Centro de prensa

La OMS refuerza la respuesta a la peste en Madagascar

Comunicado de prensa

La OMS está reforzando rápidamente su respuesta a un brote de peste en Madagascar que se ha propagado a la capital y a ciudades portuarias y ha afectado ya a más de 100 personas en pocas semanas.

El Gobierno de Madagascar ha confirmado la muerte de un ciudadano de Seychelles por peste neumónica. El paciente, entrenador de baloncesto, falleció en un hospital de Antananarivo el miércoles 27 de septiembre, mientras se encontraba en Madagascar con motivo de un acontecimiento deportivo.

Las autoridades sanitarias están rastreando a sus contactos recientes, que pueden haberse visto expuestos a la enfermedad. Una vez que hayan sido identificados, se les administrarán antibióticos con fines profilácticos.

El incidente eleva a 21 el número de muertes registradas desde que se detectó el brote a finales de agosto; desde entonces ha habido al menos 114 casos de infección.

«A la OMS le preocupa que la peste se siga propagando, dado que ya está presente en varias ciudades y nos encontramos a principios de la temporada epidémica, que suele ir de septiembre a abril», dice la Dra. Charlotte Ndiaye, Representante de la OMS en Madagascar.

«Tenemos sobre el terreno equipos que están proporcionando orientaciones técnicas, realizando evaluaciones, respaldando la vigilancia y colaborando con las comunidades», añade. «Estamos haciendo todo lo posible para respaldar los esfuerzos del Gobierno, y en particular la coordinación de los agentes sanitarios».

Se está enviando a más personal de la OMS y de otros asociados de la Red Mundial de Alerta y Respuesta ante Brotes Epidémicos (GOARN), y se están incrementando los suministros de antibióticos, equipos de protección personal y otros productos.

La OMS ha asignado US$ 300 000 de fondos de emergencia, además de material médico esencial, para reforzar rápidamente las medidas operacionales, y ha solicitado US$ 1,5 millones para financiar la respuesta.

La peste es endémica en Madagascar, donde cada año se producen unos 400 casos, en su mayoría de peste bubónica. Al contrario de brotes anteriores, este está afectando a grandes zonas urbanas, con el consiguiente aumento del riesgo de transmisión. El número de casos identificados hasta ahora es superior al previsto para esta época del año.

La peste bubónica es transmitida por ratas infectadas a través de la picadura de pulgas, mientras que la peste neumónica se transmite de persona a persona. En el brote actual hay casos de ambos tipos de peste. Cerca de la mitad de los casos identificados hasta ahora han sido de peste neumónica.

La peste es una enfermedad de la pobreza que florece en entornos con malas condiciones sanitarias y servicios de salud insuficientes. Puede ser rápidamente mortal si no se trata, pero se puede curar con la pronta administración de antibióticos corrientes.

En el último brote, notificado en diciembre de 2016 en una zona remota, predominaron los casos de peste bubónica.


Para obtener más información, sírvase contactar con:

Tarik Jasarevic
Departamento de Comunicación, OMS
Teléfono (oficina): +41 22 791 5099
Móvil (celular): +41 79 367 6214
Correo electrónico: jasarevict@who.int