Centro de prensa

Un nuevo plan contra la neumonía y la diarrea podría salvar las vidas de 2 millones de niños y niñas al año

Comunicado de prensa

Un nuevo Plan de Acción Mundial presentado hoy por UNICEF y la Organización Mundial de la Salud (OMS) ofrece el potencial de proteger a unos 2 millones de niños y niñas cada año contra las muertes causadas por la neumonía y la diarrea, que son dos de las principales causas de mortalidad de niños menores de cinco años a escala mundial.

El Plan de Acción Mundial Integrado para la Prevención y la Lucha contra la Neumonía y la Diarrea pide una mayor integración de las actividades de prevención y tratamiento de estas dos enfermedades, y fija objetivos ambiciosos para reducir las tasas de mortalidad y elevar los niveles de acceso de los niños a las intervenciones que salvan vidas.

“Con demasiada frecuencia, las estrategias para hacer frente a la neumonía y la diarrea actúan de manera paralela”, dice la Dra. Elizabeth Mason, Directora del Departamento de Salud de la Madre, el Recién Nacido, el Niño y el Adolescente, de la OMS. “Pero como lo demuestra el caso de países como Bangladesh, Camboya, Etiopía, Malawi, Pakistán y Tanzania, tiene sentido desde el punto de vista de la salud y la economía integrar las estrategias de manera más estrecha”.

Hay muchos factores que contribuyen a que se produzcan estos dos trastornos, así que no existe una sola intervención que pueda prevenir, tratar o controlar con eficacia la neumonía o la diarrea. Sin embargo, como han demostrado los países más ricos, hay un número de elementos esenciales para la reducción de las infecciones y las muertes debidas a ambas enfermedades.

Por ejemplo, una buena nutrición y un ambiente limpio contribuyen a proteger a los niños contra la neumonía y la diarrea. Asimismo, se están introduciendo nuevas vacunas para proteger a los niños contra estas enfermedades. Un buen acceso a los servicios de salud y a los medicamentos adecuados también puede asegurar que reciban el tratamiento que necesitan. Sin embargo, muchos de los esfuerzos existentes para hacer frente a la neumonía y la diarrea en países de bajos y medianos ingresos tienen todavía que capitalizar estos elementos comunes.

“Se trata de una cuestión de equidad. Los niños pobres de los países de bajos ingresos corren un mayor riesgo de muerte por neumonía o por diarrea, pero es mucho menos probable que reciban las intervenciones que necesitan”, dijo el Dr. Mickey Chopra, jefe mundial de los programas de salud de UNICEF.

“Sabemos qué hacer. Si en los 75 países con las tasas más altas de mortalidad se aplica a toda la población la misma cobertura de intervenciones esenciales que disfruta el 20% de los hogares más ricos, podemos evitar la muerte de 2 millones de niños, incluso tan pronto como en 2015, la fecha límite para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio”, añadió el Dr. Chopra.

El nuevo Plan de Acción de OMS/UNICEF establece objetivos claros para 2025: un 75% de reducción en la incidencia de la neumonía y la diarrea graves a partir de los niveles de 2010 entre los niños menores de cinco años, y la eliminación casi total de las muertes debidas a ambas enfermedades en el mismo grupo de edad. También se propone una reducción del 40% en el número mundial de niños menores de cinco años con retraso en el crecimiento.

Los objetivos del Plan de Acción son significativamente más altos que los niveles actuales. Por ejemplo, se pide que el 90% de todos los niños tengan acceso a antibióticos contra la neumonía y a las sales de rehidratación oral contra la diarrea, por encima de los niveles actuales del 31% y el 35% respectivamente. Como objetivo intermedio, al menos la mitad de todos los niños menores de seis meses deben recibir lactancia materna exclusiva, frente a los niveles de 2012 del 39%.

Todos los niños deben tener acceso a mejores servicios de saneamiento y agua potable, entre 63% y 89% respectivamente; y sobre la base de los progresos ya realizados en algunos países en la introducción de nuevas vacunas contra el neumococo y el rotavirus, el objetivo es lograr una cobertura del 90% para la fecha prevista.

El Plan de Acción hace un llamamiento a los gobiernos y otras partes interesadas para que den prioridad a la inversión en los grupos de población que tienen un acceso deficiente a los servicios para prevenir y tratar la neumonía y la diarrea. Casi el 90% de las muertes por neumonía y diarrea se producen actualmente en el África subsahariana y Asia meridional.

El Plan de Acción llega en un momento en que la comunidad mundial ha reforzado su compromiso con los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) relativos a la salud, incluida la reducción de la mortalidad infantil. Esto abarca la iniciativa Todas las mujeres, Todos los niños, del Secretario General de las Naciones Unidas y, en el marco de esta iniciativa, el proyecto Un Compromiso con la supervivencia infantil: Una promesa renovada, un movimiento mundial coordinado por UNICEF, por medio del cual más de 170 países se han comprometido a poner fin a las muertes infantiles prevenibles en 2035.

Nota para los editores:

El nuevo Plan de Acción Mundial Integrado se basa en compromisos e iniciativas existentes, tales como:

  • la Estrategia Mundial del Secretario General de las Naciones Unidas para la Salud de la Mujer y el Niño y Todas las mujeres, Todos los niños;
  • la Comisión de información y rendición de cuentas sobre la salud maternoinfantil;
  • la Comisión de las Naciones Unidas sobre productos básicos de supervivencia para mujeres y niños; El Compromiso con la supervivencia infantil: una promesa renovada;
  • la Declaración de 2012 sobre la ampliación del tratamiento de la diarrea y la neumonía;
  • la Alianza de Saneamiento y Agua para Todos;
  • el Decenio Internacional para la Acción El agua, fuente de Vida de 2005-2015;
  • y el Plan de Acción Mundial de Vacunación.

El Plan de Acción se presenta en combinación con una nueva serie de The Lancet sobre la neumonía infantil y la diarrea. Los cuatro artículos de la serie proporcionan la base de pruebas para una actuación integral contra estas dos enfermedades, e incluyen nuevos datos sobre la carga, la epidemiología, las intervenciones que funcionan, y el costo financiero que supone acabar con las muertes evitables por diarrea y neumonía en 2025.

Para más información puede ponerse en contacto con:

Fadéla Chaib
Portavoz de la OMS
Tel.: +41 22 791 32 28
Móvil: +41 79 475 55 56
E-mail: chaibf@who.int

Marixie Mercado
UNICEF (Genève):
Tel.: +41 22 909 5716
Móvil: +41 79 756 7703
E-mail: mmercado@unicef.org

Rita Ann Wallace
UNICEF (New York):
Tel.: +1 212 326 7586
Móvil: +1 917 213 4034
E-mail:rwallace@unicef.org

Compartir