Mensajes básicos

1. Los traumatismos causados por el tránsito son un grave motivo de inquietud para el desarrollo y la salud en el mundo.

Casi 1,3 millones de personas en el mundo mueren cada año a raíz de accidentes de tránsito, lo que convierte a los traumatismos causados por el tránsito en la décima causa principal de defunción a nivel mundial. Más del 90% de las defunciones y traumatismos causados por el tránsito ocurren en países de ingresos bajos y medianos. En todo el planeta los accidentes de tránsito se han convertido en la principal causa de defunción entre los jóvenes de 15 a 29 años de edad. Cerca de la mitad de las víctimas mortales que se cobran las vías de tránsito del mundo entero son peatones, ciclistas o motociclistas y varios otros millones de personas sufren traumatismos y a menudo quedan discapacitadas para toda la vida. Además del dolor y los sufrimientos que acarrean, los accidentes de tránsito provocan enormes pérdidas económicas para las víctimas, sus familias y el conjunto de las naciones: en gran parte de los países representan del 1% al 3% del producto nacional bruto, un porcentaje que en algunos casos puede llegar al 5%.

2. Los traumatismos causados por el tránsito pueden prevenirse.

Hay pruebas irrefutables de cuáles son las medidas eficaces para prevenir las defunciones y los traumatismos causados por el tránsito. Los países que más han avanzado en la esfera de la seguridad vial lo deben al hecho de haber conseguido la participación de todos los sectores sociales relevantes. Los ingredientes básicos para lograr buenos resultados son: la promulgación y aplicación de una normativa completa en torno a factores fundamentales como la conducción bajo los efectos del alcohol, el exceso de velocidad y el uso del cinturón de seguridad y el casco; vías de tránsito y vehículos seguros; y un sistema eficaz de atención de emergencia. Aun así, quedan aspectos por mejorar en todos los países del mundo para evitar que se sigan produciendo estos trágicos traumatismos y defunciones.

3. El Decenio de Acción para la Seguridad Vial es una oportunidad para salvar millones de vidas.

El Decenio proporciona un marco para que los países y comunidades potencien las medidas destinadas a salvar vidas en las vías de tránsito de todo el mundo. El Grupo de colaboración de las Naciones Unidas para la seguridad vial ha elaborado, mediante un amplio proceso de consulta, el Plan Mundial para el Decenio de Acción para la Seguridad Vial, cuyo objetivo es indicar a los Estados Miembros y sus asociados una serie de medidas que pueden tomar en consideración. Las categorías de actividades, o «pilares», del Plan Mundial son las siguientes: el fortalecimiento de la capacidad de gestión de la seguridad vial; la mejora de la seguridad de la infraestructura viaria y las redes de transporte en general; el perfeccionamiento de la seguridad de los vehículos; la mejora del comportamiento de los usuarios de las vías de tránsito; y la mejora de la prestación de los servicios de emergencia y de otros servicios posteriores a los accidentes. Los gobiernos, los organismos internacionales, las organizaciones de la sociedad civil, el sector privado y otros interesados están invitados a utilizar este Plan Mundial para definir el conjunto de medidas que pondrán en práctica durante el Decenio.

Compartir