Centro de prensa

La vacuna contra el sarampión ha salvado a más de 20 millones de niños en 15 años, pero cada día cientos aún fallecen a causa de esta enfermedad

Comunicado de prensa conjunto CCPE/GAVI/UNICEF/OMS

A pesar de que las muertes por sarampión en el mundo han disminuido un 79% entre 2000 y 2015, cada día aún fallecen cerca de 400 niños a causa de esta enfermedad, revela un informe publicado hoy por las principales organizaciones de la salud.

«Que el sarampión pase a la historia no es misión imposible», señaló Robin Nandy, Jefe de Inmunización de UNICEF. «Disponemos de los mecanismos y conocimientos para hacerlo, lo que nos falta es la voluntad política para vacunar a todos los niños, independientemente de dónde se encuentren. Sin este compromiso, seguirán muriendo niños a causa de una enfermedad que se puede prevenir de forma fácil y barata».

Las campañas de vacunación masiva contra el sarampión, sumadas al incremento a nivel mundial de la cobertura de vacunación sistemática contra esta enfermedad, han salvado unos 20,3 millones de vidas entre 2000 y 2015, según el UNICEF, la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Alianza Gavi para las Vacunas y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU. (CDC).

No obstante, este progreso ha sido desigual. En 2015, alrededor de 20 millones de lactantes no recibieron su vacuna contra el sarampión, y se estima que 134 000 niños murieron a causa de la enfermedad. En Etiopía, India, Indonesia, la República Democrática del Congo, Nigeria y Pakistán se encuentran la mitad de los niños sin vacunar y el 75% de las muertes a causa del sarampión.

«Es inaceptable que cada año millones de niños dejen de recibir su vacuna. Contamos con una vacuna segura y muy eficaz para detener la propagación del sarampión y salvar vidas», señaló el Dr. Jean-Marie Okwo-Bele, Director del Departamento de Inmunización, Vacunas y Productos Biológicos de la OMS. «Este año, la Región de las Américas fue declarada exenta de sarampión; lo que demuestra que es posible su eliminación. Ahora, debemos detener esta enfermedad en el resto del mundo, y se comienza con la vacunación».

«El sarampión es un indicador clave de la solidez de los sistemas de inmunización de un país y, con demasiada frecuencia, termina siendo “el canario en la mina de carbón”, constituyendo los brotes la primera advertencia de problemas más serios», indicó el Dr. Seth Berkley, Director General de la Alianza Gavi para las Vacunas. «Para tratar una de las enfermedades prevenibles mediante vacunación que más muertes infantiles causa a nivel mundial, necesitamos compromisos sólidos por parte de los países y asociados para ampliar la cobertura de la inmunización sistemática y para fortalecer los sistemas de vigilancia».

El sarampión es una enfermedad vírica muy contagiosa que se propaga mediante el contacto directo y el aire. Es una de las causas principales de muerte infantil en el mundo que se puede prevenir con dos dosis de una vacuna segura y eficaz.

Los brotes de sarampión en diversos países –causados por brechas en la vacunación sistemática y en las campañas de vacunación masiva– siguen planteando un importante escollo. En 2015 se notificaron grandes brotes en Alemania, Egipto, Etiopía, Kirguistán y Mongolia. Los brotes en Alemania y Mongolia afectaron a las personas mayores, lo que destaca la necesidad de vacunar a los adolescentes y adultos jóvenes que no tienen protección contra el sarampión.

El sarampión también tiende a recrudecer en países en conflicto o en emergencias humanitarias debido al reto que supone vacunar a todos los niños. El año pasado se notificaron brotes en Nigeria, Somalia y Sudán del Sur.

La eliminación del sarampión en cuatro de las seis regiones de la OMS es la meta mundial en el punto medio de la implementación del Plan de acción mundial sobre vacunas. «El mundo no ha cumplido esta meta, pero se puede lograr la eliminación del sarampión como ha sucedido en la Región de las Américas», señaló la Dra. Rebecca Martin, Directora del Centro de Salud Global de los CDC.

«Como dice el refrán africano, 'se necesita toda una aldea para criar a un niño', y se necesitan tanto la aldea local como la mundial para proteger a los niños contra el sarampión. Podemos eliminar el sarampión de todos los países, pero todos debemos desempeñar una función. El informe de este año muestra que los objetivos de eliminación regional del sarampión de la OMS de 2015 no se cumplieron porque no se vacunó a todos los niños. Existen brechas que debemos cerrar; asimismo, tenemos que asegurarnos de que los compromisos que se tomen sobre recursos económicos y humanos se mantengan y se utilicen adecuadamente para vacunar a todos los niños, para detectar y responder ante cada caso de sarampión y para impedir una mayor propagación. Estos esfuerzos protegerán a todos los niños para que puedan convertirse en la próxima generación de líderes. También asegurarán que todos los países cuenten con una red de seguridad sólida para detener las amenazas planteadas por esta enfermedad cuando se presenten y para proteger a todos de las amenazas a la salud mundial», señaló la Dra. Martin.

Nota a los editores

El Plan de acción mundial sobre vacunas adoptado por la Asamblea Mundial de la Salud en 2012 fijó la meta de eliminar el sarampión para 2015 en cuatro de las regiones. No haber cerrado las brechas en la cobertura de inmunización ha ocasionado el incumplimiento de la meta.

Desde 2000, unos 1800 millones de niños han sido vacunados contra el sarampión mediante campañas de vacunación masiva contra la enfermedad puestas en marcha en 2001 con el apoyo del UNICEF, un miembro fundador de la Iniciativa de Lucha contra el Sarampión y la Rubéola, conjuntamente con la Cruz Roja Americana, la Fundación de las Naciones Unidas, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos de América y la Organización Mundial de la Salud.

La Alianza Gavi para las Vacunas ha programado alrededor de US$ 1000 millones para el periodo 2016-2020 para ayudar a que los países en desarrollo hagan frente al sarampión de una manera integral que contribuya a salvar más de un millón de vidas.

Los datos de mortalidad por sarampión más recientes se encuentran publicados en el parte epidemiológico semanal de la OMS Weekly Epidemiological Report y en la revista Morbidity and Mortality Weekly Report de los CDC.

Acerca del UNICEF

UNICEF promueve los derechos y el bienestar de todos los niños y niñas en todo lo que hace. De forma conjunta con sus asociados, trabaja en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas, centrando especialmente sus esfuerzos en llegar a los niños más vulnerables y excluidos, para el beneficio de todos los niños, en todas partes.

Acerca de la OMS

La OMS es la autoridad directiva y coordinadora en asuntos de salud en el sistema de las Naciones Unidas. Es la responsable de desempeñar una función de liderazgo en temas para la salud mundial, configurar la agenda de las investigaciones en salud, establecer normas y patrones, formular opciones de política que aúnen principios éticos y fundamento científico, prestar apoyo técnico a los países, seguir de cerca y evaluar las tendencias de la salud y mejorar la seguridad sanitaria mundial.

Acerca de la Alianza Gavi para las Vacunas

La Alianza Gavi para las Vacunas es una iniciativa público-privada comprometida a salvar la vida de los niños y a proteger la salud de las personas mediante el aumento del uso equitativo de vacunas en países con ingresos más bajos. La Alianza Gavi para las Vacunas reúne a países en desarrollo y gobiernos donantes, la Organización Mundial de la Salud, el UNICEF, el Banco Mundial, la industria de las vacunas, los organismos técnicos, la sociedad civil, la Fundación Bill y Melinda Gates y otros asociados del sector privado. En la Gavi se utilizan mecanismos de financiación innovadores, incluida la cofinanciación con los países receptores, para garantizar una aportación duradera de fondos y asegurar un suministro adecuado de vacunas de calidad. Desde 2000, la Gavi ha contribuido a la inmunización de unos 580 millones de niños y a la prevención de aproximadamente 8 millones de muertes futuras.

Acerca de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU.

El Centro de Salud Global de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU. coordina y administra los recursos y conocimientos técnicos del organismo para hacer frente a los retos mundiales como el VIH/SIDA, el paludismo, la salud en situaciones de emergencia y refugiados, las enfermedades no transmisibles, los traumatismos, entre otros.

Para más información, póngase en contacto con:

Najwa Mekki
UNICEF Nueva York
Teléfono: +1 917 209 1804
Correo electrónico: nmekki@unicef.org

Christian Lindmeier
OMS Ginebra
Teléfono: +41 22 791 1948
Correo electrónico: lindmeierch@who.int

Frédérique Tissandier
Alianza Gavi para las Vacunas
Teléfono: +41 22 909 29 68
Correo electrónico: ftissandier@gavi.org

M. Belen Moran
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU
Teléfono: +1 470 240 8906
Correo electrónico: mmoran@cdc.gov