Centro de prensa

Quinta reunión del Comité de Emergencia establecido en virtud del Reglamento Sanitario Internacional (2005) sobre la microcefalia, otros trastornos neurológicos y el virus de Zika

Declaración de la OMS
18 de noviembre de 2016

La quinta reunión del Comité de Emergencia establecido por la Directora en virtud del Reglamento Sanitario Internacional (2005) sobre la microcefalia, otros trastornos neurológicos y el virus de Zika se celebró por teleconferencia el 18 de noviembre de 2016.

El Comité fue informado de la aplicación de las recomendaciones temporales formuladas por la Directora General apoyándose en el asesoramiento proporcionado por el Comité en sus cuatro reuniones precedentes. El Comité fue puesto al corriente de las novedades más recientes acerca de la propagación geográfica del virus de Zika, la evolución de la infección, la epidemiología, la microcefalia y otras complicaciones neonatales asociadas al virus de Zika, el síndrome de Guillain-Barré (SGB) y los conocimientos adquiridos acerca de la transmisión sexual del virus de Zika.

Los Estados Partes que se enumeran a continuación facilitaron información sobre la microcefalia, el SGB y otros trastornos neurológicos registrados en presencia de la transmisión del virus de Zika, así como sobre las medidas de control aplicadas: Brasil, Estados Unidos de América y Tailandia.

La emergencia de salud pública de importancia internacional (ESPII) declarada por la Directora General de la OMS ha propiciado una respuesta mundial urgente y coordinada y ha hecho comprender que la infección por el virus de Zika y las consecuencias conexas suponen un problema muy importante a largo plazo, que la OMS, los Estados Partes y otros asociados tienen que manejar del mismo que manejan otras amenazas planteadas por enfermedades infecciosas.

En primera instancia el Comité recomendó la declaración de una ESPII en febrero de 2016 sobre la base de la acumulación inhabitual de casos de microcefalia y otros trastornos neurológicos notificados en el Brasil, después de que en la Polinesia Francesa se hubiera notificado una acumulación similar y por la asociación geográfica y temporal con infecciones por el virus de Zika que justificaban la realización de una investigación urgente y coordinada. Dado que la investigación ha demostrado la vinculación entre la infección por el virus de Zika y la microcefalia, el Comité considera que en este momento se precisa un robusto mecanismo técnico a más largo plazo, que maneje la respuesta mundial.

En consecuencia, el Comité ha considerado que el virus de Zika y las consecuencias conexas siguen suponiendo un importante y duradero problema de salud pública que exige una intensa actuación, pero que ya no constituyen una ESPII según se define en el RSI. Siguen sin conocerse muchos aspectos de la enfermedad y de las consecuencias conexas, pero el mejor modo de lograrlo es mediante investigaciones sostenidas. El Comité recomendó que las investigaciones se intensificaran en el marco de un programa de trabajo duradero que contara con recursos para abordar a largo plazo la enfermedad y sus consecuencias conexas.

El Comité examinó las recomendaciones formuladas en sus reuniones precedentes y convino en que la OMS y sus asociados habían tenido en cuenta sistemáticamente sus opiniones. Además, el Comité examinó y aceptó el plan de transición de la OMS para el virus de Zika ideado para establecer el mecanismo de respuesta a más largo plazo que permitirá lograr los objetivos estratégicos ya especificados en el plan de respuesta estratégica al Zika.

Con arreglo a este asesoramiento, la Directora General declaró el final de la emergencia de salud pública de importancia internacional (ESPII). La Directora General publicó de nuevo las recomendaciones temporales formuladas en las reuniones precedentes del Comité, que se incorporarán al mecanismo de respuesta a más largo plazo. La Directora General dio las gracias a los miembros del Comité y a los asesores por las opiniones que habían facilitado a lo largo de todo el año.