Nutrición

Nutrición en las emergencias

El hambre y la malnutrición son endémicas entre las poblaciones refugiadas y desplazadas, que en la actualidad representan más de 40 millones en todo el mundo. Muchas de esas personas (lactantes, niños, adolescentes, adultos y ancianos) sufren uno o más de los múltiples tipos de malnutrición.

En las poblaciones afectadas por emergencias son frecuentes no solo la emaciación, sino también las carencias de yodo, vitamina A y hierro. Además, en las poblaciones totalmente dependientes de la ayuda alimentaria son frecuentes el escorbuto, la pelagra y el beriberi. La magnitud del riesgo de malnutrición en las emergencias depende de factores como la seguridad civil, la disponibilidad y accesibilidad de los alimentos, el acceso a los servicios de salud o la distribución de la asistencia.

Publicaciones

Compartir