Campos electromagneticos (CEM)

Agenda de investigación de la OMS 2003 sobre campos de radiofrecuencia


Estudios de Laboratorio en animales

Cuestiones generales:

  • Los estudios en animales deberán realizarse, siempre que sea posible, con señales de radiofrecuencia comerciales apropiadas, y tales frecuencias no deberían ajustarse.
  • En los estudios iniciales de señales nuevas (como la banda ultra ancha) deberán utilizarse modelos animales capaces de proporcionar respuestas claras a la exposición a radiofrecuencias. Asimismo, esos modelos experimentales se utilizarán para investigar hasta qué punto la exposición a las radiofrecuencias puede producir efectos sinérgicos con agentes de los que se sabe que tienen actividad biológica.
  • Siempre que sea viable, el diseño de los estudios en animales deberá incluir información sobre la posible influencia de la edad del animal en la respuesta a las radiofrecuencias (por ejemplo, mediante la comparación entre animales jóvenes y adultos).
  • El posible papel del régimen de dosificación (por ejemplo la intermitencia o la duración) habrá de tenerse en cuenta en el diseño experimental.

Estudios en curso:

  • Dos estudios de biovaloración de gran envergadura realizados con roedores, basados en los criterios generales del Programa Nacional de Toxicología del Instituto Nacional de las Ciencias de Salud Ambiental de los Estados Unidos, uno de los cuales está siendo realizado por el propio Instituto. El tiempo diario de exposición a radiofrecuencias a que se someta a los animales deberá ser el máximo posible que permitan los criterios experimentales.
  • Estudios complementarios basados en modelos que guarden relación con las variables de valoración utilizadas en seres humanos (por ejemplo, Pim1, DMBA, ENU).
  • Estudios conductuales complementarios (por ejemplo, comportamiento en el laberinto).
  • Estudios para comprobar la reproductibilidad de los cambios detectados con relación a los efectos en el oído interno y la cóclea, las enfermedades neurodegenerativas, la respuesta térmica y las funciones cognitivas.
  • Estudios de los efectos de la edad tisular (tejidos jóvenes o tejidos viejos) y del estado de los tejidos (vivos o muertos) en las constantes dieléctricas, con el fin de que sirvan de base para el diseño y análisis de estudios en animales y en seres humanos.

Necesidades urgentes o a corto plazo:

  • Estudios complementarios de las investigaciones sobre el sistema inmunitario que indican que las radiofrecuencias tienen efectos sobre dicho sistema (por ejemplo, estudios rusos publicados hace varios años).
  • Estudios para evaluar la exactitud y reproductibilidad de los efectos publicados de las radiofrecuencias sobre la permeabilidad de la barrera hematoencefálica y sobre otras neuropatologías (por ejemplo, inflamación de la duramadre, neuronas oscuras).
  • Se recomienda la realización de estudios adicionales sobre los efectos de la exposición a radiofrecuencias en el sueño.
  • Realización de un mayor número de estudios cuantitativos sobre los efectos del calor en el desarrollo del sistema nervioso central del embrión y el feto, en especial de la corteza cerebral, que incluyan variables de valoración morfológicas y funcionales.

Necesidades futuras o a largo plazo:

  • Cuando los resultados de estudios celulares, biofísicos o teóricos indiquen que un nuevo tipo de señal radioeléctrica puede producir una actividad biológica específica, esta nueva señal deberá estudiarse, en primer lugar, mediante biovaloración a gran escala en roedores u otros modelos animales que guarden relación con las variables de valoración utilizadas en seres humanos, de forma análoga a los estudios descritos anteriormente.
  • Deberán realizarse más estudios para determinar los efectos del calentamiento localizado, prolongado o crónico, a temperaturas inferiores a 41ºC. Habrá que prestar especial atención a la evaluación cuantitativa de los daños histológicos, de los cambios funcionales y de las lesiones fácilmente observables.
Compartir