Tuberculosis (TB)

HABLEMOS DE TUBERCULOSIS Y VIH


Aspectos terapéuticos

  • Incluso en pacientes infectados por el VIH, la TB puede curarse administrando una combinación de antibióticos potentes durante un periodo de 6 a 8 meses.
     
  • Está demostrado que el tratamiento adecuado de la TB en pacientes infectados por el VIH prolonga su vida en al menos 2 años.
     
  • La TB debe diagnosticarse y tratarse lo antes posible, con el fin de atenuar los daños, reducir el riesgo de transmisión y asegurar que los contactos de los casos infecciosos puedan ser captados para realizarles pruebas de detección y ser tratados en caso de necesidad.
     
  • El uso incorrecto de los medicamentos antituberculosos puede hacer que la bacteria tuberculosa se vuelva resistente.
     
  • La TB multirresistente aparece cuando las bacterias se vuelven resistentes a los dos antituberculosos de primera línea más potentes (la isoniazida y la rifampicina). La TB multirresistente requiere un tratamiento más prolongado con fármacos de segunda línea, que son más caros y tienen más efectos colaterales.
     
  • La TB extensivamente resistente aparece cuando estos fármacos de segunda línea no se utilizan adecuadamente, por lo que también se vuelven ineficaces. Como estos casos son resistentes a los fármacos de primera y segunda línea, las opciones terapéuticas se ven seriamente limitadas y el riesgo de muerte es extremadamente elevado, sobre todo en pacientes infectados por el VIH.
     
  • Tanto la TB multirresistente como la extensivamente resistente pueden transmitirse de persona a persona.
     
  • Cada año se producen aproximadamente 420 000 casos de TB multirresistente y 30 000 de TB extensivamente resistente.
     
Compartir