Centro de prensa

La OMS amplía la respuesta a la crisis humanitaria en Nigeria

La situación sanitaria es grave en 15 áreas de gobierno local anteriormente en manos de los insurgentes

Comunicado de prensa

El 19 de agosto de 2016 un equipo sanitario de emergencia de la OMS se desplazó al estado de Maiduguri para evaluar y paliar las necesidades sanitarias de 800 000 personas en una región del noreste de Nigeria que anteriormente controlaban grupos violentos insurgentes. En cooperación con sus asociados, la OMS está intensificando sus actividades de respuesta ante esta emergencia para ayudar a cientos de miles de personas que necesitan desesperadamente servicios sanitarios. Más de la mitad de los centros médicos del estado de Borno, la zona más gravemente afectada, no prestan servicios.

Las primeras evaluaciones han revelado los acuciantes problemas de salud que sufre la población en 15 áreas de gobierno local que anteriormente controlaban grupos insurgentes. Se calcula que en algunas de estas áreas las tasas de mortalidad son cuatro veces superiores al nivel a partir del cual se declara una emergencia, y que la tasa de desnutrición aguda grave es de alrededor de un 14%. Además, dos años después del último caso de poliomielitis registrado en el país, la semana pasada Nigeria notificó la detección de dos casos en el estado de Borno. Uno de los afectados se encuentra en un área de gobierno local a la que no llegan los servicios sanitarios, mientras que el otro se encuentra en un área en la que ahora ya se pueden prestar estos servicios. También se han notificado casos de sarampión en la zona, lo cual complica más si cabe la compleja situación humanitaria.

El objetivo inmediato de la OMS y sus asociados es ampliar la prestación de servicios sanitarios vitales para reducir urgentemente las tasas de morbimortalidad. La Organización trabajará en estrecha colaboración con organismos especializados y las autoridades locales para aminorar los riesgos para la salud ocasionados por la malnutrición, los brotes de enfermedades y la falta de servicios sanitarios básicos durante un largo periodo.

Las condiciones de trabajo en las zonas afectadas son arduas. Ni los recursos disponibles para paliar las enormes deficiencias en los servicios sanitarios ni la capacidad para utilizarlos son suficientes. La inseguridad es una limitación importante, como muestra una serie de ataques que los insurgentes han lanzado recientemente contra el personal humanitario. Además, la temporada de lluvias está alcanzando su intensidad máxima y se prevén inundaciones abundantes en las próximas semanas. Solo se puede acceder a estas 15 áreas de gobierno local recorriendo largas distancias a lo largo de carreteras en mal estado y con la protección de una escolta militar.

No obstante, la OMS y sus asociados están adoptando medidas urgentes para atajar de frente estos problemas. La OMS ya ha desplegado en Nigeria especialistas en coordinación, gestión de datos y operaciones de emergencia, así como otro equipo en el terreno que está ayudando a luchar contra los brotes de poliomielitis en el estado de Borno. El Gobierno ya ha puesto en marcha campañas de vacunación de emergencia contra esta enfermedad, con la ayuda de la OMS y sus asociados. Pronto se habrá completado una primera tanda en la que se ha habrá vacunado contra la poliomielitis a un millón de niños, y se prevé administrar nuevas tandas a gran escala antes de noviembre. La OMS también ha enviado medicamentos y suministros de emergencia, y en los próximos días un equipo de respuesta experimentado reforzará las operaciones de emergencia.

El Dr. Peter Salama, Director Ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS, señala que «las situaciones de conflicto prolongado como las que se viven en el norte de Nigeria y en Camerún, Chad y Níger, países de la cuenca del lago Chad, son una de las mayores amenazas para la salud a nivel mundial. No solo ocasionan las tasas de mortalidad más elevadas entre los niños y las embarazadas, sino que también pueden causar de enfermedades infecciosas y brotes epidémicos. Sin embargo, con demasiada frecuencia no reciben la atención de la comunidad internacional.

La respuesta de la OMS ante esta emergencia se basa en la dilatada labor que lleva a cabo la Organización en Nigeria, ayudando a prestar servicios sanitarios vitales, como la inmunización; los servicios de salud materna, infantil y neonatal, y la lucha contra la el VIH. Actualmente, la OMS está ampliando su respuesta con la prioridad de salvar vidas, sobre todo en servicios de tratamiento de enfermedades, salud infantil y salud materna. Se calcula que el sector sanitario en Nigeria necesita US$ 25 millones en el marco del "Plan mundial de respuesta humanitaria" para 2016, que está siendo revisado con los asociados a la luz de los últimos acontecimientos.


Si desea más información, puede ponerse en contacto con:

Tarik Jašarević
Responsable de comunicación
Teléfono móvil: +41 793 676 214
Teléfono fijo: +41 22 791 5099
Correo electrónico: jasarevict@who.int

Christian Lindmeier
Responsable de comunicación
Teléfono móvil: +41 79 500 65 52
Teléfono fijo: +41 22 791 19 48
Correo electrónico: lindmeierch@who.int