Iniciativa Liberarse del Tabaco

Vigilar y combatir la industria del tabaco

Entender las prácticas de la industria del tabaco es crucial para el éxito de las políticas antitabáquicas. A ese respecto, también es importante comprender que los productos de tabaco son los únicos productos legalmente disponibles capaces de provocar la muerte de la mitad de las personas que los consumen habitualmente, al utilizarlo siguiendo las recomendaciones del fabricante. Reconociendo esa realidad, y de acuerdo con el mandato de los Estados Miembros, la OMS vigila las actividades y las prácticas de la industria tabacalera, que hace ver a la comunidad internacional, con arreglo a la Resolución 54.18 de la Asamblea Mundial de la Salud y el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT de la OMS).

Ese proceso de seguimiento consta de dos elementos importantes: la vigilancia y la reglamentación.

En lo que respecta a la vigilancia, la OMS realiza un esfuerzo permanente por controlar y, llegado el caso, combatir las actividades de la industria tabacalera que interfieren con la formulación de políticas de salud pública. También publica informes y mantiene una base de datos de las actividades, actuaciones y campañas de la industria tabacalera encaminadas a socavar la lucha antitabáquica mundial.

En cuanto a la reglamentación, a través de sus redes, la OMS presta apoyo a las actividades destinadas a regular el contenido, las emisiones, el empaquetado y el etiquetado de los productos de tabaco. Dos de esas redes son el Grupo de Estudio de la OMS sobre Reglamentación de los Productos de Tabaco (TobReg), creado en 2003 por la Directora General, y la Red OMS de Laboratorios de Análisis de Tabaco (TobLabNet), creada en 2005 en consonancia con los objetivos y las metas del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco.

Compartir