Centro de prensa

Semana Mundial De La Lactancia Materna 2008: apoyo a la madre: construyendo el éxito

Declaración de la Dra. Margaret Chan, Directora General de la OMS

Declaración
1 de agosto de 2008

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se complace en unirse a la Alianza Mundial pro Lactancia Materna para celebrar del 1 al 7 de agosto de 2008 la Semana Mundial de la Lactancia Materna. El lema de este año es “Apoyo a la madre: Construyendo el éxito”.

El lema encierra un doble mensaje: no basta con decir que la lactancia es un modo de alimentación ideal para lactantes y niños pequeños; las madres también necesitan apoyo para hacer de las prácticas óptimas de lactancia una realidad. La Semana Mundial de la Lactancia Materna debería centrar nuestra atención en invertir en las madres y las familias para brindar a los niños el mejor comienzo en la vida posible.

La lactancia, y en particular la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de la vida del niño, figura entre las intervenciones más eficaces para mejorar la salud y la supervivencia infantil. Si bien en algunos países la tendencia de las tasas de lactancia materna resulta alentadora, los datos globales revelan que actualmente menos del 40% de los niños menores de seis meses se alimentan exclusivamente mediante lactancia materna. Esos pobres resultados se traducen en la muerte innecesaria de más de un millón de niños al año, cuyas vidas podrían salvarse mediante medidas pertinentes de apoyo y fomento de la lactancia materna entre las madres y familias.

Los avances pueden ser rápidos si, una vez más, la cultura de la lactancia materna penetra en todos los estratos sociales. Las madres no sólo necesitan apoyo para comenzar a amamantar al cabo de una hora del parto, sino también para mantener la lactancia materna como único método de alimentación durante los seis primeros meses y continuar amamantando durante dos años o más, además de dar al lactante otros alimentos nutritivos. Asimismo, requieren apoyo para prevenir y superar dificultades relacionadas con la lactancia y la conciliación de sus obligaciones. Además, los gobiernos deben garantizar que la publicidad de sucedáneos de leche materna nunca tenga por objeto convencer a las madres de que esos productos son iguales a la leche materna. Las madres de todo el mundo deberían, ante todo, sentirse orgullosas de amamantar a sus hijos.

Se ha demostrado que el asesoramiento en la lactancia materna, una importante fuente de apoyo para las madres, contribuye a mejorar las prácticas de lactancia. Con este fin, la OMS ha desarrollado, en colaboración con el UNICEF, una serie de cursos de asesoramiento sobre alimentación de lactantes y niños así como ayudas laborales dirigidas a los trabajadores de salud y los asesores no profesionales.

Es necesario prestar apoyo no sólo desde el sector sanitario, sino también en el entorno de la familia, la comunidad y el lugar de trabajo, con el respaldo de unas políticas y una legislación adecuadas. El Código Internacional de Comercialización de los Sucedáneos de Leche Materna y la Estrategia Mundial para la Alimentación del Lactante y del Niño Pequeño constituyen pautas orientativas para las acciones que es necesario poner en marcha. Ambos instan a todas las partes implicadas a desempeñar su papel.

La OMS apoya plenamente la ampliación del apoyo a las madres de todos los lugares para alcanzar el oro en alimentación infantil. Con la lactancia, todo el mundo gana.

Si desea más información, puede ponerse en contacto con:

Dick Thompson
Jefe del Equipo de Noticias
OMS, Ginebra
Tel.: + 41 22 791 1942
Móvil: + 41 79 475 5534
E-mail: thompsond@who.int