Centro de prensa

Uno de cada 10 lactantes no fue vacunado contra ninguna enfermedad en 2016

Comunicado de prensa conjunto OMS/UNICEF

Un total de 12,9 millones de lactantes en el mundo (casi uno de cada 10) no fueron vacunados contra ninguna enfermedad en 2016, de acuerdo con las estimaciones más recientes realizadas por la OMS y el UNICEF. Ello significa, sobre todo, que no se les administró la primera dosis de la vacuna contra la difteria, el tétanos y la tos ferina (DTP), por lo que corren un riesgo importante de contraer estas enfermedades potencialmente mortales.

Además, se calcula que 6,6 millones de lactantes a los que se administró la primera dosis de la vacuna DTP no recibieron la serie completa de tres dosis de la vacuna en 2016. Desde 2010, el porcentaje de lactantes a quienes no se administra la serie completa de inmunización sistemática no ha aumentado y se ha mantenido en un 86% (que corresponde a 116,5 millones de lactantes), y tampoco se han observado cambios significativos en ningún país o región durante el pasado año. Este porcentaje queda lejos del objetivo mundial de alcanzar una cobertura vacunal del 90%.

El Dr. Jean-Marie Okwo-Bele, Director del Departamento de Inmunización, Vacunas y Productos Biológicos de la OMS, señala: «Los lactantes que no son inmunizados son, en su mayor parte, los mismos que no son atendidos por los sistemas de salud. Es muy probable que ninguno de estos lactantes se haya podido beneficiar de otros servicios sanitarios básicos. Si queremos subir el listón de la cobertura sanitaria mundial, los servicios de salud deben atender a los niños desatendidos. Cada contacto con el sistema de salud debe considerarse una ocasión para vacunar».

Actualmente, la vacunación permite prevenir cada año de 2 a 3 millones de defunciones por difteria, tétanos, tos ferina o sarampión. Se trata de una de las intervenciones sanitarias más eficaces y rentables.

Tasa de cobertura mundial de la vacunación

De acuerdo con los datos más recientes, 130 de los 194 Estados Miembros de la OMS han alcanzado y mantenido al menos un 90% de cobertura de las tres dosis de la vacuna DTP, un logro que es una de las metas del Plan de Acción Mundial sobre Vacunas. Con todo, se debe vacunar también a cerca de 10 millones de lactantes en 64 países para alcanzar como mínimo el 90% de la cobertura en todos los países. Hasta 7,3 millones de estos lactantes viven en contextos frágiles o necesitados de ayuda humanitaria, y algunos en países que sufren conflictos bélicos. Además, 4 millones se concentran en tres países (Afganistán, Nigeria y Pakistán) donde el acceso a los servicios de vacunación sistemática es fundamental para conseguir y mantener la erradicación de la poliomielitis.

En 2016, 8 países (Chad, Guinea Ecuatorial, Nigeria, República Árabe Siria, República Centroafricana, Somalia, Sudán del Sur y Ucrania) no habían alcanzado el 50% de la cobertura de las tres vacunas DTP.

A nivel mundial, el 85% de los niños han sido vacunados contra el sarampión en su primer año de vida, gracias a los servicios de vacunación sistemática, y el 64% han recibido la segunda dosis. Sin embargo, las tasas de cobertura son muy inferiores a las necesarias para prevenir brotes epidémicos, muertes evitables y para alcanzar los objetivos regionales de eliminación de esta enfermedad.

Actualmente, 152 países utilizan la vacuna antirrubeólica y la cobertura mundial ha aumentado, pasando del 35% en 2010 al 47% en 2016. Este incremento representa un importante paso adelante para reducir la incidencia del síndrome de rubéola congénita, que acarrea consecuencias nefastas como la deficiencia auditiva, malformaciones congénitas en el corazón y ceguera, entre otras discapacidades permanentes.

Lo cobertura mundial de las vacunas recomendadas más recientemente tampoco ha alcanzado el 50%. Entre estas vacunas se encuentran algunas que previenen enfermedades causantes de un gran número de defunciones infantiles, como la neumonía y la infección por rotavirus, que cursa con diarrea grave. La vacunación contra estas dos enfermedades podría reducir sustancialmente la tasa de defunción de los niños menores de cinco años, que es una de las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Muchos países de ingresos medianos se han quedado rezagados con respecto a la introducción de estas nuevas vacunas, que son también más caras. En muchos casos, estos países no reciben ayuda externa y su presupuesto sanitario no suele bastar para adquirirlas.

Desigualdades en materia de cobertura vacunal

Las estimaciones de la cobertura nacional suelen ocultar profundas desigualdades dentro de los países. En su informe State of inequality: Childhood immunization, la OMS pone de manifiesto que hay desigualdades en la cobertura de la inmunización infantil en los países de ingresos medianos y bajos durante los últimos 10 años. El informe muestra que las mejoras observadas a nivel mundial se han acompañado de patrones de cambio distintos entre los países y que, en general, las desigualdades se han reducido durante este periodo.

Estas conclusiones se han visto refrendadas por un estudio reciente del UNICEF en el que se hace hincapié en la costoeficacia de las inversiones en las comunidades más pobres y marginadas.

El Dr. Robin Nandy, Jefe de Inmunización del UNICEF, señala que «la vacunación es una de las intervenciones más eficaces para velar por la equidad. El suministro de vacunas que pueden salvar vidas a las comunidades, mujeres y niños más pobres se debe considerar una de las máximas prioridades en todos los contextos».

Para aumentar la cobertura de la inmunización es necesario intensificar los esfuerzos por reducir las desigualdades vinculadas a la situación económica de los hogares y a la formación de las madres. Por otro lado, más de la mitad de la población mundial vive en zonas urbanas, entre ellas barriadas de chabolas en rápido crecimiento de ciudades africanas y asiáticas. Las poblaciones urbanas desfavorecidas son grupos que, en muchos casos, han recibido pocas o ninguna de las vacunas que necesitan.

Por primera vez, la OMS y el UNICEF han recogido datos desglosados sobre la cobertura de inmunización a nivel supranacional. De los 194 países que han presentado datos, 125 han notificado la cobertura supranacional, abarcando cerca de 20 000 distritos y alrededor de dos terceras partes de la población mundial de lactantes. Estos datos ayudarán a arrojar luz sobre las desigualdades geográficas en el acceso a las vacunas.

Nota para los redactores

Desde 2000, la OMS y el UNICEF elaboran conjuntamente estimaciones anuales de la cobertura nacional de inmunización para cada uno de los 194 Estados Miembros de la OMS. En este proceso de estimación se examina la serie cronológica de datos sobre la vacunación teniendo en cuenta la información más reciente y en 2016, además de las estimaciones de la cobertura vacunal, se ha realizado una revisión que abarca 37 años, desde 1980 hasta 2016.

Para obtener más información, sírvase contactar con:

Fadéla Chaib
Departamento de Comunicación, OMS
Teléfono (oficina): +41 22 791 3228
Móvil (celular): +41 79 475 5556
Correo electrónico: chaibf@who.int

Yemi Lufadeju
UNICEF
Teléfono (oficina): +1 212 326 7029
Móvil (celular): +1 917 213 4034
Correo electrónico: glufadeju@unicef.org