Centro de prensa

Gripe aviar e inocuidad de los alimentos: declaración del Dr. LEE Jong-Wook, Director General de la OMS


27 de febrero de 2006

Desde el principio de febrero de 2006, el virus de la gripe aviar hiperpatógeno H5N1 se ha propagado a las aves salvajes y domésticas de otros 17 países de África, Asia, Europa y el Oriente Medio.

La Organización Mundial de la Salud vuelve a confirmar que si los productos avícolas se manejan de forma segura y se cocinan adecuadamente, no hay riesgo de que las personas puedan infectarse con virus H5N1 a través de los alimentos.

El virus H5N1 virus es altamente infeccioso entre las aves, pero no se transmite con facilidad entre las personas. Desde diciembre de 2003 se han registrado 173 casos humanos de infección por el virus, 93 de ellos mortales. Ninguno de esos casos se ha podido relacionar con el consumo de aves o productos avícolas cocinados adecuadamente.

En la actualidad, las personas cuya salud se puede ver más amenazada son las que se encuentran en contacto directo con aves domésticas infectadas, por ejemplo, las familias que tienen corrales domésticos o quienes trabajan en mercados flotantes o mercados de animales vivos.

El reforzamiento de la vigilancia de las aves domésticas y salvajes, la rápida detección del virus y la aplicación inmediata de las medidas de control son de gran importancia para apoyar y mantener la confianza de los consumidores en la inocuidad de los productos avícolas.

Los datos obtenidos en todo el mundo demuestran que no existe riesgo de infección cuando las aves y los huevos se cuecen suficientemente, porque ese proceso mata los virus. Los productos avícolas son una importante fuente de proteínas en todo el mundo.

Enlaces relacionados

Compartir