Centro de prensa

La OMS hace un llamamiento a la adopción de medidas mundiales para detener el aumento de la diabetes y mejorar la atención de quienes la padecen

Primer informe mundial de la OMS sobre la diabetes: hay 422 millones de adultos con diabetes, la mayoría en los países en desarrollo.

Comunicado de prensa

El número de personas con diabetes se ha multiplicado casi por cuatro desde 1980, hasta llegar a 422 millones de adultos, la mayoría de los cuales viven en países en desarrollo. Entre los factores que han contribuido a este drástico aumento se encuentran el sobrepeso y la obesidad, ha anunciado la OMS con motivo del Día Mundial de la Salud (7 de abril) de este año, que celebra la fundación de la Organización en 1948.

Con este motivo, la OMS hace un llamamiento a la acción para luchar contra la diabetes. En su primer Informe mundial sobre la diabetes, la Organización destaca la necesidad de reforzar la prevención y el tratamiento de esta enfermedad.

Los entornos que promueven la salud reducen los factores de riesgo

Entre las medidas necesarias se encuentran la expansión de los entornos que promueven la salud a fin de reducir los factores de riesgo de la diabetes, como la inactividad física o las dietas poco saludables, y el fortalecimiento de las capacidades nacionales para contribuir a que los pacientes reciban el tratamiento y la atención que necesitan.

«Si queremos avanzar en la detención del aumento de la diabetes tenemos que repensar nuestra vida cotidiana: tener una alimentación saludable, mantener la actividad física y evitar un aumento excesivo del peso», ha dicho la Dra. Margaret Chan, Directora General de la OMS. «Incluso en los entornos más pobres, los gobiernos tienen que velar por que las personas puedan elegir estas opciones saludables y por que los sistemas de salud sean capaces de diagnosticar y tratar a las personas con diabetes.»

La diabetes es una enfermedad no transmisible (ENT) crónica y progresiva que se caracteriza por el aumento de la glucemia. Se produce cuando el páncreas no produce suficiente insulina, la hormona que regula la glucemia, o cuando el organismo no puede utilizar eficazmente la insulina que produce.

Principales datos del Informe mundial sobre la diabetes de la OMS

Las conclusiones principales del informe son las siguientes:

  • El número de personas con diabetes y su prevalencia están aumentando en todas las regiones del mundo. En 2014 había 422 millones de adultos (el 8,5% de la población) con diabetes, en comparación con 108 millones (4,7%) en 1980.
  • La epidemia de diabetes tiene importantes repercusiones sanitarias y socioeconómicas, sobre todo en los países en desarrollo.
  • En 2014, más de 1 de cada 3 adultos (mayores de 18 años) tenían sobrepeso, y más de uno de cada 10 eran obesos.
  • Entre las complicaciones de la diabetes se encuentran los infartos de miocardio, los accidentes vasculares cerebrales, la ceguera, la insuficiencia renal y las amputaciones de los miembros inferiores. Por ejemplo, estas últimas son unas 10 a 20 veces más frecuentes en los pacientes con diabetes.
  • La diabetes fue la causa de 1,5 millones de defunciones en 2012. La glucemia superior a su valor óptimo causó otros 2,2 millones de muertes debido al aumento del riesgo de otras enfermedades, entre ellas las cardiovasculares.
  • Muchas de esas muertes (43%) son prematuras (antes de los 70 años) y en gran medida prevenibles mediante la adopción de políticas que creen entornos propicios a los modos de vida saludables y una mejor detección y tratamiento de la enfermedad.
  • Un buen tratamiento incluye el uso de un pequeño grupo de medicamentos genéricos; las intervenciones para fomentar modos de vida saludables; la educación del paciente para facilitar la autoasistencia, y exámenes periódicos para detectar y tratar precozmente las complicaciones.

Compromisos mundiales para reducir la diabetes

«Muchos casos de diabetes son prevenibles, y existen medidas para detectarla y tratarla, aumentando así la probabilidad de que los pacientes tengan una vida más larga y saludable», dijo el Dr. Oleg Chestnov, Subdirector General de la OMS para Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental. «Pero el cambio depende en gran medida de que los gobiernos hagan más, en particular mediante el cumplimiento de los compromisos mundiales para hacer frente a la diabetes y a otras ENT.»

Entre ellos se incluye la consecución de la meta 3.4 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, consistente en reducir, de aquí a 2030, la mortalidad prematura por ENT, incluida la diabetes.

Los gobiernos también se han comprometido a hacer realidad los cuatro compromisos nacionales sujetos a plazos establecidos en el Documento final sobre enfermedades no transmisibles de la Asamblea General de las Naciones Unidas de 2014 y a alcanzar las nueve metas mundiales fijadas en el Plan de acción mundial para la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles de la OMS, que incluyen la detención del aumento de la diabetes y la obesidad.

«Cerca de 100 años después del descubrimiento de la insulina, el Informe mundial sobre la diabetes revela que los medicamentos y tecnologías esenciales para el tratamiento de la enfermedad, entre ellos la insulina, en general solo están disponibles en uno de cada tres de los países más pobres del mundo», dijo el Dr. Etienne Krug, Director del Departamento de Manejo de las Enfermedades No Transmisibles, Discapacidad, Violencia y Prevención de Lesiones Management de la OMS. «El acceso a la insulina es una cuestión de vida o muerte para muchas personas con diabetes. La mejora del acceso a la insulina y a los medicamentos para las ENT en general debería ser una prioridad”.

Se están haciendo esfuerzos mundiales para lograr una mayor disponibilidad y asequibilidad de los medicamentos, entre ellos los utilizados en las ENT.

Los compromisos de los dirigentes mundiales, en particular los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la Declaración política de las Naciones Unidas sobre la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles de 2011, el Documento final sobre enfermedades no transmisibles de la Asamblea General de las Naciones Unidas de 2014 y la labor del grupo de alto nivel del Secretario General de las Naciones Unidas para el acceso a los medicamentos esenciales, tienen como objetivo mejorar la asequibilidad y la disponibilidad de medicamentos esenciales para las personas con diabetes.

Nota para los editores

Hay tres grandes formas de diabetes: la de tipo 1, la de tipo 2 y la diabetes gestacional. La causa de la diabetes de tipo 1 es desconocida, y quienes la padecen necesitan la administración diaria de insulina para sobrevivir. La diabetes de tipo 2 es la más frecuente, y se debe en gran medida al exceso de peso y a la inactividad física. Antes solo afectaba a los adultos, pero ahora es cada vez más frecuente en los niños y los jóvenes. La diabetes gestacional es una afección temporal que ocurre en el embarazo y conlleva un riesgo a largo plazo de diabetes de tipo 2. La diabetes gestacional se caracteriza por valores de la glucemia superiores a los normales, pero todavía inferiores a los que permiten establecer el diagnóstico de los otros tipos de diabetes.

Para más información puede ponerse en contacto con:

Paul Garwood
Responsable de Comunicaciones, OMS
Tel.: +41 22 791 1578
Móvil: +41 79 603 7294
Correo electrónico: garwoodp@who.int

Laura Sminkey
Responsable de Comunicaciones, OMS
Tel.: +41 22 791 4547
Móvil: +41 79 249 3520
Correo electrónico: sminkeyl@who.int