Centro de prensa

La OMS y el Banco Mundial organizan una reunión ministerial sobre las prácticas óptimas para avanzar hacia la cobertura sanitaria universal

Declaración OMS/Banco Mundial
19 de febrero de 2013

Altos funcionarios de los ministerios de salud y finanzas de 27 países y representantes de alto nivel de otras partes interesadas de los sectores de la salud y el desarrollo se han reunido durante dos días de esta semana en Ginebra para debatir sobre cómo están avanzando los países hacia la cobertura sanitaria universal.

La reunión, convocada conjuntamente por el Banco Mundial y la Organización Mundial de la Salud (OMS), se celebró pocas semanas después de que la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptara una resolución en la que respalda la cobertura sanitaria universal.

Los delegados asistentes a la reunión de Ginebra apoyaron decididamente el concepto de cobertura sanitaria universal, es decir, que cualquiera, independientemente de su capacidad de pago, tenga acceso a los servicios de salud que necesite sin que ello ponga en riesgo la economía familiar.

Muchos oradores hicieron hincapié en lo importante que es la obtención de un compromiso político del más alto nivel con la cobertura sanitaria universal. Algunos países señalaron que inicialmente están centrando sus limitados recursos en ofrecer cobertura a las personas pobres y vulnerables, mientras que otros han adoptado un planteamiento más universal desde el principio.

Un tema del que se habló mucho fue de la utilización de los ingresos generales para proporcionar dicha cobertura, pero también se debatió sobre el uso de ingresos asignados de antemano, como los llamados “impuestos de castigo”.

Los participantes reconocieron que la escasez de recursos humanos es un problema, pero también señalaron que es necesario prestar más atención a la redistribución de los profesionales sanitarios entre las zonas rurales y urbanas, y entre las zonas más pobres y más ricas. Algunos oradores señalaron que se puede hacer más de lo que se hace con los recursos existentes.

En la reunión también se debatieron las estrategias para garantizar un suministro suficiente de medicamentos y tecnologías esenciales asequibles y de buena calidad, y se destacó el valor de la utilización de incentivos económicos para fomentar la eficiencia y la calidad de los servicios de salud.

Los participantes reconocieron la importancia de que se mejoren los sistemas de información y de que los gobiernos y los profesionales sanitarios rindan cuentas de los resultados. Varios oradores plantearon las dificultades para equilibrar la prestación de la atención que necesita la población con un costo asequible para los gobiernos.

También se habló mucho de la importancia del seguimiento de los progresos hacia la cobertura sanitaria universal y del papel desempeñado por los investigadores, la sociedad civil y los organismos internacionales. Varios delegados manifestaron su esperanza de que la cobertura sanitaria universal figure entre los objetivos de desarrollo para después de 2015.

El Banco Mundial y la OMS están colaborando a nivel mundial, regional y nacional, y están listos para ayudar a los países a superar los numerosos obstáculos a la aceleración de los progresos para alcanzar la cobertura sanitaria universal.

Para responder a la demanda de los países, ambas organizaciones están elaborando un marco que ayude a los países a seguir sus progresos hacia la cobertura sanitaria universal de forma que refleje explícitamente la potencial importancia de dicha cobertura para la consecución de una mejor salud y mejores niveles de vida para toda la población. Ese marco de seguimiento estará listo para una consulta con los países y otros asociados a finales del presente año.

En la resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas se insta a los Estados Miembros a que desarrollen sistemas de salud que eviten pagos directos importantes en el lugar de prestación de la atención sanitaria, y se los alienta a que establezcan mecanismos de mancomunación de los riesgos para evitar gastos sanitarios catastróficos que hundan a las familias en la pobreza.

Para más información, puede ponerse en contacto con:

Melanie Mayhew
Comunicación Institucional
Banco Mundial
Tel. : +1 2024597115

Gregory Härtl
Departamento de Comunicación
OMS, Ginebra
Movíl: +41 79 203 6715
E-mail: hartlg@who.int

Compartir