Centro de prensa

31 de mayo del 2016, Día Mundial sin Tabaco: Prepárate para el empaquetado neutro

El empaquetado neutro reduce la demanda de los productos de tabaco y salva vidas

Comunicado de prensa

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Secretaría del Convenio Marco de la OMS para el Control de Tabaco (CMCT), los recientes avances para introducir el empaquetado neutro (estandarizado) en los productos de tabaco pueden salvar vidas al reducir la demanda de estos productos.

El empaquetado neutro restringe o prohíbe el uso de logotipos, colores, imágenes de marca o información promocional en el empaquetado, que no sean los nombres de la marca o del producto con un color y tipo de letra estandarizados.

En diciembre del 2012, Australia se convirtió en el primer país en implementar plenamente el empaquetado neutro o sencillo. El 20 de mayo de este año, el Reino Unido y Francia comenzaron a implementar el empaquetado neutro. Irlanda también está preparando la introducción de esta medida, mientras que otros países están explorando esta posibilidad.

Cómo funciona el empaquetado neutro

“El empaquetado neutro reduce el atractivo de los productos de tabaco. Mata el glamour, lo cual es apropiado para un producto que mata a la gente”, afirma la Directora General de la OMS, la Dra Margaret Chan. “Restringe la publicidad y la promoción del tabaco. Limita el empaquetado y etiquetado engañoso, e incrementa la eficacia de las advertencias sanitarias”.

En las directrices del CMCT de la OMS se recomienda el empaquetado neutro como parte de un abordaje integral del control de tabaco, que incluye el uso de advertencias sanitarias gráficas grandes y la prohibición integral de la publicidad, promoción y patrocinio del tabaco.

El caso de Australia

El consumo de tabaco en Australia ha ido reduciéndose continuamente durante años. Australia introdujo el empaquetado neutro, en conjunto con advertencias sanitarias nuevas y más grandes en el año 2012.Entre diciembre del 2012 y septiembre del 2015 hubo un descenso adicional de 0,55 puntos porcentuales en la prevalencia de consumo de tabaco fumado en la población de 14 años o más, atribuible a los cambios en el empaquetado, de acuerdo a la evaluación realizada por Australia luego de la implementación de las medidas. Esto equivale a más de 108.000 personas que han dejado de fumar, o que no han recaído o que no han iniciado el consumo durante ese período.

El Dr. Oleg Chestnov, Subdirector General para Enfermedades No Transmisibles (ENT) y Salud Mental afirma que los resultados obtenidos por Australia con el empaquetado neutro demuestran el gran potencial de esta medida. “El empaquetado neutro puede reducir la demanda de los productos de tabaco, como claramente se ha visto en Australia. Ofrece a los países una poderosa herramienta como parte de un enfoque integral para hacer frente al flagelo que representa el consumo de tabaco”, afirma el Dr. Chestnov.

El tema de este año para el Día Mundial sin Tabaco, “Prepárate para el empaquetado neutro”, subraya esta nueva tendencia en los esfuerzos mundiales para controlar los productos de tabaco, que matan a unos 6 millones de personas cada año, explica el Dr. Douglas Bettcher, Director del Departamento de Prevención de las ENT de la OMS.

Desafiar a la industria del tabaco

“El empaquetado neutro se está globalizando, a medida que más y más países buscan los importantes beneficios para la salud que puede aportar a las comunidades”, asegura el Dr. Bettcher. “La industria del tabaco se ha estado preparando para el empaquetado neutro durante algún tiempo, llevando a cabo campañas masivas de desinformación para bloquear la medida.”

“Así que es alentador ver que cada vez más países desafían las tácticas de la industria e implementan el empaquetado neutro para reducir la demanda de los productos de tabaco y anteponer la salud de la población”.

En ocasión del Día Mundial sin Tabaco, la OMS está presentando una nueva guía sobre el empaquetado neutro de los productos de tabaco, que proporciona a los gobiernos orientación basada en la evidencia más reciente y orientación para la aplicación de la medida.

“La mayoría de los gobiernos se han comprometido a frenar la epidemia de tabaco y reducir los daños relacionados, como ser las muertes por cáncer, las enfermedades respiratorias y del corazón” afirma la Dra. Vera da Costa e Silva, Jefa de la Secretaría del CMCT de la OMS. “Es de vital importancia que tengan acceso a orientación eficaz y basada en la evidencia para apoyar sus esfuerzos de proteger la salud de sus poblaciones”.

Nota del editor

Las enfermedades asociadas al tabaco constituyen una de las mayores amenazas a la salud pública que el mundo ha enfrentado. Una persona muere cada seis segundos aproximadamente por una enfermedad causada por el tabaco, lo que equivale a unos 6 millones de personas al año. Se estima que para el año 2030 esta cifra se incrementará a 8 millones de personas, y más del 80% de estas muertes evitables ocurrirán en personas que viven en países de ingresos medianos y bajos.

Las enfermedades asociadas al tabaco constituyen una de las mayores amenazas a la salud pública que el mundo ha enfrentado. Una persona muere cada seis segundos aproximadamente por una enfermedad causada por el tabaco, lo que equivale a unos 6 millones de personas al año. Se estima que para el año 2030 esta cifra se incrementará a 8 millones de personas, y más del 80% de estas muertes evitables ocurrirán en personas que viven en países de ingresos medianos y bajos. El consumo de tabaco es una de las principales causas prevenibles de las ENT. El control del tabaco representa una poderosa herramienta para mejorar la salud de las comunidades y para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS).

La meta del ODS 3.4 es reducir en un tercio las muertes prematuras por ENT para el año 2030, incluidas las enfermedades cardiovasculares y respiratorias crónicas, el cáncer y la diabetes. Las ENT fueron responsables por la muerte de 16 millones de personas de menos de 70 años en el 2012, el 82% en países en desarrollo.

El CMCT de la OMS entró en vigor en el 2005. Las Partes están obligadas a tomar una serie de medidas para reducir la demanda y la oferta de los productos de tabaco. Las acciones contempladas en el Convenio incluyen la protección de la población de la exposición al humo de tabaco; la prohibición de la publicidad, promoción y patrocinio del tabaco; la prohibición de las ventas a menores de edad; la obligación de establecer advertencias sanitarias en el empaquetado de tabaco; la promoción del abandono del consumo de tabaco, el incremento a los impuestos al tabaco y la creación de mecanismos nacionales de coordinación para el control del tabaco. Hay 180 Partes en el Convenio.

Para más información, póngase en contacto con:

Paul Garwood
Responsable de Comunicación,OMS
Teléfono: +41 22 7911578
Móvil: +41-79 603 72 94
Correo electrónico: garwoodp@who.int

Christian Lindmeier
Responsable de Comunicación,OMS
Teléfono: +41 22 79 11948
Móvil: +41 795 006 552
Correo electrónico: lindmeierch@who.int