Determinantes sociales de la salud

Subsanar las desigualdades en una generación - ¿Cómo?


Luchar contra la distribución desigual del poder, el dinero y los recursos

La inequidad de las condiciones de vida está determinada por estructuras y procesos sociales más profundos. La inequidad es sistemática, es el resultado de normas, políticas y prácticas sociales que toleran o incluso favorecen una distribución injusta del poder, la riqueza y otros recursos sociales, y del acceso a éstos. La Comisión pide:

  • que la equidad sanitaria sea un criterio de evaluación de la actuación de los gobiernos;
  • que se cree capacidad nacional para aplicar un régimen impositivo progresivo;
  • que se cumplan los compromisos adquiridos aumentando la ayuda mundial hasta el 0,7% del PIB;
  • que se evalúen las consecuencias de los principales acuerdos económicos mundiales, regionales y bilaterales en la equidad sanitaria;
  • que se refuerce el liderazgo del sector público en la prestación de bienes y servicios básicos esenciales para la salud y en el control de artículos que dañan la salud;
  • que se aprueben y apliquen leyes que promuevan la equidad de género;
  • que se cree y se financie una unidad dedicada a la equidad de género;
  • que la contribución económica del trabajo doméstico, la asistencia a otras personas y el trabajo voluntario se incluya en las cuentas nacionales;
  • que se garantice la representación justa de todos los grupos de la sociedad en la toma de decisiones;
  • que se permita que la sociedad civil pueda organizarse y actuar de forma que se promuevan y respeten los derechos políticos y sociales que afectan a la equidad sanitaria;
  • que las Naciones Unidas hagan de la equidad social un objetivo fundamental de los programas de desarrollo mundial y utilicen un marco basado en indicadores de los determinantes sociales para medir los progresos realizados.
Compartir