Centro de prensa

De los Objetivos de Desarrollo del Milenio hacia los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas

Comunicado de prensa

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publica hoy un nuevo análisis exhaustivo de las tendencias sanitarias mundiales desde el año 2000 y una evaluación de los desafíos para los próximos 15 años.

En la publicación, titulada La salud en 2015: de los ODM a los ODS, se señalan los principales motores del progreso en materia de salud en el marco de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) de las Naciones Unidas. Asimismo, se enuncian las medidas que los países y la comunidad internacional deberían impulsar con carácter prioritario para alcanzar los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que entran en vigor el 1 de enero de 2016.

Los 17 ODS son más amplios, tienen mayores aspiraciones que los ODM y presentan un programa pertinente para todas las personas en todos los países para que «nadie se quede atrás». En la nueva agenda se exige que las tres dimensiones del desarrollo sostenible (económica, social y ambiental) se aborden de manera integrada.

Casi todos los ODS están directamente relacionados con la salud o contribuirán indirectamente a ella. En uno de los objetivos (ODS3) se contempla en concreto «Asegurar una vida sana y promover el bienestar de todos en todas las edades». Sus 13 metas se sustentan sobre los progresos alcanzados en los ODM y plasman un nuevo eje que gira en torno a las enfermedades no transmisibles y el logro de la cobertura sanitaria universal.

«La cobertura sanitaria universal está presente en todos los objetivos relacionados con la salud», señala la Dra. Marie-Paule Kieny, Subdirectora General, Sistemas de Salud e Innovación de la OMS. «Es la columna vertebral del desarrollo en materia de salud y refleja la enorme importancia concedida en los ODS a la equidad y a la necesidad de llegar a las personas más pobres y desfavorecidas en todo el mundo».

Aunque con los ODM relacionados con la salud no se alcanzaron algunas de las metas mundiales, los resultados generales fueron impresionantes. Los últimos 15 años han sido testigo de importantes descensos en la mortalidad materna e infantil y de avances en la lucha contra el VIH, la tuberculosis y el paludismo en los países en desarrollo.

Los principales elementos para lograr los objetivos deseados han sido la duplicación en la financiación mundial para la salud, la creación de nuevos mecanismos y asociaciones de financiación, y la función crucial de la sociedad civil en la lucha contra enfermedades como el VIH/sida. .

Las inversiones en investigación ha llevado a la ampliación a todos los países de nuevas intervenciones como el tratamiento antirretrovírico contra el VIH y los mosquiteros tratados con insecticida para prevenir el paludismo

El informe de la OMS presenta los últimos datos y un análisis en profundidad de los ámbitos principales tratados en los ODS vinculados a la salud:

  • la salud reproductiva, de la madre, el recién nacido, el niño y el adolescente;
  • las enfermedades infecciosas, en particular el VIH, la tuberculosis, el paludismo, las hepatitis y las enfermedades tropicales desatendidas;
  • la enfermedades no transmisibles (ENT), como las cardiopatías, el cáncer y la diabetes;
  • la salud mental y el abuso de sustancias adictivas, en particular los estupefacientes y el consumo nocivo de alcohol;
  • lesiones y violencia;
  • la cobertura sanitaria universal.

Al centrar la atención en 34 diferentes temas sanitarios se ponen de relieve las tendencias, los logros, las razones de los excelentes resultados alcanzados, los desafíos y las prioridades estratégicas para mejorar la salud en los diferentes ámbitos. Esos temas centrales abarcan desde la contaminación del aire y las hepatitis a las lesiones debidas a los accidentes de tránsito.

Además, en el informe la OMS analiza también de qué modo la salud contribuye a los otros 16 ODS y se beneficia de ellos, y examina las implicaciones para la salud de cuestiones nuevas como el cambio tecnológico y ambiental.

En las metas de los ODS relacionadas con la salud se recogen ampliamente las principales prioridades del programa de trabajo de la OMS para 2014-2019; muchas de esas metas ya habían sido acordadas por los Estados Miembros en la Asamblea Mundial de la Salud.

Por ejemplo, las metas mundiales de aplicación voluntaria establecidas en 2013 para la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles están estrechamente vinculadas con la meta 3.4 de los ODS: reducir la mortalidad prematura por enfermedades no transmisibles en un tercio de aquí a 2030. Los órganos deliberantes de la OMS desempeñarán una función crucial en el seguimiento y examen del cumplimiento de los ODS relacionados con la salud.

«Uno de los principales retos será medir los progresos conseguidos en un número de metas considerable, sobre todo por la falta de datos sanitarios en los países en desarrollo», comenta la Dra. Kieny. «El seguimiento de los ODS exige regularmente datos de calidad, por ejemplo sobre las causas de muerte, de todos los grupos de población; solo de ese modo sabemos hacia dónde dirigir los recursos».

La OMS trabaja con sus asociados para establecer un proyecto de colaboración de datos de salud a principios de 2016 cuyo objeto es apoyar a los países a mejorar los sistemas de datos sanitarios. Un primer producto de esta colaboración mundial es la Lista mundial OMS de referencia, que incluye 100 indicadores básicos, publicada a principios de este año y que ya se utiliza para orientar la labor en muchos países.

«Como el organismo mundial con el mandato de atender todas las cuestiones relacionadas con la salud, la OMS asumirá una función de liderazgo para apoyar a los países a que establezcan metas y estrategias nacionales, formular recomendaciones sobre las intervenciones más ventajosas, definir prioridades de investigación y hacer un seguimiento de los progresos en el logro de los ODS relacionados con la salud», comenta la Dra. Kieny.

En 2016 la OMS publicará el primero de una serie de informes anuales sobre los ODS para establecer los puntos de partida y medir los avances en el logro de los objetivos durante los próximos 15 años.


Información para los medios de comunicación

Tarik Jasarevic
OMS
Tel: +41 22 791 5099
Móvil: +41 79 367 6214
Correo electrónico: jasarevict@who.int