Salud sexual y reproductiva

Enfoque Estratégico de la OMS para fortalecer políticas y programas de salud sexual y reproductiva

Frente al imperativo de materializar los ideales de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo (CIPD) y otras cumbres mundiales del último decenio, los encargados de la adopción de decisiones y los responsables de programas relacionados con la salud sexual y reproductiva se preguntan cómo pueden:

  • mejorar el acceso a los servicios de planificación familiar y otros servicios de salud sexual y reproductiva, y aumentar su calidad;
  • aumentar la proporción de partos atendidos por personal calificado y fortalecer los sistemas de envío de pacientes;
  • reducir el recurso al aborto y mejorar la calidad de los servicios de atención del aborto existentes;
  • proporcionar información y servicios que respondan a las necesidades de los jóvenes;
  • proporcionar información y servicios que respondan a las necesidades de los jóvenes;
  • integrar la prevención y el tratamiento de las infecciones del aparato reproductor, en particular la causada por el VIH y el sida, en otros servicios de salud sexual y reproductiva.

Un proceso de tres etapas

Con el fin de obtener ayuda para responder a estas y otras preguntas conexas, 25 países han recurrido al enfoque estratégico para fortalecer políticas y programas de salud sexual y reproductiva, patrocinado por la OMS. Los programas de atención de la salud del sector público, en colaboración con organizaciones no gubernamentales y organismos internacionales, aplican habitualmente el enfoque estratégico.

Se prevé un proceso de tres etapas para ayudar a los países a evaluar sus necesidades y prioridades en materia de salud reproductiva, poner a prueba políticas y adaptaciones de programas con miras a atender esas necesidades y, posteriormente, ampliar las intervenciones que hayan resultado eficaces.

Conceptos y prácticas

El enfoque estratégico combina conceptos y prácticas de la salud pública y de las ciencias sociales y administrativas con las características principales de los principios de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo:

  • un proceso de aplicación gradual que establece vínculos entre las fases de evaluación, prueba y ampliación;
  • un marco de sistemas que pone de relieve los factores pertinentes para la toma de decisiones acerca de los servicios apropiados;
  • un concepto de salud reproductiva en el que se tienen en cuenta los derechos reproductivos, la igualdad de género y el fortalecimiento de la capacidad de las personas para actuar y tomar decisiones;
  • un énfasis en la mejora del acceso equitativo a la atención sanitaria y de su calidad, de forma que los servicios se centren en los usuarios y respondan a las necesidades de la comunidad;
  • un proceso participativo en el que se tienen en cuenta las preocupaciones de todas las partes interesadas pertinentes;
  • la implicación del país en el proceso y los resultados.
Compartir