Centro de prensa

La OMS se prepara para hacer frente a la crisis que amenaza a las regiones de Africa azotadas por la meningitis

Avance en las negociaciones entabladas con fabricantes clave

Las estrategias se reorientan para tener en cuenta la nueva cepa epidémica

La intensificación de la vigilancia, fundamental para detectar y combatir cualquier nuevo brote

La aparición a comienzos de año en África occidental de una nueva cepa causante de meningitis epidémica ha acentuado la urgente necesidad de disponer de una vacuna más eficaz y asequible. La próxima semana, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y sus asociados se reunirán en Burkina Faso para celebrar consultas a fin de estar preparados ante la probable aparición de más brotes de la nueva cepa en África, quizá ya el próximo año.

La meningitis irrumpe periódicamente en forma de epidemias que barren el "cinturón de la meningitis" de África, constituido por países que se extienden desde la costa de África occidental hasta el Cuerno de África, en la parte oriental. Existe una vacuna eficaz contra las cepas A y C de la bacteria, causantes hasta ahora de la mayoría de las epidemias de meningitis registradas en la mencionada región. No obstante, esa vacuna no confiere protección contra una nueva cepa epidémica emergente conocida como W135.

Un brote de W135 declarado en Burkina Faso, que comenzó el pasado mes de febrero y se prolongó hasta mayo, infectó a más de 12 000 personas y mató casi a 1500. Era la primera vez que se identificaba la cepa W135 como causa principal de una extensa epidemia de meningitis en África.

"La enfermedad está segando la vida de muchos niños africanos", señala el Dr. David Heymann, Director Ejecutivo de Enfermedades Transmisibles en la OMS. "Tenemos que encontrar la manera de obtener vacunas baratas, seguras y eficaces para evitar que la nueva cepa siga cobrándose esas vidas jóvenes".

La única vacuna actualmente disponible que protege efectivamente contra la cepa W135 es una vacuna antimeningítica "tetravalente" que confiere protección contra cuatro cepas, incluidas la A, la C y la W135. Esta vacuna se vende normalmente a por lo menos US$ 5 cada dosis, lo que contrasta con los 25 centavos que cuesta la vacuna más ampliamente utilizada, que contiene sólo las cepas A y C.

"Esta vacuna tetravalente contra la meningitis es en definitiva demasiado cara para los países africanos, los más castigados por la enfermedad", dice el Dr. Ebrahim M. Samba, Director de la Oficina Regional de la OMS para África. Además, como no se ha necesitado en grandes cantidades hasta ahora, los fabricantes han limitado la capacidad de producción. En resumidas cuentas, conseguir la vacuna es muy difícil y caro.

Las conversaciones mantenidas con los fabricantes a fin de aumentar la producción y reducir el precio a niveles asequibles para los países africanos avanzan satisfactoriamente. En previsión de la probable aparición de brotes de meningitis dentro de sólo unos meses, la OMS y sus asociados del Grupo de Coordinación Internacional para el suministro de vacunas contra la meningitis epidémica (del que forman parte el UNICEF, Médicos sin Fronteras y la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja) necesitarán entre dos y cinco millones de dosis de la vacuna tetravalente.

Además del suministro de una vacuna asequible, la mejora de la vigilancia es otro componente fundamental de la estrategia de la OMS encaminada a identificar y combatir rápidamente los brotes. Existe ya un sistema de vigilancia, que identifica y notifica eficazmente los casos de meningitis cuando los afectados son conducidos a los centros de salud para recibir tratamiento. Sin embargo, es preciso reforzar ese sistema, al igual que la red de laboratorios donde se lleva a cabo una tarea esencial como es la de confirmar los casos de meningitis e identificar la cepa responsable.

La próxima semana, la OMS y sus asociados acordarán en Burkina Faso las líneas de una estrategia regional para el cinturón de la meningitis de África. Ello irá acompañado de un llamamiento internacional en petición de los fondos necesarios para adquirir y suministrar la vacuna el próximo año y para reforzar las redes de vigilancia y de laboratorios, cruciales para combatir esta mortífera enfermedad.

Compartir

Para más información puede ponerse en contacto con:

Mr Iain Simpson
Teléfono: +41 22 791 3215
Teléfono móvil: +41 79 475 5534
e-mail: simpsoni@who.int