Salud mental

Día Mundial de la Salud Mental 2015: Dignidad y Salud Mental

10 de octubre de 2015

En el artículo 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos se afirma que:
"Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos".

En el Preámbulo de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad se declara que:
"...la discriminación contra cualquier persona por razón de su discapacidad constituye una vulneración de la dignidad y el valor inherentes del ser humano".

¿Qué es la dignidad?

La dignidad se refiere al mérito y el valor inherentes de una persona y está estrechamente vinculada con el respeto, el reconocimiento, la autoestima y la posibilidad de tomar decisiones propias. Poder vivir con dignidad emana del respeto de los derechos humanos básicos, en particular:

  • la protección contra la violencia y el abuso;
  • la protección contra la discriminación;
  • la autonomía y libre determinación;
  • la inclusión en la vida de la comunidad; y
  • la participación en la formulación de políticas .

"Las personas con problemas de salud mental nos enfrentamos a niveles elevados de estigmatización y discriminación. Cuando nos tachan de tener un problema de salud mental, experimentamos marginación social: perdemos el trabajo, perdemos prestigio social y quedamos aislados de la familia y la sociedad".
Matrica Devkota, Nepal


Muchas personas con trastornos mentales ven pisoteada su dignidad

  • Con frecuencia son encerradas en instituciones donde quedan aisladas de la sociedad y sujetas a tratos inhumanos y degradantes.
  • Muchas sufren maltrato físico y emocional, abusos sexuales y abandono en hospitales y cárceles, pero también en el seno de sus comunidades.
  • A menudo se les priva del derecho de tomar decisiones por sí mismas. A muchas se les niega sistemáticamente el derecho de tomar decisiones sobre la atención y tratamiento de salud mental que reciben, el lugar donde quieren vivir y sus asuntos personales y financieros.
  • Se les niega el acceso a atención general y de salud mental. En consecuencia, tienen más probabilidades de morir prematuramente, en comparación con la población general.
  • A menudo se les priva de acceso a la educación y a oportunidades de empleo. La estigmatización y las ideas erróneas sobre los trastornos mentales implican que esas personas también sufren discriminación en el mundo laboral y se les niegan oportunidades de trabajar y ganarse la vida. Los niños con trastornos mentales también quedan con frecuencia excluidos de oportunidades educativas. Esto desemboca en marginación y en la exclusión de oportunidades laborales en etapas posteriores de la vida.
  • Se les impide integrarse plenamente en la sociedad. Se les niega la posibilidad de participar en asuntos públicos, de votar o presentarse a cargos públicos. No se les da la oportunidad de intervenir en la adopción de decisiones sobre cuestiones que les afectan, como reformas normativas, legislativas o de servicios en relación con la salud mental. Además, con frecuencia se les niega el acceso a actividades recreativas y culturales.

"Cuando se tienen problemas de salud mental, es una espada de doble filo. Estás marcado. Si vives en casa, estás marcado, y también en el sistema. No se respeta demasiado tu dignidad".
Usuario del servicio , Reino Unido


¿Cómo podemos promover los derechos y la dignidad de las personas con trastornos mentales?

Es necesario ofrecer en el sistema de atención de salud mejor apoyo y cuidados a las personas con trastornos mentales de las siguientes formas:

  • ofreciendo servicios comunitarios que partan de un enfoque de recuperación que inspire esperanza y apoye a las personas a conseguir sus objetivos y aspiraciones;
  • respetando la autonomía de las personas, en particular su derecho a tomar sus propias decisiones sobre el tratamiento y la atención que reciben; y
  • garantizando el acceso a atención de buena calidad que promueva los derechos humanos, sea receptiva a las necesidades de las personas y respete sus valores, decisiones y preferencias.

En la comunidad es necesario:

  • apoyar a las personas con trastornos mentales para que participen en la vida de la comunidad y reconocer el valor de su contribución;
  • respetar su autonomía para tomar decisiones por sí mismas, en particular sobre la manera en que decidan vivir y sus asuntos personales y financieros;
  • garantizar su acceso a empleo, educación, vivienda, apoyo social y otras oportunidades; e
  • incluir a las personas en la adopción de decisiones sobre cuestiones que les afectan, como reformas normativas, legislativas y de servicios en relación con la salud mental.

"La sala en la que yo estaba tenía estructuras carcelarias, con las famosas habitaciones de aislamiento en las que se deja a los pacientes echados en un suelo frío como el hielo cubierto de orina y heces y sin nada para cubrirse. Vivía en un lugar muy sucio, con inodoros atascados, puertas y ventanas rotas, uniformes rasgados, y a veces se dejaba desnudos a los pacientes…"
Sylvester Katontoka, Zambia


¿Qué hace la Organización Mundial de la Salud para promover la dignidad de las personas con trastornos mentales?

A través del proyecto Calidad y Derechos, la OMS se compromete a velar por que la dignidad de las personas con trastornos mentales se respete en todo el mundo.

El proyecto Calidad y Derechos promueve la dignidad:

  • Favoreciendo la inclusión política y social: colaborando con los gobiernos, los profesionales de la salud, las familias y las personas con trastornos mentales para dar voz a las opiniones de estas últimas en el ámbito normativo, de servicios y comunitario.
  • Promoviendo un enfoque de recuperación con respecto a la atención de salud mental: significa mucho más que simplemente tratar los síntomas. Significa fortalecer la capacidad de los agentes de salud mental para apoyar a las personas con trastornos mentales a fin de que puedan hacer realidad sus esperanzas y sueños, trabajar, disfrutar de familia y amigos, y vivir una vida plena y satisfactoria en su comunidad.
  • Apoyando la capacitación en materia de derechos humanos y la creación de capacidad: en el marco del proyecto Calidad y Derechos se han elaborado programas de formación para fortalecer la capacidad de las familias y los profesionales sanitarios de entender y promover los derechos de las personas con trastornos mentales, y cambiar las actitudes y prácticas hacia ellas.
  • Alentando la creación y fortalecimiento de grupos de apoyo mutuo y organizaciones de la sociedad civil: Calidad y Derechos ayuda a las personas con trastornos mentales y a sus familias a sentirse conectados mediante relaciones de apoyo mutuo y les da la oportunidad de promover los derechos y la dignidad de las personas con trastornos mentales.