Campos electromagneticos (CEM)

Campos electromagnéticos & salud pública:
Hornos microondas

Hoja informativa
Febrero 2005

¿QUÉ SON LAS MICROONDAS?

Las microondas son ondas de radio de alta frecuencia (campos de radiofrecuencia) y como la radiación visible (luz), son parte del espectro electromagnético. Las microondas son usadas principalmente para la difusión de TV, radar para la ayuda a la navegación aérea y marítima, y las telecomunicaciones incluyendo- los teléfonos móviles. También son usados en la industria para procesar materiales, en medicina para el tratamiento por diatermia y en las cocinas para la preparación de los alimentos.

Las microondas son reflejadas, transmitidas o absorbidas por los materiales en sus trayectorias, de manera similar a la luz. Los materiales metálicos reflejan totalmente las microondas mientras que los materiales no metálicos como el vidrio y algunos plásticos son mayormente transparente a las microondas.

Los materiales que contienen agua, por ejemplo los alimentos, los fluidos o los tejidos, rápidamente absorben la energía de las microondas, la cual después es convertida en calor. Esta Hoja Informativa trata la operación y los aspectos de seguridad de los hornos microondas usados en casa. Más detalles acerca de la naturaleza de los campos electromagnéticos y los efectos a la salud de los campos de radiofrecuencia y microondas están disponibles en las Hojas Descriptivas 182 y 183 de la OMS.

¿SON SEGUROS LOS HORNOS MICROONDAS?

Cuando se usan según las instrucciones del fabricante, los hornos microondas son seguros y convenientes para calentar y preparar una variedad de alimentos. Sin embargo, se necesitan tomar varias precauciones, específicamente con respecto a la exposición potencial a las microondas, quemaduras térmicas y la manipulación de los alimentos.

Seguridad de las microondas: El diseño de los hornos microondas asegura que las microondas estén contenidas dentro del horno y puedan solo estar presentes cuando el horno es encendido y la puerta esta cerrada. La fuga alrededor y a través de la puerta de vidrio esta limitado por el diseño a un nivel muy por debajo de los recomendados por los estándares internacionales. Sin embargo, la fuga podría ocurrir alrededor de hornos microondas dañados, sucios o modificados. Es por consiguiente importante que el horno sea mantenido en buen estado. Los usuarios deberían de revisar que la puerta se cierre apropiadamente y que los dispositivos del cerrojo de seguridad trabajen correctamente, encajando en la puerta para evitar la generación de las microondas mientras este abierta. La selladura de la puerta debería de mantenerse limpia y no debería haber ningún signo visible de daños a los sellos o el exterior del revestimiento del horno. Si algunas fallas se encuentran o partes del horno están dañados no se debería de usar hasta que haya sido reparado por un ingeniero de servicio calificado apropiadamente.

La energía del microondas puede ser absorbida por el cuerpo y producir calor en los tejidos expuestos. Los órganos con una pobre irrigación de la sangre y control de temperatura, como el ojo o el tejido sensible a la temperatura como los testículos tienen un mayor riesgo de daño por el calor. Sin embargo, el daño térmico ocurriría solamente como consecuencia de largas exposiciones a niveles de muy alta potencia, muy por encima de aquellos medidos alrededor de los hornos microondas.

Seguridad térmica: Lesiones por quemadura pueden resultar de la manipulación de los artículos calentados en un horno microondas, en la misma forma como los artículos calentados usando hornos o cocinas convencionales. Sin embargo, los alimentos calentados en un horno microondas presentan algunas peculiaridades. El agua hervida en una cocina convencional permite que el vapor escape a través de la acción de las burbujas cuando el agua empieza a hervir. En un horno microondas podría no haber burbujas sobre las paredes del contenedor y el agua estaría super caliente y repentinamente podría hervir. Este repentino hervir podría estallar por una sola burbuja en el líquido o por la introducción de un elemento extraño como una cuchara. Las personas han sido severamente quemadas por el agua super calentada.

Otra peculiaridad del microondas en la cocina se relaciona a la respuesta térmica de los alimentos específicos. Ciertos ítems con superficies no porosas (ej. hot dogs) o compuestos de materiales que calientan a diferentes tasas (ej. las yemas y claras de huevos) se calientan desigualmente y podrían explotar. Esto puede suceder si los huevos o las castañas son cocinados en sus cáscaras.

Seguridad de los alimentos: La seguridad de los alimentos es un importante tema de salud. En un horno microondas, la tasa de calentamiento depende del índice de la energía del horno y del contenido del agua, densidad y cantidad de alimento que está siendo calentado. La energía del microondas no penetra bien en las piezas mas gruesas de los alimentos y podría producir desigual cocción. Esto puede conducir a riesgos de salud si partes de los alimentos no son suficientemente bien calentadas para matar los microorganismos potencialmente peligrosos. A causa de la potencial desigual distribución de la cocción, los alimentos calentados en un horno microondas deben permanecer por varios minutos hasta que se complete la cocción, permitiendo que el calor se distribuya completamente en los alimentos.

Los alimentos cocinados en un horno microondas son tan seguros y tienen el mismo valor nutritivo, como los alimentos cocinados en un horno convencional. La principal diferencia entre estos dos métodos de cocina es que la energía del microondas penetra más profundamente dentro del alimento y reduce el tiempo para que el calor sea conducido a todo el alimento, de esta manera se reduce el tiempo total de cocción.

Sólo ciertos hornos microondas son diseñados para esterilizar artículos (por ejemplo, biberones de bebés). El usuario debería seguir las instrucciones del fabricante para este tipo de aplicación.

Malas interpretaciones: Para disipar algunas malas interpretaciones, es importante darse cuenta que el alimento cocinado en un horno microondas no se convierte en “radioactivo”. Ni ninguna energía de microondas permanece en la cavidad o el alimento después que el horno microondas es apagado. Al respecto, las microondas actúan como luz; cuando el foco de luz se apaga, la luz no permanece.

¿CÓMO TRABAJAN LOS HORNOS MICROONDAS?

Los hornos microondas domésticos operan en frecuencias de 2450 MHz en el rango de energía de 500 a 1100 vatios. Las microondas son producidas por un tubo electrónico llamado magnetrón. Una vez que el horno es encendido, las microondas se dispersan en la cavidad del horno y son reflejadas por un ventilador agitador de modo que las microondas sean propagadas en todas direcciones. Son reflejadas por las partes de metal de la cavidad del horno y absorbidas por el alimento. La uniformidad del calentamiento del alimento es usualmente asistido colocando al alimento sobre una plataforma rotatoria en el horno. Las moléculas de agua vibran cuando absorben la energía del microondas y la fricción entre las moléculas resulta en el calentamiento que cocina el alimento.

A diferencia de los hornos convencionales, las microondas son absorbidas solo en el alimento y no en los contornos de la cavidad del horno. Solo los platos y contenedores específicamente diseñados para cocinar en el microondas deberían ser usados. Ciertos materiales, como plásticos no adecuados para el horno microondas, podrían derretirse o explotar en llamas si se recalientan. Las microondas no calientan directamente los contenedores de alimento que están diseñados para cocinar en microondas. Estos materiales usualmente se calientan solamente por estar en contacto con el alimento caliente.

Los fabricantes de hornos no recomiendan operar un horno vacío. En la ausencia de los alimentos, la energía del microondas puede reflejar el fondo dentro del magnetrón y podría dañarlo.

Los usuarios de hornos microondas deberían leer cuidadosamente y cumplir con las instrucciones del fabricante porque los nuevos hornos microondas varían generalmente en diseño y funcionamiento. Mientras que la mayoría de los modernos hornos pueden tolerar algunos envases de alimentos hechos de metal, los fabricantes de hornos generalmente recomiendan no colocar metal en el horno, particularmente no cercanos a las paredes, porque esto podría causar arcos y daños eléctricos en las paredes del horno. También, porque el metal refleja las microondas, el alimento envuelto en papel metálico no llegará a cocinarse, mientras que el alimento que no es envuelto en papel metálico podría recibir más energía que la necesaria, causando una cocción desigual.

ESTÁNDARES INTERNACIONALES

Varios países, así como la Comisión Internacional Electrotécnica (IEC), el Comité Internacional sobre Seguridad Electromagnética (ICES) del Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (IEEE) y el Comité Europeo de Estandarización Electrotécnica (CENELEC), han establecido un límite de emisión del producto de 50 vatios por metro cuadrado (W/m2) en cualquier punto alejado 5 cm de las superficies externas del horno. En la práctica, las emisiones provenientes de los modernos hornos microondas están sustancialmente por debajo de este límite internacional y tienen cerrojos que previenen que las personas sean expuestas a las microondas mientras que el horno este encendido. Además, la exposición disminuye rápidamente con la distancia; ej. una persona a 50 cm del horno recibe alrededor de un centésimo de la exposición de microondas de una persona a 5 cm. de distancia.

Estos límites de emisión del producto están definidos con el propósito de las pruebas de conformidad del producto no específicamente para la protección de la exposición. La Comisión Internacional de Protección contra la Radiación No Ionizante (ICNIRP) ha publicado las recomendaciones sobre los límites de exposición para todo el espectro de CEM. Las recomendaciones para la exposición en el rango de las microondas han sido establecidos en un nivel que previene cualquier efecto adverso conocido a la salud. Los límites de exposición para los trabajadores y para el público en general se han establecido muy por debajo de los niveles para los cuales algún calentamiento peligroso pueda ocurrir de la exposición de microondas. El límite de emisión para los hornos microondas mencionado anteriormente es consistente con los límites de exposición recomendados por ICNIRP.

¿QUÉ ES LO QUE ESTA HACIENDO LA ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) a través del Proyecto Internacional CEM, ha establecido un programa para revisar los resultados de la investigación y realizar la evaluación de los riesgos de la exposición a los campos electromagnéticos en el rango de 0 a 300 GHz. Los riesgos a la salud provenientes de la exposición a los CEM están siendo evaluados por la OMS en colaboración con ICNIRP.

El Proyecto CEM tiene una página web con vínculos a las Hojas Descriptivas de la OMS sobre varios aspectos de la exposición a los CEM y la salud y publicados en múltiples lenguas (para mayor información ver http://www.who.int/docstore/peh-emf/publications/facts_press/fact_english.htm) Este sitio también proporciona información sobre el Proyecto, sus publicaciones y sus actividades científica y de información pública.

Traducido al Español por: Ing. Víctor Cruz O. y Srta. Ursula Cangahuala T.
Instituto Nacional de Investigación y Capacitación de Telecomunicaciones del Perú (INICTEL)

Compartir