Iniciativa Liberarse del Tabaco

Evasión fiscal, y producción y distribución ilícitas

Los impuestos sobre el tabaco y los sistemas fiscales pueden crear incentivos financieros para quienes se dedican a actividades legales e ilegales a fin de reducir sus obligaciones fiscales (evasión de impuestos) o eludirlas por completo (fraude fiscal). Sin embargo, estudios realizados han demostrado que hay diversos factores, como la corrupción, las deficiencias del sistema aduanero, la lentitud de los procesos judiciales, la benevolencia de las penas y la falta de comunicación y colaboración entre países vecinos que tienen una importancia igual o mayor a la hora de explicar el alcance de esas actividades. A fin de cuentas, la salud pública, y también los gobiernos, pagan un elevado precio, dado que el fraude y la evasión socavan la lucha antitabáquica y conllevan pérdidas importantes de ingresos para las arcas públicas.

La evasión fiscal es una actividad legal que permite a los productores de tabaco o a los individuos reducir sus obligaciones fiscales. Por un lado, los sistemas fiscales crean lagunas legales que los productores aprovechan para evadir impuestos, por ejemplo, diferenciando las características de las marcas para dirigirlas hacia tramos fiscales más bajos. Por otro lado, los diferenciales fiscales incitan a los individuos a comprar productos de tabaco para su consumo personal en jurisdicciones fiscales con impuestos más bajos, dentro de límites cuantitativos legales.

Compartir