Iniciativa Liberarse del Tabaco

Introducción: las investigaciones rigurosas no dejan lugar a dudas

No hay duda: respirar el humo de tabaco ajeno es muy peligroso para la salud. Causa cáncer, así como muchas otras serias enfermedades del aparato respiratorio y cardiovascular en niños y adultos, frecuentemente llevándoles a la muerte. No hay nivel libre de riesgo para la exposición de los seres humanos al humo de tabaco ajeno.

Estas son las indiscutibles conclusiones a las que han llegados las autoridades sanitarias nacionales e internacionales, respaldadas por los resultados de extensas investigaciones seriamente revisadas, publicadas a lo largo de muchos años. Tres recientes publicaciones nos recuerdan estos hechos:

Compartir

Estudios rigurosos muestran que:

Más información