Centro de prensa

Llamamiento de los jefes de los principales organismos humanitarios de las Naciones Unidas en favor del pueblo de Siria

Declaración de la Dra. Margaret Chan, Directora General de la Organización Mundial de la Salud, Valerie Amos, Coordinadora de Socorro de Emergencia de OCAH; Ertharin Cousin, Directora Ejecutiva del Programa Mundial de Alimentos; António Guterres, Comisionado de la ONU para los Refugiados; y Anthony Lake, Director Ejecutivo de UNICEF
15 de abril de 2013

Ya basta, ya basta.

Tras más de dos años de conflicto y más de 70.000 muertes, incluidas las de miles de niños...

Después de que más cinco millones de personas se hayan visto obligadas a abandonar sus hogares, incluidos más de un millón de refugiados que viven en los países vecinos sometidos a una intensa presión...

Después de que tantas familias hayan sido separadas y tantas comunidades, escuelas y hospitales hayan sido destruidos y los sistemas de agua desmantelados...

Después de todo esto, todavía parece haber un escaso sentimiento de urgencia entre los gobiernos y las partes que podrían poner fin a la crueldad y la matanza en Siria.

Nosotros, los dirigentes de los organismos de las Naciones Unidas encargados de hacer frente a los costos humanos de esta tragedia, realizamos un llamamiento a los dirigentes políticos para que cumplan con su responsabilidad hacia el pueblo de Siria y el futuro de la región.

Les pedimos que utilicen su influencia colectiva para insistir en una solución política a esta crisis horrenda antes de que cientos de miles de personas pierdan sus hogares, sus vidas y su futuro en una región que ya está en un punto de inflexión.

Nuestros organismos y aliados humanitarios han estado haciendo todo lo posible. Con el apoyo de muchos gobiernos y personas, hemos ayudado a albergar a más de un millón de refugiados. Hemos ayudado a proporcionar acceso a los alimentos y otras necesidades básicas a millones de desplazados por el conflicto; al agua y al saneamiento a más de 5,5 millones de personas afectadas en Siria y en los países vecinos; y a los servicios básicos de salud a millones de sirios, incluyendo vacunas para más de 1,5 millones de niños contra el sarampión y la poliomielitis.

Pero sigue siendo insuficiente. Las necesidades están aumentando al tiempo que disminuye nuestra capacidad de intensificar las actividades, debido a la seguridad y a otras limitaciones prácticas dentro de Siria, así como a las limitaciones de financiación. Estamos peligrosamente cerca, tal vez en cuestión de semanas, de la suspensión de algún tipo de apoyo humanitario.

Nuestro llamamiento no es hoy en favor de más recursos, pese a que son necesarios. Estamos apelando a algo más importante que los fondos. A todos los involucrados en este conflicto brutal y a todos los gobiernos que pueden influir en ellos:

En nombre de todos los que han sufrido tanto, y de muchos otros cuyo futuro pende de un hilo: ¡Basta! Aúnen y utilicen su influencia, ahora, para salvar al pueblo sirio y salvar a la región del desastre.

Para más información, puede ponerse en contacto con:

Gregory Härtl
Coordinador de Prensa
Departamento de Comunicaciones
OMS, Ginebra
Móvil: +41 79 203 6715
Correo electrónico: hartlg@who.int

Compartir