchas poblaciones sumidas en la pobreza por incontables generaciones.»

Otros temas sobresalientes del informe:

  • La erradicación del nematodo Dracunculus (gusano de Guinea) está a la vista. La OMS informa de una reducción del número de casos notificados de dracunculosis, pues entre enero y septiembre de 2012 solo hubo 521, por comparación con 1006 casos confirmados en el mismo periodo de 2011; los casos de tripanosomiasis africana (enfermedad del sueño) bajaron a menos de 7000 en 2011 desde la elevada cifra de 30 000 casos anuales en los albores del siglo.
  • La rabia se ha eliminado en varios países; la OMS prevé la eliminación regional de esta enfermedad evitable de aquí a 2020. Con respecto a la úlcera de Buruli, una nueva estrategia que combina la detección temprana y la administración de antibióticos ha disminuido drásticamente el sufrimiento y la discapacidad causados por esta afección crónica y debilitante de la piel.
  • Una evaluación de la nueva estrategia de la OMS, que apunta a erradicar el pian de aquí a 2020 mediante un tratamiento novedoso con antibióticos que remplazan a los obtenidos en los años cincuenta del siglo pasado (sobre todo a la penicilina benzatínica inyectable).
  • Las graves amenazas que plantea el dengue: en 2012 era la enfermedad vírica de transmisión vectorial que se propagaba con la mayor rapidez y entrañaba la posibilidad de desatar una pandemia; en los últimos 50  años su incidencia se ha multiplicado por 30. El mundo tiene que dejar la actitud pasiva y empezar a aplicar en su lugar medidas preventivas ininterrumpidas.

En el informe se definen los conceptos de eliminación y erradicación, y se analizan algunos problemas que persisten en los países. Sobresale la necesidad de que los programas nacionales contra estas enfermedades mejoren la coordinación y la integración. De igual manera, se pone de relieve la importancia de fortalecer al personal sanitario y conseguir que en los programas de control de enfermedades colaboren otros sectores, como los de educación, agricultura y veterinaria de salud pública.


1. Dengue, rabia, tracoma, úlcera de Buruli, treponematosis endémicas (incluido el pian), lepra, enfermedad de Chagas, tripanosomiasis africana humana, leishmaniasis, teniasis o cisticercosis, dracunculosis (enfermedad por el gusano de Guinea), equinococosis o hidatidosis, trematodiasis de transmisión alimentaria, filariasis linfáticas, oncocercosis (ceguera de los ríos), esquistosomiasis (bilharziosis) y helmintiasis transmitidas por el suelo.

Contacto para los medios de comunicación:

Glenn Thomas
Comunicaciones de la OMS
Teléfono: +41 22 791 3983
Celular: +41 7 95 09 06 77
Correo: thomasg@who.int

Ashok Moloo
Departamento de Control de las Enfermedades Tropicales Desatendidas
OMS
Teléfono: +41 22 791 1637
Celular: +41 7 95 40 50 86
Correo: molooa@who.int

Compartir

Enlaces conexos