Centro de prensa

Declaración de la OMS sobre la séptima reunión del Comité de Emergencias del Reglamento Sanitario Internacional (RSI) para examinar la propagación internacional de poliovirus

El Comité acordó unánimemente que la propagación internacional de poliomielitis sigue constituyendo una emergencia de salud pública de importancia internacional.

Declaración de la OMS
3 de diciembre de 2015

La séptima reunión del Comité de Emergencias convocado por la Directora General de conformidad con lo establecido en el Reglamento Sanitario Internacional (2005) (RSI) en relación con la propagación internacional de poliovirus se celebró por videoconferencia el 10 de noviembre de 2015. La Directora General de la OMS, tras tomar nota de las inquietudes manifestadas por el Comité de Emergencia en su informe de agosto de 2015 con respecto a los poliovirus circulantes de origen vacunal (cVDPV), decidió convocar esta reunión del Comité de Emergencias con un mandato más amplio que en ocasiones anteriores para abordar también los brotes de cVDPV.

En la estrategia para la «fase final» de la poliomielitis, actualmente en curso, los cVDPV reflejan graves lagunas en materia de inmunidad al poliovirus debido a deficiencias en la cobertura de inmunización sistemática en países por lo demás libres de poliomielitis. Por otra parte, es particularmente urgente detener los cVDPV de tipo 2 antes de de la retirada sincronizada a nivel mundial de la vacuna antipoliomielítica oral (OPV) de tipo 2, prevista para abril 2016.

Los siguientes Estados Partes en el RSI presentaron una actualización sobre la aplicación de las recomendaciones temporales desde la última reunión del Comité, el 4 de agosto de 2015: el Afganistán y el Pakistán. En respuesta a la invitación a presentar sus opiniones al Comité, los siguientes Estados Partes en el RSI presentaron informes sobre medidas y planes destinados a detener los cVDPV (solo Sudán del Sur no atendió esa invitación): Nigeria, Guinea, Madagascar, República Democrática Popular Lao y Ucrania.

Poliovirus salvajes

El Comité hizo notar que desde que se emitió la declaración de que la propagación internacional de la poliomielitis constituye una emergencia de salud pública de importancia internacional (ESPII), los países han logrado importantes avances hacia la interrupción de la transmisión de poliovirus salvajes, la aplicación de las recomendaciones temporales emitidas por la Directora General y la reducción general de la frecuencia con la que se producen casos de propagación internacional.

El Comité acogió estos logros encomiables con satisfacción. Asimismo, reconoció los grandes esfuerzos desplegados por los países de África para erradicar la poliomielitis, señalando que no se ha notificado en la región ningún caso de poliovirus salvaje desde hacía más de doce meses y que Nigeria ha logrado interrumpir su transmisión endémica. El Comité consideró especialmente alentador que se hayan intensificado los esfuerzos, y se lograran grandes avances, hacia la interrupción de los poliovirus en el Pakistán y el Afganistán.

El Comité observó, no obstante, que la propagación internacional del poliovirus salvaje seguía su curso, como demuestra la notificación, debidamente documentada, de dos nuevas exportaciones del Pakistán al Afganistán registradas en julio y agosto de 2015. En los dos casos detectados en el Afganistán, los poliovirus aislados están más estrechamente relacionados con cepas que han estado circulando en tiempos recientes en el Pakistán que con cepas actualmente en circulación en el Afganistán. Ambos casos se han registrado en el distrito de Achin, perteneciente a la provincia de Nangarhar, cerca de la frontera con el Pakistán. Si bien no se ha producido ninguna nueva exportación desde el Afganistán al Pakistán, la transmisión en curso sobre todo en algunas zonas inaccesibles de la región oriental del Afganistán, cerca de la frontera internacional, sigue presentando un riesgo permanente.

El Comité observó que, aunque el Pakistán y el Afganistán vienen compartiendo desde hace mucho tiempo una extensa zona común de transmisión de poliovirus, los últimos casos de propagación transfronteriza se han originado en unas zonas muy concretas de transmisión persistente en ambos países. Con una intensa actuación programática en esas zonas, se debería poder interrumpir la transmisión transfronteriza, como demuestra la experiencia en regiones anteriormente endémicas.

El Comité volvió a insistir en que según lo dispuesto en RSI, la propagación del poliovirus entre dos Estados Miembros puede constituir una propagación internacional. El Comité observó que, aun apreciando los esfuerzos en curso para asegurar una colaboración transfronteriza, concordaba con una recomendación emitida recientemente por la Junta de Seguimiento Independiente (IMB) de la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis (IEMP), en el sentido de que los asociados de la IEMP deberían ayudar a los gobiernos del Pakistán y el Afganistán a establecer un órgano conjunto de administración y planificación para impulsar la prevención y el control transfronterizos de la poliomielitis. El Comité mostró su satisfacción por el hecho de que el Afganistán haya empezado a aplicar en el aeropuerto internacional de Kabul las recomendaciones temporales para viajeros internacionales de todas las edades.

El Comité señaló que a nivel mundial sigue habiendo importantes zonas y poblaciones vulnerables que no están suficientemente inmunizadas debido a los conflictos, la falta de seguridad y la falta de cobertura asociada a programas de inmunización poco eficaces. Las zonas vulnerables incluyen países de Oriente Medio, el Cuerno de África, África central y algunas partes de Europa. Los logros que tanto ha costado alcanzar pueden echarse por tierra rápidamente si el poliovirus reaparece en entornos con sistemas de salud gravemente deteriorados y complejas emergencias humanitarias.

Los importantes movimientos migratorios que se están produciendo en todo Oriente Medio, incluidas oleadas procedentes del Afganistán y el Pakistán, han acentuado el riesgo de propagación internacional de la poliomielitis. La probabilidad de no recibir todas las dosis de la vacuna antipoliomielítica es mayor entre los refugiados y desplazados, un riesgo que viene a sumarse a la falta de vacunación e infravacunación de algunas poblaciones de Europa, Oriente Medio y África. Se estima que entre 3 y 4 millones de personas se han desplazado a Turquía, el Líbano y Jordania y están protagonizando una migración masiva por toda Europa.

Poliovirus de origen vacunal

Los brotes actuales de cVDPV en tres regiones de la OMS ponen de manifiesto graves deficiencias en los programas de inmunización sistemática de los países afectados, con grandes bolsas de vulnerabilidad ante brotes de poliomielitis. En 2015 se han registrado cinco brotes de cVDPV: tres brotes de cVDPV1, en la República Democrática Popular Lao, Madagascar y Ucrania, y dos brotes de cVDPV2, en Nigeria y Guinea; se teme además que surja otro brote adicional de VDPV2 en un estado de Sudán del Sur en situación de conflicto.

En 2014 y 2015 no ha habido ningún caso de exportación internacional de cVDPV. Sin embargo, se han registrado al menos cinco episodios anteriores de propagación internacional de cVDPV, todos de tipo 2. Aunque a juzgar por los antecedentes, el riesgo general de propagación internacional de cVDPV parece ser menor que el que presentan los poliovirus salvajes, la ausencia de medidas adecuadas para su control puede incrementar ese riesgo.

El Comité se mostró preocupado por la lentitud con que se han emprendido las acciones de respuesta inicial en Ucrania y Madagascar, aunque consideró alentador el hecho de que esa respuesta esté mejorando en los dos países. Con todo, es necesario desplegar en ambos lugares esfuerzos adicionales para mejorar la calidad de las actividades suplementarias de inmunización. El Comité también subrayó la necesidad de asegurar en Ucrania y la República Democrática Popular Lao acciones específicas de comunicación y promover la activa colaboración de las comunidades para vencer ciertos recelos frente a las vacunas; la IEMP podría colaborar en esta tarea elaborando material y estrategias de comunicación apropiados.

El Comité hizo notar que la importante disminución de las tasas de inmunización y la debilitación de la vigilancia de la parálisis flácida aguda (PFA) tanto en Guinea como en las vecinas Liberia y Sierra Leona, debido al desmoronamiento de los sistemas de salud provocado por el brote de ebola, conlleva el riesgo de que los cVDPV se propaguen aún más, por lo que instó a los asociados internacionales a que incrementen el apoyo brindado a Guinea en relación con su respuesta a los brotes de cVDPV. Asimismo, insistió en la necesidad de reimplantar de inmediato las pruebas de muestras de casos de PFA y de reforzar cuanto antes los sistemas generales de vigilancia e inmunización en estos tres países afectados por la epidemia de ebola. El Comité subrayó la importancia de mantener la calidad del programa, asegurando al mismo tiempo un firme compromiso político y cívico, hasta que se certifique la erradicación de la poliomielitis en el mundo entero.

Conclusión: ESPII

El Comité acordó unánimemente que la propagación internacional de poliomielitis sigue constituyendo una emergencia de salud pública de importancia internacional (ESPII) y recomendó ampliar la vigencia de las recomendaciones temporales, en su versión revisada, durante tres meses. El Comité basó su conclusión en los factores siguientes:

  • La continuación de la propagación internacional de poliovirus salvajes durante 2015, como es el caso del Pakistán y el Afganistán.
  • El riesgo –y los costos que ello conllevaría– de que no se logre erradicar a nivel mundial una de las enfermedades prevenibles mediante vacunación de mayor gravedad.
  • La persistencia de la necesidad de ofrecer una respuesta internacional coordinada para mejorar la inmunización y vigilancia de los poliovirus salvajes, detener su propagación internacional y reducir el riesgo de nuevas propagaciones.
  • Las graves consecuencias que supondría un aumento de la propagación internacional para el creciente número de países en los que los sistemas de inmunización han quedado debilitados o deteriorados debido a conflictos y emergencias complejas. Las poblaciones de estos Estados debilitados son vulnerables a los brotes de poliomielitis. Los brotes en los Estados frágiles son muy difíciles de controlar y ponen en peligro el objetivo de la iniciativa para la erradicación mundial de esta enfermedad, en su «fase final».
  • La importancia de asegurar un enfoque regional y una estrecha cooperación transfronteriza –dado que buena parte de la propagación internacional de la poliomielitis se produce a través de fronteras terrestres–, reconociendo al mismo tiempo que se mantiene el riesgo de propagación internacional desde zonas distantes donde la transmisión de poliovirus permanece activa.
  • Además, en relación con los cVDPV:
    • Los cVDPV también conllevan un riesgo de propagación internacional; si no se interviene de forma urgente adoptando las medidas apropiadas, esto supondrá una amenaza para las poblaciones vulnerables, como se indicaba más arriba.
    • La aparición y circulación de VDPV en tres regiones de la OMS, ponen de manifiesto que existen importantes deficiencias en la inmunidad de la población, en un momento crítico de la estrategia de la «fase final» de la poliomielitis, que pueden poner en peligro la culminación satisfactoria de la iniciativa para su eliminación mundial.
    • Es particularmente urgente detener los cVDPV de tipo 2 antes de la retirada sincronizada a nivel mundial de la vacuna antipoliomielítica oral (OPV) de tipo 2, prevista para abril 2016.

Categorías de riesgo

El Comité aconsejó a la Directora General que considere la adopción de las medidas enumeradas más abajo para reducir el riesgo de propagación internacional de poliovirus salvajes y cVDPV, sobre la base de la siguiente estratificación en función del riesgo:

Poliovirus salvajes

  • Estados que están exportando poliovirus salvajes;
  • Estados infectados por poliovirus salvajes, pero que en la actualidad no los están exportando;
  • Estados que ya no están infectados por poliovirus salvajes, pero que siguen siendo vulnerables a la propagación internacional.

Poliovirus circulantes de origen vacunal

  • Estados que están exportando cVDPV;
  • Estados infectados por cVDPV, pero que en la actualidad no los están exportando;
  • Estados que ya no están infectados por cVDPV, pero que siguen siendo vulnerables a la aparición y circulación de VDPV.

El Comité actualizó y aplicó los siguientes criterios para determinar el periodo de detección para descartar nuevas exportaciones y el periodo de detección para descartar casos nuevos o aislamientos ambientales de poliovirus salvajes o cVDPV:

  • Periodo establecido para los poliovirus: 12 meses después de la fecha de aparición del primer caso causado por la exportación más reciente MÁS 1 mes de margen para las tareas de detección de casos, investigación, pruebas de laboratorio y notificación; O BIEN, una vez que todos los casos notificados de PFA aparecidos en los 12 meses siguientes al primer caso causado por la importación más reciente hayan dado negativo en las pruebas de detección de la poliomielitis, pudiéndose descartar la importación de nuevos poliovirus salvajes de tipo 1 (WPV1) o de cVDPV, y una vez confirmado que las muestras ambientales recogidas en los 12 meses siguientes al primer caso también han dado negativo en las pruebas, si este plazo fuera superior.
  • Aislamiento ambiental de poliovirus exportados: 12 meses después de recogerse la primera muestra ambiental positiva en el país destinatario de la nueva exportación MÁS 1 mes de margen para realizar las pruebas de laboratorio y las notificaciones pertinentes.

Estados que ya no están infectados por poliovirus salvajes o cVDPV (no se ha detectado ningún caso nuevo)

  • Periodo establecido para los poliovirus: 12 meses después de la fecha de aparición del caso más reciente MÁS 1 mes de margen para las tareas de detección de casos, investigación, pruebas de laboratorio y notificación; O BIEN, una vez que todos los casos notificados de PFA aparecidos en los 12 meses siguientes al último caso hayan dado negativo en las pruebas de detección de la poliomielitis, pudiéndose descartar la presencia de poliovirus salvajes de tipo 1 (WPV1) o de cVDPV, y una vez confirmado que las muestras ambientales recogidas en los 12 meses siguientes al último caso también han dado negativo en las pruebas, si este plazo fuera superior.
  • Aislamiento ambiental de poliovirus salvajes o cVDPV (ningún caso de poliovirus): 12 meses después de recogerse la última muestra ambiental positiva MÁS 1 mes de margen para realizar las pruebas de laboratorio y las notificaciones pertinentes.

Recomendaciones temporales

Estados que están exportando poliovirus salvajes o cVDPV

(Actualmente: Pakistán (última exportación de poliovirus salvaje: 27 de agosto de 2015) y Afganistán (última exportación de poliovirus salvaje: 6 de Junio de 2015).)

Los países exportadores deberían:

  • si aún no lo han hecho, declarar oficialmente, por parte de los jefes de Estado o de gobierno, que la interrupción de la transmisión de poliovirus es una emergencia nacional de salud pública; si se ha emitido una declaración de esta índole, se debería mantener este estado de emergencia;
  • velar por que todos sus residentes y visitantes de larga estancia reciban una dosis de vacuna antipoliomielítica oral (OPV) o vacuna antipoliomielítica inactivada (IPV) entre las 4 semanas y los 12 meses anteriores a un viaje internacional;
  • velar por que todos aquellos que realicen viajes urgentes (es decir, en un plazo de 4 semanas) y no hayan recibido una dosis de OPV o IPV en las 4 semanas a 12 meses anteriores, reciban una dosis de vacuna antipoliomielítica al menos en el momento de la partida, medida que podría seguir siendo beneficiosa, sobre todo para quienes viajen frecuentemente;
  • velar por que a esos viajeros se les extienda un Certificado Internacional de Vacunación o Profilaxis, tal como se especifica en el anexo 6 del RSI, con fines de registro y para atestiguar su vacunación contra la poliomielitis;
  • restringir en el punto de partida los viajes internacionales de los residentes que carezcan de documentación que acredite que han sido vacunados debidamente contra la poliomielitis. Estas recomendaciones se aplicarán a los viajeros internacionales en todos los puntos de partida, con independencia del modo de transporte utilizado (por ejemplo, transporte por carretera, aéreo o marítimo);
  • reconociendo que el movimiento de personas que cruzan la frontera entre el Pakistán y el Afganistán sigue facilitando la exportación de poliovirus salvajes, ambos países deberían intensificar sus esfuerzos transfronterizos, mejorando considerablemente la coordinación a nivel nacional, regional y local, con miras a incrementar sustancialmente la cobertura vacunal de los viajeros que cruzan la frontera y de las poblaciones transfronterizas de alto riesgo. Ambos países han mantenido durante muchos años equipos permanentes de vacunación en los principales pasos fronterizos. Una mejor coordinación de las actuaciones transfronterizas debería incluir una supervisión y vigilancia más estrecha de la calidad del material de vacunación en los puntos fronterizos de tránsito, así como el seguimiento de la proporción de viajeros identificados como no vacunados después de haber cruzado la frontera;
  • mantener esas medidas hasta que se cumplan los criterios siguientes:
    • que hayan pasado al menos 6 meses sin nuevas exportaciones;
    • que esté documentada la plena ejecución de actividades de erradicación de gran calidad en todas las zonas infectadas y de alto riesgo;
    • si esto último no queda documentado, esas medidas deberían mantenerse hasta que el país cumpla los criterios fijados para la categoría de «Estados que han dejado de exportar poliovirus salvajes o cVDPV».
  • presentar a la Directora General un informe mensual sobre la aplicación de las recomendaciones temporales relativas a los viajes internacionales, con inclusión de datos como el número de residentes que han visto restringidos sus desplazamientos y el número de viajeros que han sido vacunados, y han recibido la correspondiente documentación, en los puntos de partida.

Estados infectados por poliovirus salvajes o cVDPV, pero que en la actualidad no los están exportando

(Actualmente (cualquier Estado donde se hayan detectado cVDPV en los últimos seis meses): Nigeria, Guinea, Madagascar, Ucrania y República Democrática Popular Lao.)


País Tipo de virus Número de casos desde el inicio del brote Episodio más reciente
Nigeria cVDPV2 1 16 de mayo de 2015
Ucrania cVDPV2 2 7 de julio de 2015
Guinea cVDPV2 2 20 de julio de 2015
Madagascar cVDPV1 11 22 de agosto de 2015
República Democrática Popular Lao cVDPV1 3 7 de octubre de 2015

Estos países deberían:

  • si aún no lo han hecho, declarar oficialmente, por parte de los jefes de Estado o de gobierno, que la interrupción de la transmisión de poliovirus es una emergencia nacional de salud pública; si se ha emitido una declaración de esta índole, se debería mantener este estado de emergencia;
  • alentar a los residentes y visitantes de larga estancia a que reciban una dosis de OPV o IPV entre las 4 semanas y los 12 meses anteriores a un viaje internacional; también debería alentarse a aquellos que realicen viajes urgentes (es decir, en un plazo de 4 semanas) a que reciban una dosis al menos en el momento de la partida;
  • velar por que los viajeros que reciban la mencionada vacunación puedan obtener un documento adecuado que atestigüe su estado de vacunación contra la poliomielitis;
  • intensificar la cooperación regional y la coordinación transfronteriza con miras a mejorar la vigilancia, y así poder detectar los poliovirus con prontitud, y a aumentar sustancialmente la cobertura vacunal entre los refugiados, los viajeros y las poblaciones transfronterizas;
  • mantener estas medidas hasta que se cumplan los criterios siguientes:
    • que hayan pasado al menos 6 meses sin que se detecte en el país la transmisión de poliovirus salvajes o la circulación de VDPV, cualquiera que sea su origen;
    • que esté documentada la plena ejecución de actividades de erradicación de gran calidad en todas las zonas infectadas y de alto riesgo;
    • si esto último no queda documentado, esas medidas deberían mantenerse hasta que el país cumpla los criterios fijados para la categoría de «Estados que ya no están infectados».
  • una vez hayan transcurrido 12 meses sin indicios de nuevas transmisiones, se debería presentar a la Directora General un informe sobre las medidas adoptadas en aplicación de las recomendaciones temporales.

Estados que ya no están infectados por poliovirus salvajes o cVDPV, pero que siguen siendo vulnerables a su propagación internacional, y Estados que siguen siendo vulnerables a la aparición y circulación de VDPV

(En la actualidad: Somalia, Etiopía, Siria, Iraq, Israel, Guinea Ecuatorial, Camerún y Sudán del Sur)

Estos países deberían:

  • reforzar urgentemente la vacunación sistemática para impulsar la inmunidad de la población;
  • mejorar la calidad de la vigilancia, con miras a reducir el riesgo de transmisión no detectada de poliovirus salvajes y cVDPV, sobre todo entre las poblaciones nómadas y vulnerables de alto riesgo;
  • redoblar los esfuerzos para garantizar la vacunación de las poblaciones nómadas y transfronterizas, los desplazados internos y otros grupos vulnerables;
  • reforzar la cooperación regional y la coordinación transfronteriza para asegurar la rápida detección de poliovirus salvajes y cVDPV y la vacunación de los grupos de población de alto riesgo;
  • mantener estas medidas, documentando la plena ejecución de las pertinentes actividades de vigilancia y vacunación de alta calidad;
  • una vez transcurridos 12 meses sin indicios de reintroducción de poliovirus salvajes o nuevos casos de aparición o circulación de cVDPV, presentar a la Directora General un nuevo informe sobre las medidas adoptadas en aplicación de las recomendaciones temporales;

Sería conveniente que la IEMP y otras organizaciones internacionales, en particular la GAVI, aportasen también todo el apoyo necesario para reducir el riesgo de aparición y circulación de VDPV.

Estos países deberían proporcionar un informe final según la siguiente tabla:


País Aparición del caso más reciente / muestra ambiental positiva Informe final pendiente
Etiopía 5 de enero de 2014 febrero de 2016
República Árabe Siria 21 de enero de 2014 febrero de 2016
Israel 30 de marzo de 2014 abril de 2016
Iraq 7 de abril de 2014 mayo de 2016
Sudán del Sur 19 de abril de 2015 mayo de 2016
Guinea Ecuatorial 3 de mayo de 2014 junio de 2016
Camerún 9 de julio de 2014 agosto de 2016
Nigeria 16 de mayo de 2015* agosto de 2016
Somalia 11 de agosto de 2014 septiembre de 2016

* El caso más reciente de circulación de VDPV2 se registró en Nigeria.

Habida cuenta de las deficiencias programáticas, de la situación de vulnerabilidad y de la persistencia de diversas dificultades excepcionales, el Comité pidió a la Secretaría que facilitase un informe sobre los progresos realizados en Guinea Ecuatorial, Iraq y Siria en su siguiente reunión, prevista para febrero de 2016.

Consideraciones adicionales para todos los países infectados

El Comité instó encarecidamente a los asociados mundiales de la IEMP que en este momento crítico del programa prestaran a todos los países infectados un apoyo óptimo para la aplicación de las recomendaciones temporales emitidas al amparo del RSI. En ese sentido, aconsejó, en vista de la continua evolución de la situación, que se realicen periódicamente exámenes y evaluaciones del riesgo de propagación internacional y de las medidas adoptadas para mitigarlo.

El Comité recomendó que los asociados internacionales ayuden a los países afectados por cVDPV a elaborar material y estrategias de comunicación apropiados para promover un entendimiento claro de lo que son los cVDPV, y de lo que los diferencia de los poliovirus, así como a mantener la confianza pública en la eficacia, seguridad y necesidad de las vacunas antipoliomielíticas durante la llamada «fase final» de la lucha contra la poliomielitis. Reconociendo que la circulación de VDPV pone de manifiesto la existencia de graves lagunas en los programas de inmunización sistemática de países que por lo demás están libres de poliomielitis, el Comité estimó primordial que los asociados internacionales en los esfuerzos de inmunización sistemática, como por ejemplo la Alianza GAVI, ayuden urgentemente a los países afectados a mejorar sus respectivos programas nacionales de inmunización.

El Comité pidió a la Secretaría que realizara un análisis de los costos y los beneficios para la salud pública que puede suponer la aplicación de la recomendación temporal que prevé que los países exportadores vacunen a todos los viajeros internacionales antes de su salida del país.

Teniendo en cuenta los consejos relativos a los poliovirus salvajes y los cVDPV, los informes elaborados por el Afganistán, el Pakistán, Nigeria, Madagascar, Guinea, Ucrania y la República Democrática Popular Lao, así como la información actualmente disponible, la Directora General aceptó la evaluación del Comité y, el 25 de noviembre de 2015, declaró que los episodios relacionados con poliovirus siguen constituyendo una emergencia de salud pública de importancia internacional (ESPII), también en lo que respecta a los cVDPV.

La Directora General aprobó las recomendaciones del Comité para los «Estados que están exportando poliovirus salvajes o cVDPV», los «Estados infectados por poliovirus salvajes o cVDPV, pero que en la actualidad no los están exportando» y los «Estados que ya no están infectados por poliovirus salvajes o cVDPV, pero que siguen siendo vulnerables a su propagación internacional, y Estados que siguen siendo vulnerables a la aparición y circulación de VDPV» y amplió la vigencia de las recomendaciones temporales, en su versión revisada por el Comité con arreglo al RSI, para reducir la propagación internacional de poliovirus, con efecto a partir del 25 de noviembre de 2015.

La Directora General agradeció a los miembros y a los asesores del Comité el asesoramiento prestado y les pidió que vuelvan a evaluar la situación dentro de tres meses.

Compartir