Tuberculosis (TB)

Definiciones

Un tubo intravenoso
OMS/Dominic Chavez
Un tubo intravenoso destinado a Dimitry Gagarin en el Centro Nacional de la Lucha contra la Tuberculosis en Almaty, Kazajstán.

Tuberculosis multirresistente

La tuberculosis multirresistente es una forma de tuberculosis que no responde al régimen de tratamiento estándar de seis meses en que se utilizan fármacos de primera línea (o sea que es resistente a la isoniazida y a la rifampicina). Puede llevar dos años tratarla con fármacos que son más tóxicos y 100 veces más caros. Si los medicamentos contra la tuberculosis multirresistente no se administran correctamente, puede desarrollarse una resistencia aun mayor.

Tuberculosis ultrarresistente

La tuberculosis ultrarresistente es una forma de tuberculosis causada por bacterias resistentes a todos los fármacos más eficaces (es decir, una tuberculosis multirresistente a la que se suma la resistencia a cualquier fluoroquinolona y a cualquiera de los medicamentos antituberculosos inyectables de segunda línea: amikacina, kanamicina o capreomicina).

Estrategia Alto a la Tuberculosis

La estrategia Alto a la Tuberculosis tiene por objeto reducir sustancialmente la carga mundial de tuberculosis para 2015, y consta de 6 componentes:

  • proseguir la expansión y el mejoramiento de un DOTS de calidad;
  • abordar cuestiones relativas a la tuberculosis/VIH, la tuberculosis multirresistente y las necesidades de las poblaciones pobres y vulnerables;
  • contribuir al fortalecimiento de los sistemas de salud sobre la base de la atención primaria de salud;
  • incorporar a todo el personal de salud;
  • empoderar a los afectados por la tuberculosis y a las comunidades por medio de alianzas;
  • posibilitar y promover las investigaciones.

DOTS

El DOTS, con sus cinco elementos básicos, es el primer componente de la estrategia Alto a la Tuberculosis.

  • compromiso político para garantizar una financiación suficiente y sostenida;
  • detección y diagnóstico tempranos de casos mediante pruebas bacteriológicas de calidad garantizada;
  • tratamiento normalizado, con supervisión y apoyo al paciente;
  • sistema eficaz de suministro y gestión de los medicamentos;
  • vigilancia y evaluación del desempeño y el impacto.
Compartir