Campos electromagneticos (CEM)

Agenda de investigación de la OMS 2003 sobre campos de radiofrecuencia


Epidemiología

Cuestiones generales:

  • El diseño de los estudios epidemiológicos deberá incluir población infantil en sus cohortes, y considerar variables que puedan ser más o menos específicas de ese grupo de población (como por ejemplo, el rendimiento escolar).
  • Deberá considerarse la viabilidad de estudios de grupos de población sometidos a niveles de exposición elevados y bien definidos (como las cohortes de trabajadores). El diseño de este tipo de estudios puede verse facilitado por la existencia de registros de poblaciones muy expuestas.
  • A la hora de planificar estudios epidemiológicos, los investigadores han de tener en cuenta la coordinación y la colaboración internacionales, distintas variables que no estén relacionadas con el cáncer (como por ejemplo, cataratas, hormonas o enfermedades crónicas), y posibles diferencias en las condiciones de exposición entre distintos países.

Estudios en curso:

  • Estudio internacional de casos y controles de tumores cerebrales y tumores de las glándulas parótidas.
  • Diseño y desarrollo de un dosímetro personal que facilite el diseño de estudios epidemiológicos de bases de zona y de otras fuentes fijas.

Necesidades urgentes o a corto plazo:

  • Estudios de exposición (en lugar de meras evaluaciones de fuentes) destinados a evaluar la exposición total individual. Este tipo de estudios incluye, entre otras cosas, la contribución relativa de la exposición en el trabajo y de la exposición en el domicilio, así como los efectos de la edad, el sexo y la movilidad. También es preciso evaluar las variaciones regionales. El diseño e interpretación de futuros estudios epidemiológicos dependerá de los resultados que arrojen los estudios que se inicien ahora.
  • Estudios complementarios sobre la evaluación de la exposición que permitan diseñar adecuadamente los estudios epidemiológicos relativos a la exposición en el trabajo y en el domicilio.

Necesidades futuras o a largo plazo:

  • Estudio prospectivo de gran envergadura de cohortes de usuarios de telefonía móvil que tenga en cuenta los datos sobre incidencia y mortalidad. La principal ventaja de este tipo de estudios es que se ocupan de un amplio espectro de parámetros. Además, pueden introducirse nuevas variables derivadas de otras actividades de investigación, incluso durante la realización del estudio. Se recomienda encarecidamente la colaboración internacional con el fin de aumentar el tamaño de las cohortes e investigar posibles relaciones con enfermedades poco frecuentes. Dado el largo periodo de tiempo que requieren los estudios prospectivos de cohortes, es preciso que este estudio se ponga en marcha inmediatamente.
  • El estudio de los efectos de fuentes de radiofrecuencias que no sean teléfonos móviles (por ejemplo, fuentes fijas) sobre el sueño y otros parámetros difícilmente objetivables, o sobre enfermedades crónicas, deberá realizarse mediante estudios epidemiológicos. En particular, deberán analizarse los posibles efectos de la exposición a largo plazo de todo el organismo a niveles ambientales.
Compartir