Enfermedades tropicales desatendidas: preguntas más frecuentes

¿Qué son las enfermedades tropicales desatendidas?

Las enfermedades tropicales desatendidas son principalmente enfermedades infecciosas que proliferan en entornos empobrecidos, especialmente en el ambiente caluroso y húmedo de los climas tropicales.

La mayoría son enfermedades parasitarias transmitidas por insectos, como mosquitos, simúlidos, flebótomos, la mosca tsetsé, la vinchuca y las llamadas moscas de suciedad. Otras se propagan por el agua contaminada y el suelo infestado por huevos de gusanos.

Los ciclos de transmisión se perpetúan por efecto de la contaminación ambiental, y esta se ve perpetuada a su vez por las malas condiciones de vida y de higiene. Aunque en otro tiempo muy extendidas, estas enfermedades se concentran ahora en los entornos de pobreza extrema. En otros lugares, en amplias partes del mundo, han desaparecido de forma gradual, paralelamente a la mejora del nivel de vida y la higiene.

Los ciclos de transmisión se perpetúan por efecto de la contaminación ambiental, y esta se ve perpetuada a su vez por las malas condiciones de vida y de higiene. Aunque en otro tiempo muy extendidas, estas enfermedades se concentran ahora en los entornos de pobreza extrema, en los tugurios urbanos y en las zonas de conflicto, y se ven favorecidas por el empobrecimiento de la población.

En otros lugares, en amplias partes del mundo, han desaparecido de forma gradual, paralelamente a la mejora del nivel de vida y la higiene.


* La lista no es exhaustiva y presenta diferencias regionales y nacionales. La OMS está centrando ahora su interés en lo siguiente:

Las enfermedades que pueden ser tratadas por grupos y que abarcan las helmintiasis transmitidas por el suelo, la filariasis linfática, la oncocercosis, la esquistosomiasis, la dracunculosis, las helmintiasis zoonóticas, el dengue y el dengue hemorrágico, la rabia y el pian;

Las enfermedades no manejables que exigen tratamiento específico son por ejemplo la leishmaniasis, la tripanosomiasis africana humana, la enfermedad de Chagas y la úlcera de Buruli.

Compartir

Última actualización:

6 de diciembre de 2010 18:01 CET