Centro de prensa

Hay que dar más prioridad a la inocuidad y la calidad de los medicamentos, afirma la OMS

Los países en desarrollo deben tener más acceso a información que pueda mejorar la inocuidad y la calidad de los medicamentos.

«Tenemos que reforzar las actividades de vigilancia de la inocuidad de los medicamentos en todo el mundo», ha dicho Anarfi Asamoa-Baah, Director Ejecutivo de Tecnología de la Salud y Productos Farmacéuticos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). «Los países de menores ingresos tienen que poder beneficiarse de los complejos sistemas de vigilancia de que disponen ya las naciones industrializadas. Eso sólo será posible mediante un sistema auténticamente multilateral. La OMS se encuentra en una posición sin par para promover el intercambio de información, el apoyo mutuo y la igualdad de acceso para todos».

En muchos países en desarrollo resulta difícil calcular el número de víctimas de las reacciones adversas, porque las redes nacionales de vigilancia no funcionan de forma óptima y porque en el mercado abundan cada vez más los medicamentos de baja calidad o falsificados.

Sin embargo, aun contando con reglamentaciones adecuadas y medidas que garanticen la inocuidad son cada vez más frecuentes las reacciones adversas a los medicamentos, incluso en los países dotados de las mejores reglamentaciones. En 1998 se estimó que en los Estados Unidos los efectos negativos de los medicamentos suponían entre la cuarta y la sexta causa de mortalidad. En Europa, hasta un 15% de las hospitalizaciones se deben a reacciones adversas a los medicamentos. Los motivos son muy variados: prescripción incorrecta del medicamento; dosificación inadecuada, o mala calidad del fármaco.

En una reunión que se celebrará esta semana en Amsterdam la OMS abogará por que se preste más atención en todo el mundo a la cuestión de la inocuidad y la calidad de los medicamentos. En la reunión, organizada por la OMS y los centros nacionales de vigilancia farmacéutica que colaboran con ella, se examinará el Programa OMS de Vigilancia Farmacéutica Internacional y se determinarán las futuras actividades en materia de farmacovigilancia.

Entre los temas más urgentes que se abordarán en la reunión de Amsterdam figuran la ampliación de la vigilancia farmacéutica en los países en desarrollo, el establecimiento de un sistema de vigilancia de los medicamentos herbarios, y la vigilancia de la inocuidad de los medicamentos contra las enfermedades desatendidas y las enfermedades tropicales.

El Programa OMS de Vigilancia Farmacéutica Internacional se creó a raíz de la catástrofe de la talidomida ocurrida en el decenio de 1960, para evitar que se repitiera una crisis semejante y promover la seguridad de los pacientes. El Programa y su red cuentan con el apoyo de la mayor base de datos sobre medicamentos de todo el mundo, ubicada en el Centro de Vigilancia de Uppsala (Suecia), que contiene casi tres millones de casos registrados de reacciones adversas a los medicamentos.

La red funciona a modo de sistema de alerta y respuesta. Los países miembros donde se haya notificado una reacción adversa envían la información a Uppsala, donde mediante modernas técnicas informáticas se analiza el conjunto de los datos recibidos de todos los países. Cuando se ha recibido un número importante de notificaciones similares, se emite una «señal» de alerta a los organismos de reglamentación farmacéutica. Cuando el riesgo no compensa los beneficios, los países pueden retirar el medicamento del mercado.

En la reunión participarán más de 50 países, además de expertos en farmacología independientes, organismos de reglamentación farmacéutica y organizaciones profesionales internacionales.

El miércoles 16 de octubre, a las 12.30 horas, se celebrará una conferencia de prensa en el Koninklijk Instituut foor de Tropen (Real Instituto Tropical) de Amsterdam. En www.who-umc.org figuran todos los pormenores.

Compartir

Para más información puede ponerse en contacto con:

Dr Mary Couper
Teléfono: (+41 22) 791 3643
e-mail: couperm@who.int

Dr Lembit Rago
Teléfono móvil: (+41 22) 79 249 35 11